Situémonos. En el interior de la fábrica de Pomigliano, a las afueras de Nápoles, se vive una auténtica revolución para acoger la presentación internacional del nuevo Fiat Panda que se fabrica en esas instalaciones.

Sergio Marchionne en la presentación del Fiat Panda

La estrategia industrial parece dar la espalda a la tendencia deslocalizadora imperante, de llevar fábricas al este de Europa o a Asia. De hecho, el anterior Panda, líder de su segmento en Europa desde 2003, se fabricaba en la ejemplar fábrica de Polonia. Ahora, tras una inversión superior a los 100 millones de euros, vuelve a Italia.

Una decisión así hay que explicarla bien, y quién mejor que el gran CEO de Fiat – Chrysler, Sergio Marchionne, para explicar los pormenores. “Era una solución difícil trasladar la producción del nuevo Panda a una fábrica nueva, pero tenían el deber moral de mejorar el bienestar de los que trabajan aquí y el deseo de demostrar que es posible hacer coches y crear industria en el sur de Italia”, dijo en la rueda de prensa.

También indicó que quizás no fuese la mejor decisión industrial, pero sentían ese deber: “Personalmente, creo que esta no es una apuesta a corto, sino a largo plazo, para crear una idea de país y de marca ya que, innegablemente, todo el mundo ha relacionado, relacionará y relaciona a Fiat con Italia. En una situación como la actual, debemos demostrar que los Fiat son buenos, que los italianos trabajan bien”. El nuevo lema de Noi siamo quello che facciamo (nosotros somos aquello que hacemos) está presente en un gran cartel a la entrada de la factoría y no dejó de mostrarse durante la presentación. El mejor ejemplo de que se está llevando al modo de trabajar de Fiat está en el primer Fiat Panda hecho en Pomigliano, firmado por todos los trabajadores.

¿Se verá afectado el Panda por esta decisión? Desde luego, la antigua fábrica de Alfa Romeo no puede ser más impresionante tras la inversión. No solo en los nuevos robots y tecnología empleadas, sino en los procesos de trabajo y desarrollo, en los que participan los propios empleados. No cabe duda de que el Panda es un producto muy importante para Fiat, del que hasta día de hoy se han vendido más de 6.400.000 unidades. Veamos cómo cambia el pequeño urbano:

Exterior

Comentaba con un compañero la razón de que cada vez haya en el mercado coches más altos. Lógicamente, esto perjudica a la estabilidad dado que el centro de gravedad estás más alto… pero ayuda a la comodidad interior y facilita el acceso a una población cada vez más alta (sobre todo en un coche 100% urbano, al que puedes subir y bajar muchas veces al día).

Frontal Fiat Panda

De ahí que muchos coches, como este Panda 2012, tengan ese aspecto de furgonetas.. ¿pero qué otra cosa se puede hacer si se quiere acceder cómodamente? Pero no es solo la altura (+1 cm respecto a la anterior generación). El nuevo Fiat Panda es ahora algo más largo con 3.65 metros de longitud (+12 centímetros) y un poco más ancho con 1.64 metros (+7 centímetros).

En un primer vistazo es fácil ver el capó ligeramente abombado que alberga los nuevos faros redondeados, con luces diurnas y que van muy altos, para mejorar la visibilidad y portegerlos de los golpes al aparcar. En medio de un coche tan cuadrado, parece que se le ha querido hacer un guiño al gran superventas de la marca, que no es otro que el Fiat 500 (probamos el Fiat 500 TwinAir hace bien poco).

De los cambios más reseñables respecto al anterior modelo, destacan las bandas paragolpes del parachoques y de los laterales, también con formas suaves. Además de rendir homenaje a la primera generación del Fiat Panda, desempeñan una función fundamental para proteger la carrocería en zonas urbanas y resaltan el look “todoterreno” del modelo, al que contribuye el particular pasarrueda de una forma cuadrada muy marcada. La forma cuadrangular es clave en este modelo, como veremos en el interior.

En la vista lateral también llama la atención la tercera ventanilla, que va sobre el matelero. Los diseñadores de Fiat la han hecho más grande para mejorar la visibilidad y ganar luminosidad en el interior.

Interior y equipamiento

Como el Panda ha crecido por fuera, a la fuerza debía notarse por dentro. Gana ligeramente al Panda actual en dimensiones interiores verticales (anterior +7 mm y posterior +4 mm) y laterales (anterior +26 mm y posterior +5 mm). Pero el “truco” para ganar espacio dentro no es el aumento de las cotas exteriores, sino haber aumentado la distancia entre ejes a los 230 cm. Estas medidas oficiales sitúan al nuevo Panda como uno de los más espaciosos de su categoría.

Interior Fiat Panda

El salpicadero (quién no recuerda el chiste, eres más simple que el salpicadero del Panda) combina ideas del mítico Panda de la primera al que muchos de nosotros, en alguna ocasión, hemos subido (yo mismo hice prácticas en uno de ellos). Se trata de un enorme lugar para dejar objetos, algo muy útil en un coche urbano de estas características. Para esos objetos que no se quieren dejar a la vista no falta una guantera cerrada, en la parte más baja.

La zona del volante y la radio está delimitada por una moldura de color discontinua (en nuestra unidad, azul)  y contiene los orificios de ventilación. Llama la atención que todo sigue una misma pauta, en forma de cuadrados, que ha sido la línea que ha guiado a los diseñadores.

La palanca de cambios del Panda se encuentra en la posición elevada habitual del Panda, en el centro del salpicadero y muy cerca del volante, que tiene una forma totalmente esférica. Otra novedad estilística y funcional es la forma del freno de estacionamiento.

El asiento del conductor es regulable en altura y el del copiloto puede tener un respaldo totalmente abatible, de forma que se convierte en una especie de “mesa” en la que se pueden apoyar un bolso o un portátil, al tiempo que resulta muy útil para transportar objetos. Los asientos traseros también pueden abatirse para poder aprovechar el espacio interior para llevar cargas muy largas (de más de dos metros), pero de eso hablaremos cuando analicemos el maletero.

Los materiales empleados son sencillos. Será un coche en la misma horquilla de precios del actual Panda, muy económico, pero la sensación general es muy buena. En principio sólo se lanzará con tracción delantera (el 4×4 se hará esperar) con tres acabados diferentes (Pop, Easy y Lounge), diez colores de carrocería, nueve interiores, dos diseños de tapacubos y dos llantas de aleación de 14 y 15″.

En el apartado de seguridad, el nuevo Panda incorpora de serie cuatro airbags (frontales delanteros y de cortina para proteger la cabeza), ABS con BAS (Brake Assist System), cinturones de seguridad delanteros con pretensor y limitador de carga.

Nos gusta menos que solo algunas versiones incluyan de serie o como opción el sistema de estabilidad ESC (Electronic Stability Control) con sistema Hill-Holder. Posteriormente se podrá disfrutar (bajo pedido) del innovador sistema de frenado automático LSCM (Low Speed Collision Mitigation) que, a velocidades inferiores a 30 km/h, detecta obstáculos a corta distancia y detiene al coche solo.

Nuestra unidad contaba con uno de los extras que serán más demandados, el sistema Blue&Me TomTom LIVE, que integra sistemas de entretenimiento e información con un navegador portátil. Es una solución similar a que utiliza el Seat Mii.

Maletero

Maletero Fiat Panda

Todo el espacio interior ganado no ha significado haber perdido maletero. Todo lo contrario. Su capacidad mínima es de 225 litros. Pero algo muy llamativo en un coche tan pequeño es la posibilidad de desplazar los asientos traseros hacia delante hasta 16 centímetros, con lo que el maletero gana capacidad y se queda en 260 litros.

Esta solución, muy típica en monovolúmenes derivados de compactos, como el Volkswagen Golf Plus o el Seat Altea XL, nos parece realmente interesante para aquellos que busquen un coche urbano y deben llevar niños pequeños que necesitan carritos pero no espacio para las piernas.

Porque el asiento trasero del Panda puede elegirse con distintas configuraciones:

  • Versión estándar de dos plazas está disponible con respaldo abatible de una sola pieza.
  • Dos asientos deslizantes longitudinalmente con respaldo abatible de dos piezas (50/50).
  • Tres asientos con respaldo abatible.
  • Tres asientos con respaldo abatible de dos piezas (60/40).

Si se abanten los asientos traseros, la capacidad del maletero llega hasta los 870 litros. Si lo comparación con la anterior generación del Panda, el se han ganado diez litros de maletero en la configuración normal y 36 litros con el asiento trasero abatido.

Motor

El nuevo Panda puede elegirse con los motores bicilíndricos con sistema Start&Stop: el 0.9 TwinAir Turbo de 85 CV (que incluye la tecnología Multiair, motor del año 2010, y que ya habíamos probado en el Fiat 500). También se incluye en la gama de gasolina el nuevo 0.9 TwinAir atmosférico de 65 CV y un  renovado motor de gasolina 1.2 Fire de 69 CV. La oferta de gasóleo se limita al turbodiésel 1.3 MultiJet II de 75 CV con sistema Start&Stop de serie y que era el que montaba la unidad que probamos.

El diésel y el Panda siempre se han llevado bien. Fue el primer coche de su segmento en incorporar una motorización diésel (en 1986) y ahora, con el motor 1.3 MultiJet II (Euro 5) con DPF de serie, desarrolla una potencia máxima de 75 CV (55 kW) a 4.000 rpm y un par de 190 Nm a solo 1.500 rpm.

El propulsor apenas pesa 140 kg con todos los accesorios y parece un trabajo de Patelo, el rey de la miniaturización de motores, ya que solo mide 60 cm de largo y menos de 70 cm de alto. No solo destaca por ser tan compacto, sino que se ha jugado con su posición para optimizar el espacio.

Gracias al turbocompresor de geometría fija e intercooler se garantiza el par a bajas revoluciones. En el ciclo mixto, emite 104 g/km de Co2 y un consume 3,9 litros cada 100 km. En estas cifras tiene mucho que ver el sistema Start&Stop (de serie, como en  los motores TwinAir de gasolina), que apaga el motor y vuelve a arrancarlo durante las detenciones.

Diseñado para circular por ciudad, el sistema apaga el motor y mantiene activas todas las funciones que garantizan la comodidad y la seguridad a bordo (luces, climatizador, radio y limpiacristales). El ahorro del combustible llega al 15% y se gana en confort al no haber ruido del motor. El sistema se puede activar/desactivar mediante el botón del salpicadero.

También “ayuda” a consumir menos el Gear Shift Indicator (GSI), que sugiere al conductor el momento oportuno para cambiar de marcha mediante una indicación en el cuadro de instrumentos. Claro que se le puede hacer caso… o no: Subir una marcha como te indica para que el motor funcione a un régimen inferior o bajarla para aprovechar mejor el par disponible.

Comportamiento

Con el Fiat Panda en medio de un atasco en Nápoles

Se trató de un cocntacto breve en un día muy lluvioso, a mediodía, una de las horas menos agradables para conducir en una ciudad como Nápoles, totalmente atestada con tráfico.

Poco se pudo analizar en esas situaciones. Se trata de un coche urbano cómodo, espacioso (íbamos tres en la unidad) y, a pesar de ser diésel, muy silencioso y agradable de llevar. El Start & Stop funcionaba a las mil maravillas en medio del atasco casi constante en el que nos vimos metidos.

La suspensión es blanda, algo que se agradeció enormemente por las calles adoquinadas del centro de Nápoles. Sin embargo, penalizaba en exceso con balanceos al coche cuando tomabas alguna curva en carretera a ciertas velocidad. El Panda no es un coche para correr, eso está claro.

No hubo tiempo para comprobar consumos ni para probar otros motores. Eso sí, este motor diésel puede resultar más cómodo que los gasolina bicilíndricos a tenor de lo que contaban algunos compañeros que sí lo habían probado. Periodistas de km77 fueron unos de ellos: “es un motor poco suave porque transmite vibraciones al interior”, aseguran.

Veredicto coches.com

Antes de nada, nos gustó el hecho de que en la presentación del coche no se oyesen los típicos lloros reclamando planes de achatarramiento y demás subvenciones a la compra debido a la caída de las ventas. Ante el oscuro panorama (en toda Europa) Fiat apuesta por innovación e inversión local para demostrar que en Europa sabemos hacer las cosas bien y que, aunque el mercado no pueda absorver toda la producción, nuestro porducto es tan bueno que es exportable. Un diez en ese sentido (porque solo así saldrá el sector de la automoción de la crisis).

Resulta complicado dar un veredicto de un coche cuando no hay precios definitivos, por lo que no sabemos cómo se posicionará en el segmento microurbano donde Fiat ya tiene al 500. El único dato, que estará por debajo de los 12.000 euros, lo cual lo coloca en la horquilla de precios del Seat Mii que probamos y en el que estarán dentro de muy poco también sus otros clones del Grupo VAG, el Volkswagen Up! y el Skoda Citigo (actualización: prueba del Skoda Citigo en Lisboa).

Como vemos, el segmento está que arde con novedades. A favor de Fiat, su gran experiencia histórica en este terreno, las soluciones prácticas y todo el espacio interior que ofrece el Panda. Eso sí, mientras antes el cliente en España apenas tenía otras opciones, ahora otras marcas ofrecen también una gran habitabilidad.

Lo mejor

  • Espacio interior, gran maletero y versatilidad de asientos traseros.
  • Consumos y comportamiento del motor diésel.
  • Diseño interior novedoso.

Lo peor

  • Balanceos por la suspensión, demasiado blanda.
  • Control de estabilidad opcional.
  • Calidad de algunos plásticos (sobre todo el volante).

Galería de fotos del Fiat Panda y de la fábrica de Poglimiano:

Ver galeria (44 fotos)

Fábrica de Pomigliano, una auténtica reviolución para acoger la llegada del Panda. Después de una inversión superior a los 100 millones de euros.

El anterior Panda, líder de su segmento en Europa desde 2003. El modelo anterior se fabricaba en la ejemplar fábrica de Polonia

Como comentó Sergio Marchione había dos premisas que había que cumplit

EL CEO de Fiat – Chrysler también indicó que era una solución difícil trasladar la producción del nuevo Panda a una fábrica nueva, “Deber moral de bienestar de los que trabajan aquí” y el “deseo de demostrar que es posible hacer coches y crear industria en el sur de Italia.

También indicó que “quizás no fuese la mejro decisión industrial, pero se sentían en el deber. Personalmente, creo que esta no es una apuesta a corto, sino a largo, una idea de país y de marca, ya que, innegablemente, todo el mundo ha relacionado, relacionará y relaciona a Fiat con Italia.

En una situación como la actual, deben demostrar que los Fiat son buenos, que los italianos trabajan bien:

Es un producto importante para Fiat: Se llevan vendidos más de 6.400.000 unidades vendidas. Además, estudios de marketing indican que

Exterior

Comentaba con un compañero la razón de que cada vez haya en el mercado coches más altos. Lógicamente, esto perjudica a la estabilidad dado que el centro de gravedad estás más alto.

Por un lado los europeos somos cada vez más altos, así que

Por seguridad, un coche debería ser lo más bajo posible y nosotros, amantes de los coches más deportivos, comentábamos que nos gusta

Pero eso tiene dos

De ahí que tengan ese aspecto de furgonetas.. ¿pero qué otra cosa se puede hacer?

Pero veíamos una lógica de esta tendencia: La comodidad para entrar.

. Esto se debe a algunos rasgos “antropomórficos” de la parte delantera, como el capó ligeramente “abombado” que se ensambla en la elegante calandra horizontal y alberga los nuevos faros redondeados, que evocan una cara sonriente que invita a vivir con despreocupación y alegría. Asimismo, estos mismos elementos estéticos tienen el aire familiar de los últimos modelos Fiat y, en particular, resaltan el vínculo con el otro famoso coche urbano y heredero de un icono del automovilismo internacional: el nuevo 500.

Las bandas paragolpes del parachoques y de los laterales también tienen formas suaves y redondeadas que, además de rendir homenaje a la primera generación del Fiat Panda, desempeñan una función fundamental para proteger la carrocería en zonas urbanas y resaltan el look “todoterreno” del modelo, al que contribuye el particular pasarrueda

Interior y equipamiento

En concreto, supera al Panda actual en cuanto a dimensiones interiores verticales (anterior +7 mm y posterior +4 mm) y laterales (anterior +26 mm y posterior +5 mm) y lo sitúa en las primeras posiciones dentro de su categoría. Gracias a los asientos delanteros “slim” que facilitan más el acceso (anterior +23 mm, posterior +6 mm), se aprovecha más el espacio longitudinal (+20 mm) en beneficio de los pasajeros de los asientos traseros.

155 cm de alto y una distancia entre ejes de 230 cm, caben un máximo de cinco personas

se lanzará con tracción delantera y estará disponible con 3 equipamientos (Pop, Easy y Lounge), 10 colores de carrocería, 9 interiores, 2 tapacubos y 2 llantas de aleación de 14 y 15″. El Panda 4×4 saldrá al mercado más adelante. Entre los nuevos contenidos destaca el sistema “Blue&Me TomTom LIVE”, que une las ventajas de los sistemas de entretenimiento e información integrados y conectados a las de un navegador portátil, lo que abre las puertas a la conectividad. Posteriormente se podrá disfrutar (bajo pedido) del innovador sistema de frenos LSCM (Low Speed Collision Mitigation) que, a velocidades inferiores a 30 km/h, permite detectar obstáculos situados a corta distancia y frenar automáticamente.

Ante todo, el nuevo salpicadero es una práctica estructura multifuncional en cuyo interior se encuentra un “bolsillo” portaobjetos amplio y espacioso, como en la primera serie del modelo, que puede ser el lugar ideal para guardar todo lo que se quiera con total libertad, incluso en un “alegre y democrático” desorden. Además del bolsillo, no podemos olvidar la clásica guantera cerrada en la parte inferior del salpicadero.

Una moldura de color discontinua rodea el salpicadero, delimita la zona del volante, la radio y los mandos más importantes, y contiene los orificios de ventilación. Incluso aquí encontramos una alusión a la primera generación del Panda, en la que los elementos se sujetaban a la “bolsa” de tela, que constituía la parte principal del salpicadero.

Los asientos también incorporan novedades que confirman la flexibilidad de este modelo. Además de ofrecer de un asiento del conductor con regulación de altura, el asiento del pasajero delantero puede tener un respaldo totalmente abatible. En este último caso, el asiento permite disfrutar de una cómoda superficie de apoyo tanto para objetos de uso frecuente, como un bolso o un portátil, como para transportar objetos. Si también se abaten los asientos traseros, se cuenta con una superficie de carga horizontal a todo lo largo del habitáculo (más de 2 metros) que permite aprovechar al máximo el espacio interior.

El asiento trasero ofrece la misma flexibilidad. En la versión estándar de 2 plazas está disponible con respaldo abatible de una sola pieza, pero se pueden solicitar otras configuraciones: 2 asientos deslizantes longitudinalmente con respaldo abatible de dos piezas (50/50), 3 asientos con respaldo abatible y 3 asientos con respaldo abatible de dos piezas (60/40).

El altavoz se encuentra en una posición más alta en el panel para ensanchar el bolsillo y mejorar la calidad del sonido, mientras la aplicación de revestimiento a una extensión mayor ofrece más confort.

Otra novedad estilística y funcional es la forma especial del freno de estacionamiento.

, la palanca de cambios del Panda se encuentra en una posición elevada en el centro del salpicadero y muy cerca del volante, como suele ser habitual. El volante tiene un exterior con forma totalmente esférica

Para garantizar la seguridad de los ocupantes, el nuevo Panda incorpora de serie 4 airbags (frontales delanteros y de cortina para proteger la cabeza), ABS con BAS (Brake Assist System), cinturones de seguridad delanteros con pretensor y limitador de carga. Además, en algunos países y versiones se incluye de serie o como opción la unidad ESC (Electronic Stability Control) con sistema Hill-Holder

Maletero

El nuevo Panda es un coche sorprendentemente grande. Sin embargo, esto no ha repercutido negativamente en el maletero, cuya capacidad de 225 litros (con asiento trasero fijo) se convierte en 260 litros cuando el asiento deslizante se mueve completamente hacia delante (en total 16 centímetros). La capacidad del maletero puede aumentar a 870 litros si se abate el resplado de los asientos traseros. En comparación con la segunda generación del Panda, la capacidad del maletero ha aumentado 10 litros en la configuración normal y 36 litros con el asiento trasero abatido.

Motor

novedosos motores bicilíndricos con sistema Start&Stop de serie: el 0.9 TwinAir Turbo de 85 CV, elegido “International Engine of the Year 2011, y el novísimo 0.9 TwinAir atmosférico de 65 CV, en un primera aparición. Completan la gama el renovado motor de gasolina 1.2 Fire de 69 CV y el turbodiésel 1.3 MultiJet II de 75 CV con sistema Start&Stop de serie

Fue el que elegimos ya que primer coche de este segmento en conseguir el prestigioso galardón “Car of The Year 2004”, en incorporar una motorización diésel (1986 y porque, ya que la porpia Fiat indica que está en un segmento entre A y B.

Como abanderados del respeto por el medio ambiente y del placer de conducción, la nueva gama Panda ofrece el motor 1.3 MultiJet II (Euro 5) con DPF de serie, que desarrolla una potencia máxima de 75 CV (55 kW) a 4.000 r.p.m. y un par de 190 Nm a solo 1.500 r.p.m.

El nuevo turbodiésel es una auténtica obra maestra de la tecnología en miniatura, que sólo pesa unos 140 kg con todos los accesorios, tiene unas dimensiones reducidas de menos de 60 de largo y menos de 70 cm de alto, y una distribución de los componentes estudiada que reduce al mínimo el espacio utilizado. Compacto y tecnológicamente sofisticado, el 1.3 MultiJet II también ofrece prestaciones óptimas.

El motor 1.3 MultiJet II con turbocompresor de geometría fija e intercooler se ha optimizado para garantizar el par a bajas revoluciones. En el ciclo mixto, presenta valores de emisión de CO2 de apenas 104 g/km y un consumo equivalente a 3,9 litros cada 100 km.

Start&Stop

Todos los motores TwinAir de gasolina y el motor 1.3 MultiJet II de 75 CV ofrecen de serie el sistema Start&Stop, que permite apagar provisionalmente el motor y volver a arrancar para reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2.

Diseñado especialmente para circular por ciudad, el sistema apaga automáticamente el motor cuando las condiciones del tráfico obligan a detener el vehículo (por ejemplo, con semáforo en rojo, en caravanas y durante paradas breves) y mantiene activas todas las funciones que garantizan la comodidad y la seguridad a bordo (luces, climatizador, radio y limpiacristales).

Al apagar el motor cuando el coche está parado se evita consumir combustible inútilmente (hasta un 15% menos en ciudad), se reducen las emisiones y se mejora el confort acústico.

El sistema se puede activar/desactivar mediante el botón del salpicadero.

Gear Shift Indicator (GSI)

El dispositivo Gear Shift Indicator (GSI) es un “copiloto” en toda regla, porque sugiere discretamente al conductor el momento oportuno para cambiar de marcha con el fin de reducir al mínimo el consumo de combustible. A través de una indicación específica en el cuadro de instrumentos, el GSI puede sugerir que se cambie a una marcha superior para permitir que el motor funcione a un régimen inferior o que se reduzca una marcha para aprovechar mejor el par disponible.

Suavidad: Sólo probanmos este, pero los compañeros de km 77 subieron al bicilíndrico… y no resultaron muy cntentos, por lo que se ve en este vídeo y lo que dicen:

http://www.youtube.com/watch?v=bH_FnWYdwow&feature=youtu.be

En marcha.

Balancero: pero luego eso se agradecía por las calles adoquinadas de Nápoles,

coche urbano cómodo, espacioso y silencioso. Esta última es una característica especialmente importante en un automóvil porque mejora la calidad de vida a bordo y fomenta la atención a la conducción, lo que contribuye a la seguridad.

Función City

Conclusión: Se trataba de una presentación internacional, así que no se oyeron los típicos lloros reclamando planes de achatarramiento, subvenciones o

Teniendo en cuenta que el Panda es un producto italiano, la idea es ofrecer

En ese momento de la presentación no había precios definitivos. Sölo se ha indicado que partirían de menos de 12.ooo euros.

Lo peor:

Balanceo

Control de estabilidad opcional

Calidad de algunos plásticos (sobre todo el volante)

Lo mejor

Espacio interior.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta