Si hay algo en lo que siempre han destacado los fabricantes de coches italianos es es hacer coches pequeños. El más carismático de todos es el Fiat 500, que lleva más de 60 años, no consecutivos, en el mercado.

¿Cómo encajar esos coches pequeños de ámbito urbano, con tanta historia detrás y tan significativos, en un mundo que ha tendido hacia coches más grandes? Pues convirtiéndolos en SUV.

El Fiat 500X es uno de ellos. El mejor ejemplo del mercado de cómo hacer evolucionar a todo un icono de la industria italiana. Llegó al mercado en 2015, no demasiado tarde al segmento de los SUV pequeños, que ahora son el tipo de coche que más se vende. Supo apostar por un enfoque diferenciado, sin perder la esencia del modelo en que partía.

No hace mucho llegó su puesta al día. Con novedades discretas en cuanto a diseño, pero con una vuelta de tuerca completa a la gama mecánica, sobre todo a los bloques de gasolina como el que probamos hoy. ¿Es interesante su compra? Vamos a analizarlo a fondo.

Exterior

El Fiat 500X se lanzó al mercado con un anuncio muy directo: un Fiat 500 X “tomaba” una pastilla azul vigorizante y comenzaba a muscularse. Frente al público mayoritariamente femenino que adoraba el Fiat 500 y el Fiat 500L, la X pretendía conquistar a los hombres sin perder la esencia del Cinquino.

Se trata de un SUV pequeño que se ofrece con dos “sabores”. Por un lado el acabado Urban, más enfocado a un mundo urbano y por otro este 500X Cross, con un aspecto más de todocamino. ¿He dicho dos? Bueno, luego se sumaron a la gama una versión más equipada del primero, denominada Lounge, y el 500X Sport, más deportivo.

¿Novedades de la actualización? Pues más bien pocas. El coche mide prácticamente lo mismo, hasta los 4,26 metros de longitud, lo que lo convierte en uno de los mayores del segmento de los SUV pequeños. La anchura es de 1,79 metros y es 1,59 metros de alto.

Lo que está claro Fiat 500 con esteroides sigue conquistando al público. Tanto en Europa como en otros mercados se vende bastante bien. Mi mujer, nada más verlo dijo que era “muy mono”. Con esas mismas palabras. Copia la forma del 500 y le añade toques de SUV.

En la actualización más reciente se introdujeron las luces diurnas por LED, los paragolpes más agresivos, que en las versiones Cross tienen protectores en plata pero sin perder el tono simpático del 500 original, como en el doble bigote con el detalle cromado. Por cierto, las ópticas principales son también Full LED, pero son opcionales y cambia bastante el aspecto del coche. Son parte del Pack Full Light Cross, que suma esa tecnología en los faros antiniebla.

En un intenso color azul Italia, no cambia apenas la silueta, los detalles cromados en manillas o este que recorre todo el marco de las ventanillas y nuevos diseños de llantas (las de esta unidad son de 18 pulgadas y hay que pagarlas aparte).

En la zaga, hay también novedades. Me gustó particularmente el diseño de los faros, que copia del pequeño 500 y que deja el interior en color de la carrocería. Integra intermitentes o la luz trasera de manera poco corriente. Tiene un pequeño alerón sobre el portón, también detalles cromados y un protector de bajos en plata en toda la parte inferior.

Interior

Si por fuera es mono, por dentro más. Y es que el aspecto es muy distinto a todas las tendencias del mercado. Vamos a empezar por una de las cosas más importantes, a mi juicio, que es cómo vas sentado en el coche. Se trata de una postura muy de SUV, muy erguida, no es fácil ir bajo ya que la regulación no lo permite.

Los asientos son cómodos, aunque tiran a duros, y cuentas con una anchura suficiente para dos pasajeros y altura más que suficiente. No es que sujeten mucho el cuerpo, sobre todo con esta tapicería en piel. Pueden también contar con ajuste lumbar eléctrico e incluso con calefacción, dentro del apartado de opcionales.

En cuanto a la disposición de elementos, es bastante clásica. El volante, quizá demasiado grueso, es compartido con el Jeep Renegade, si bien cambia un poco la forma interior, más redonda en este, y el tercer radio.

A través de él vemos el cuadro de instrumentos, que combina dos relojes clásicos analógicos, con el velocímetro y el cuentarevoluciones. Flanquean a na pantalla de central donde tienes mucha información del vehículo. Desde los datos del viaje, estado del coche, navegación, diferentes sistemas de seguridad del vehículo…

Antes de pasar a hablar del resto del salpicadero, vamos a hablar de materiales. Se emplea algún plástico blando en las partes superiores o en las puertas y molduras en el color de la carrocería que aportan un toque muy sugerente. Cuando vamos más hacia abajo ya encontramos plásticos duros y algunos ajustes que podían ser mejores.

Otra de las novedades fue la nueva pantalla táctil de 7 pulgadas con el sistema multimedia Uconnect. No es malo, responde bastante bien, pero creo que de igual modo que se cuida la estética del coche habrían de detenerse ligeramente en mejorar la apariencia de menús y demás. Cuanta con Bluetooth, Apple CarPlay, Android Auto e incluso la radio DAB. También integra, en esta unidad, navegador y cámara de visión trasera… con una resolución mejorable.

Más: Conserva mandos de la climatización, muy grandes, cómodos justo debajo empieza la parte práctica, con tomas USB, Aux y de 12V y un espacio para dejar, por ejemplo, el móvil, ante el selector del cambio. Contamos  con un espacio muy liberado entre los asientos, gracias al freno de estacionamiento eléctrico y un par de reposabebidas.

También un cofre que no destaca por amplitud y que se une a las clásicas bolsas de las puertas y la guantera. Perdón. Guanteras, porque en la parte superior hay otro hueco con un tamaño considerable.

Detrás, un poco lo habitual de segmento. Espacio óptimo para dos, pero justo para tres. Quizá su punto más débil es la entrada y salida, ya que el espacio que deja libre se reduce en la parte alta debido a la forma de la carrocería. Además, hay bastante chapa, por lo que es fácil mancharse al entrar y salir.

Los pasajeros tienen asidero, que no todos los coches tienen, ojo si vas a llevar a personas mayores porque es útil para que se ayuden a entrar y salir del coche, una toma USB al final de la consola central y estas redes donde puedes dejar algún onjeto en un viaje. ¿Algo que echemos de menos? Pues las salidas de aire.

Maletero

Para el tamaño del coche no hay mucho espacio de carga. Ofrece 350 litros, ya que las formas de la carrocería hacen que no se pueda aprovechar mucho. Pero tiene una ventaja que he descubierto estos días conduciéndolo. Puedes abrir el portón incluso con el coche muy pegado a una pared, pues apenas sobresale de la carrocería.

¿Detalles útiles? Pues nos ha gustado el doble fondo, que resulta muy práctico Cuando pones el piso en la parte superior consigues, al abatir los respaldos de los asientos traseros, que están divididos en dos partes, como es habitual, de 1.000 litros de capacidad.

Por lo general está bien rematado, pero echamos de menos algún gancho para sujetar los bultos y el borde de carga queda un poco alto, lo que demuestra, de nuevo, que en este coche el diseño condiciona la practicidad.

Equipamiento

La gama del 500X, además de dos tipos de carrocería, contempla varios niveles de equipamiento. Nuestra unidad de prueba cuenta con el nivel Cross, que es bastante completo… y además es posible sumarle un buen número de elementos de equipamiento opcional.

En un Fiat 500X Cross encuentras de serie la gran mayoría de elementos diferenciadores que señalábamos en el apartado del exterior, los cristales traseros oscurecidos, llantas de 17 pulgadas.. y ya en el interior el climatizador bizona, el sistema multimedia con pantalla de 7 pulgadas y navegador (compatible con Apple CarPlay y Android Auto y que incluye cámara de visión trasera), sensores de aparcamiento traseros, ordenador de viaje o el control de crucero.

Hay que pagar un extra por algunos detalles que ves en las imágenes. Es el caso de los faros LED –muy recomendables–, o los faros antiniebla. Las llantas de 18 pulgadas también exigen buscar entre los opcionales y también por comodidades como los asientos tapizados en piel calefactados, el asistente al aparcamiento, sensor de lluvia o el sistema de audio formado por Beats. El acceso sin llave y arranque por botón o ayudas como el control de crucero adaptativo y el siempre aconsejable detector de objetos en ángulo muerto son también opcionales.

Asociado al motor 1.3 de gasolina que ahora te detallaremos en detalle el precio recomendado asciende a 26.950 euros. Se trata de una cifra que puede parecer alta (y que lo es más cuando sumas los más de 4.000 euros que tiene de opcionales), pero está lejos de la realidad que te encontrarás en el concesionario.

Hemos visto las ofertas de Fiat 500X que los concesionarios oficiales de la marca publican en nuestra sección de coches nuevos y este precio puede rebajarse de manera muy significativa. A las promociones de la propia marca se añaden los descuentos aplicados en cada concesión.

Ojo, las tarifas que ves pueden llevar aparejada alguna obligación, como la de financiar el coche con la marca. Recuerda también que puedes emplear nuestro comparador de seguros para dar con la póliza que mejor se ajusta a tus necesidades y presupuesto.

Motor

Aquí bajo el capó llega una de las novedades más importantes respecto al modelo que sustituyó. Había que cumplir con la normativa antocontaminación Euro 6d-TEMP y el nuevo ciclo de homologación WLTP y de ahí que estrenase nuevos motores de gasolina, de la familia Firefly.

Por un lado, un motor de tres cilindros 1.0 con 120 CV y por encima este, un tetracilíndrico 1.3 que entrega 150 CV y que se asocia, como hemos visto, al cambio automático de doble embrague DCT.

Se trata de un bloque de 1.332 cc, que aporta sus 150 CV de potencia máxima a 5.250 rpm, con 270 Nm a 1.850 rpm. Con 1.320 kg de peso, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos y alcanzar los 200 km/h. El consumo combinado en ciclo WLTP es de 6,7 l/100 km, lo que equivale a 152 gramos de emisiones de CO2 por km.

Si lo prefieres diésel en este momento la gama se reduce al 1.3 Multijet con 95 CV como opción más económica o el 1.6 Multijet de 120 CV con cambio manual o de doble embrague DCT. Ya no está en el configurador el 2.0 Multijet de 150 CV con tracción total. Parece que dejan lo de andar por zonas complicadas a su hermano, el Jeep Renegade. Toca pues ver qué tal va en carretera el Fiat 500X con el propulsor de gasolina.

Comportamiento

Cuando probé el Fiat 500X me pareció un todocamino de los más dinámicos de su segmento. Cierto es que aquello fue hace cinco años y ahora hay muchos más rivales, con enfoques similares. Sigue siendo su puesta a punto, sobre todo en este acabado Cross, apostando por la estabilidad, con una suspensión firme que controla los balanceos en curva… a costa de tener una suspensión algo seca en baches o en los típicos badenes que te encuentras por la calle.

La verdad, llama la atención que un todocamino apueste por una suspensión de ese tipo, sobre todo cuando es la versión más indicada, en teoría, para circular por caminos en mal estado. Influyen en esto también las llantas de 18 pulgadas y perfil bajo. Y es que la orientación del 500X está orientada al asfalto. Puedes aventurarte por caminos, como lo harías con un turismo, que no te engañen las molduras.

El motor 1.3 de 150 CV mueve al coche con suficiencia. Mantienes velocidades en autovía sin problema, no es un coche que se te vaya a quedar corto si te enfrentas a un viaje. Con esta combinación de motor y chasis podrías pensar en un vehículo de corte deportivo, pero no te engañes. De hecho ahí está la dirección para indicártelo, muy asistida y en absoluto informativa. Y el cambio.

Esta caja de doble embrague me ha dado la sensación de que no aprovecha al motor como debería. Es cómoda llevando el coche en ciudad o cuando conduces de manera relajada, pero cuando quieres ir a un ritmo más animado no se muestra eficaz. Puedes jugar con las levas tras el volante, jugando con el modo manual, pero incluso así nos ha parecido lenta.

Podríamos pensar que ese cambio automático se ha configurado así para gastar menos. Pero no es este un motor que se demuestre eficiente. Aceptaríamos 7 l/100 km a los 100, pero cuesta mucho moverse por debajo de 8 l/100 km. Y ya si eres decidido, se va todavía a cifras más elevadas.

El gasto de combustible y el cambio nos hace preguntarnos si será más aconsejable en motor 1.0, que sí se puede elegir con la transmisión manual… y sale más económico. Conociendo que los tricilíndricos suelen ser más sensibles al uso, habría que probarlo para sacar conclusiones.

Opinión coches.com

Las marcas nos venden que los SUV pequeños son coches pensados para la ciudad con los que, además, puedes salir por el monte. Y, curiosamente, este Fiat 500X no destaca en ninguno de los dos aspectos. En ciudad con este motor nos parece que gasta demasiado y no es especialmente ducho a la hora de afrontar caminos: ya no se ofrece con tracción total y con llanta de 18 pulgadas no resulta especialmente cómodo en firmes rotos.

Eso sí, el comportamiento del coche nos ha gustado mucho en carretera, donde el mayor pero que se le puede poner es la caja automática, pero donde se muestra aplomado y seguro de reacciones.

Por lo demás, salta a la vista. Un diseño muy diferenciado, que funciona, si bien penaliza algo la practicidad. Un precio (hay que mirarlo con descuentos siempre) que es competitivo para todo lo que ofrece y unas posibilidades de personalización realmente amplias.

La puesta al día le sentó bien, pero a nuestro juicio podría ganar de haber ahondado en mejoras algunos materiales del interior y en mejorar la insonorización, que si bien no es mala, sí es mejorable. Las mejoras de conectividad son buenas, pero es un apartado en el que deben mejorar también, no tanto a nivel funcional como de manejo.

Fiat 500X 1.3 Firefly 150 CV DCT Cross 2WD
7.1 Nota
Lo mejor
  • Diseño atractivo y diferente
  • Interior bien resuelto
  • Posibilidades de equipamiento y personalización
Lo peor
  • Consumos elevados, sobre todo en ciudad
  • Menús del sistema de infoentretenimiento mejorables
  • Escasas posibilidades offroad
Diseño8.5
Habitabilidad7
Acabados6.5
Maletero6.5
Equipamiento7.5
Motor6.5
Comportamiento7
Calidad Precio7

Galería de fotos:

Ver galeria (56 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta