Logo de Noticias Coches
Subaru Forester 2022 – Prueba Contacto – Exterior (1)7.4
Pruebanoticias/
Luis Blázquez

Subaru Forester 2022, prueba contacto de un SUV muy aventurero

Es difícil no apreciar los coches de Subaru, incluso si no son perfectos. El Subaru Forester 2022 es una prueba de ello. La receta se mantiene: un diseño robusto con mucho espacio a bordo y un interior funcional, unido a un motor de tipo bóxer y que funciona junto al excelente sistema de tracción integral de la casa. Con esa fórmula llegó el primer Forester en 1998, y es algo que se ha replicado en todas las generaciones del modelo y sus 4,5 millones de unidades vendidas después.

Después del XV, el Forester es el modelo más relevante de la marca en nuestro país, y un buen compañero de viaje y aventuras. Como veremos en las próximas líneas, el actualizado modelo no parece que cambie mucho, pero son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. Se sigue percibiendo como el coche que se presentó más de dos décadas atrás, pero ahora es más refinado y más capaz que nunca. Aunque no todo son ventajas, y serás tú quien decida si es puede ser una buena adquisición o no. 

Exterior

A medida que avanzan las actualizaciones de mitad de ciclo de vida del producto, los cambios en el exterior del Forester 2022 son relativamente menores, aunque notables, particularmente en la parte delantera. Aquí encontramos unos faros LED de corte más agresivo y minimalista, y una parrilla más prominente, así como un parachoques con la sección inferior remodelada (en el área de los faros antiniebla y el protector de plástico símil de aluminio). Los mismos cambios se replican en la zaga, por lo que la base se mantiene prácticamente sin variaciones.

Una carrocería que cuenta con 4.640 milímetros de longitud, 1.815 mm de ancho y 1.730 mm de alto, con una batalla de 2.670 mm. No es que sea excesivamente grande, pero es cuadrado y un poco imponente. Aún así, es distintivamente un Forester, no se confunde con un modelo de la competencia. Por su parte, se ofrecen dos juegos de llantas de aleación, bien de 17 o 18 pulgadas (recomendamos las de 17” si te animas a llevarlo por el campo), y 10 tonos exteriores tres de ellos nuevos (Autumm Green Metallic, Cascade Green Silica y Brilliant Bronze Metallic).

Interior

La cabina del Forester destila cierto ambiente de lujo, cortesía de materiales de primera calidad (sobre todo si los comparamos con sus predecesores) y una sólida calidad de construcción. De alguna manera, también es capaz de ofrecernos mucha tecnología, y a la vez sentir que todavía estamos en coche analógico.

A nivel visual, los cambios a bordo del Subaru Forester 2022 también se limitan a los pequeños detalles. Los asientos de cuero en dos tonos son las mayores diferencias para el nuevo modelo. Cuentan con un buen apoyo y son realmente cómodos, con sus distintos ajustes accionables por teclas. El resto del habitáculo es lógico e intuitivo salvo por la ubicación de algunos mandos (como los de un par de sistemas ADAS en el techo), disponiendo de una pantalla táctil –de 8 pulgadas– y diales físicos para manejar la radio y el climatizador, aunque todo en un área negro piano.

En la parte superior del salpicadero se ubica una segunda pantalla más pequeña que nos sirve como una ampliación del ordenador de a bordo del cuadro de instrumentos. En ella podemos ver datos de gestión de energía, sistemas ADAS activados, consumos desglosados, ángulos de inclinación de la carrocería o la información del sistema de climatización, entre otros. Aunque eso ya estaba, la novedad la tenemos en el control gestual gracias a los sensores ubicados en la parte superior, que con un movimiento de mano puede variar la temperatura del habitáculo.

Pero el mayor punto a favor del interior del Forester, en virtud de cualquier otra de sus bazas, es su espacio. Un techo muy alto y un salpicadero muy bajo funcionan con el estilo cuadradote y la generosa superficie acristalada (especialmente con el techo solar panorámico) para darle a este crossoveruna visibilidad excepcional. Ideal para maniobras en senderos o aparcamientos angostos, también disponemos de una cámara en el retrovisordel copilo enfocada a la rueda y otra de marcha junto con los sensores de aparcamiento (solo traseros, no hay delante).

Otras agradecidas “pijadas” que su predecesor no contaba está en la luz ambiental interior, que ahora tienes ledes en vez de bombillas, un retrovisor con función de antideslumbramiento de nueva factura y un reposabrazos para los ocupantes posteriores con portavasos de mejor calidad. Por otro lado, tal vez haya quien eche en falta dotación tecnológica como un cuadro de instrumentos completamente digital o una cortina de accionamiento eléctrico para el extenso techo panorámico (abrirla manualmente hasta el final no es lo más cómodo).

Maletero

Con unas dimensiones exteriores similares a las de sus homólogos locales, como el Honda CR-V o el Toyota RAV4, el volumen de carga no es el más amplio de su categoría, aunque tampoco es parco. Son 509 litros de capacidad que, con la posibilidad de poder abatir la segunda fila de los asientos (60:40, tanto desde el respaldo de los mismos o desde la boca de carga), se puede incrementar hasta los 1.779 litros. Dado que la batería está colocada sobre el eje posterior, no hay un doble fondo, por lo que la boca de carga y la altura del parachoques es la misma.

Como punto a favor, hay que decir que el ámbito práctico se ha mejorado con nuevos ganchos para colgar bolsas u ropa (o lo que prefieras), con uno plegable en la puerta del maletero (que es de apertura y cierre automático) y dos más a cada lado y en el techo, así como una pareja de huecos portaobjetos en las esquinas inferiores. La superficie de carga está forrada en goma para facilitar la limpieza. Piénsalo, si vas a un lugar donde haya nieve, barro o arena, seguro que no querrás poner todo perdido. Mejor hacerlo atrás y sacudir luego la alfombrilla.

Equipamiento

El actualizado Subaru Forester 2022 se ofrece en tres niveles de acabado: Sport Plus, Executive y Executive Plus. Todas ellas cuentan con el mismo motor, sistema de tracción y transmisión. Los cambios se limitan a algunas opciones y detalles de confort y tecnología, ya que la dotación de serie en cualquiera de las terminaciones resulta bastante abundante.

De fábrica, todos traen faros LED, el amplio conjunto de asistentes al conductor, los sistemas de modos de conducción, el equipo multimedia de ocho pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto o los asientos calefactados (en ningún caso pueden estar ventilados). El nivel Executive y Executive Plus añade los asientos delanteros con ajustes eléctricos y memoria (conductor), la entrada y arranque sin llave, el portón de apertura automática, las lunas tintadas, cámara de estacionamiento y lateral, cambio automático de luces (HBA) tapicería de cuero o techo solar.

En cuanto a sistemas de ayuda a la conducción, el Subaru Forester 2022 es uno de los líderes gracias al pack EyeSight. Pero no lo decimos porque venga con numerosas tecnologías (que así es), también por cómo estas actúan (eso lo veremos más adelante). Como novedades de cara a este año, el campo de visión de las cámaras frontales ha aumentado para actuar en curvas más cerradas, mientras que el control de dirección del volante reconoce los límites de la carretera y se encarga de mantenerlo centrado entre los carriles, incluso con un coche delante.

Asimismo, el abanico de reconocimiento para los vehículos que entran en el carril por el que se circula se ha ampliado considerablemente. Además, la nueva cámara estéreo con un ángulo de visión significativamente más amplio y un software de reconocimiento de imágenes mejorado permiten aumentar el área de operación del frenado pre-colisión, sobre todo en intersecciones donde los accidentes ocurren con mayor frecuencia. Si esta función no es suficiente para evitar el impacto, la dirección de emergencia autónoma tratará de evitarlo tomando el mando.

Subaru Forester 2022. Motor

Bajo el capó del Subaru Forester 2022 no encontramos cambio alguno, puesto que se trata del mismo grupo motriz presente en el resto de modelos de la gama Subaru e-Boxer. Es decir, hay un motor de gasolina atmosférico de cuatro cilindros enfrentados con 2.0 litros de cilindrada. Entrega 150 CV entre las 5.600 y 6.000 rpm y 194 Nm a partir de 4.000 rpm­, y funciona junto con un propulsor eléctrico que aporta 12,3 kW (16,7 CV) y 66 Nm cuando la batería de 0,6 kWh está cargada. El modo eléctrico funciona hasta los 40 km/h y un máximo de 1,6 kilómetros.

En consecuencia, esta arquitectura electrificada no ofrece una generosa autonomía eléctrica, ni grandes ventajas en términos de consumo de gasolina. En ficha técnica homologa 8,1 l/100 km, con unas emisiones de CO2 que se sitúa en los 185 g/km. De acuerdo, tiene la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT), pero la sed de su propulsor térmico puede acercarse a los 10 l/100 km si no cuidamos nuestra forma de conducción. Este es el precio a pagar por el fabuloso sistema de tracción total permanente de la casa (Super-Symetrical All Wheel Drive).

A diferencia del resto de sistemas de tracción a las cuatro ruedas existentes en otras marcas, el de Subaru mantiene las cuatro ruedas operativas bajo cualquier circunstancia, lo que hace que no haya ningún retardo ni pérdidas motrices cuando las gomas están al límite de su adherencia en situaciones difíciles. Por su parte, la única caja de cambios disponible es una automática de tipo continuamente variable (CVT) con seis relaciones preseleccionadas que, gracias a las levas tras el volante, pueden ayudar enormemente en deceleraciones y frenadas regenerativas.

Su funcionamiento prima la comodidad y la eficiencia por encima de todo, algo que notamos si le buscamos las cosquillas o pretendemos hacer una salida enérgica al primer golpe de gas. Eso se refleja también en sus prestaciones fijadas, con un sprint de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 188 km/h. Así que no, no es lo que se dice un “cagaprisas”, pero sí lo podemos calificar como un “tiramillas” o un “trotamundos”, ya que si la deportividad no es una de tus prioridades, el Forester te recompensará con su elevado confort de marcha.

Comportamiento

El Subaru Forester ha sido tradicionalmente uno de los vehículos con mejor conducción en su segmento, y la iteración del modelo 2022 continúa en la misma línea. El Forester es de hecho una máquina de conducción flexible en una variedad de superficies de carreteras (desde carreteras mal mantenidas hasta carreteras lisas como una mesa de billar), pero cuando la oferta japonesa atraviesa tramos de asfalto más grueso, entra en la cabina un poco más de ruido de la carretera de lo que cabría esperar; sin llegar a ser nunca molesto

Una de las cosas que llaman la atención en la lista de cambios es la suspensión reajustada. Los Subaru (excluyendo los modelos más prestacionales), disfrutan de una calidad de conducción muy especial. Hay mucho recorrido de suspensión, con un juego de muelles tirando a blandos que permiten que las ruedas se muevan cuando pasas por un bache, así que en lugar de un golpe discordante que sacude tus costillas, sientes, bueno, casi nada. Antes del lavado de cara de 2022, esta generación de Forester no era tan buena en este aspecto.

No es exactamente el andar de un Outback o XV, pero está mucho más cerca ahora. Eso hace que sea mucho mejor sobre terrenos accidentados, ya sea en un camino perdido del monte o en la gran ciudad con sus badenes y baches. Eso lo convierte en un gran trotamundos en el que poder hacer kilómetros sin fatigarte. Vale, si le aprietas las cosquillas, notarás mucho balanceo de la carrocería en las curvas, lo suficiente como para que no animarte exactamente a lanzarlo, pero el Forester 2022 no decepciona cuando saca a relucir su mejor arma.

Hablamos de su sistema de tracción a las cuatro ruedas permanente. Cuando buscas surcar un camino forestal a velocidades con las que los propietarios de muchos SUV solo podrían soñar, el Forester cumple con creces. Aún con neumáticos de carretera, el agarre y el control que hay sobre terreno arenoso a un ritmo alegre es digno de sobresaliente. Y lo mejor es que tendrás la misma sensación en casi cualquier superficie que se te pueda ocurrir, ya sea en nieve o hielo, o en una carretera húmeda. Porque, aunque diluvie, siempre te sentirás seguro.

Esa es una de las bazas del crossover de Ōta, y una de las razones por las que la clientela de la marca es tan fiel. La puesta a punto global del actualizado Subaru Forester ofrece un conjunto tan refinado en autovías como ideal en terrenos accidentados. Pero, sobre todo, seguridad. No es solo por la calibración de tren motriz, el chasis y la suspensión, también por el compendio de sistemas de ayudas a la conducción. El paquete, conocido como EyeSight, se renueva hacia la cuarta generación del software y, como hemos dicho, de serie en toda la gama.

Este conjunto de tecnologías ADAS se ha vuelto más fluido. Todavía te emite pitidos para casi todo, pero se siente más suave que antes. Por ejemplo, la reacción del volante ante una salida involuntaria de carril es menos agresiva y más natural. Luego está la cámara que mira siempre al conductor. DriverFocusobserva tus ojos para asegurarse de que estás mirando a la vía. Si no lo estás, emite un pitido y muestra una alerta en la pantalla superior del salpicadero. Podemos decir que el sistema fue molestamente bueno en su trabajo, aún con gafas de sol.

Otro elemento que ayuda enormemente en el plural desempeño del Subaru Forester 2022 son los modos de conducción todoterreno. Conocido como X-Mode, este sistema va más allá de un simple cambio en la respuesta del acelerador y el peso de la dirección. En realidad, se encarga de bloquear el diferencial central más rápida y agresivamente para que las cuatro ruedas giren de forma solidaria al instante. Las configuraciones se limitan a nieve ligera y grava(Snow/Dirt)y nieve o barro profundos(Deep Snow/Mud) mediante la ruleta selectora en la consola central.

El ajuste más útil viene cuando “deja de funcionar”. Desde parado y por debajo de los 20 km/h, el sistema X-Mode se puede activar, y circulando a más de 40 km/h, se mantiene “en espera”, y se vuelve a activar cuando la velocidad desciende por debajo de los 35 km/h. Antes, cuando se superaban los 40 km/h, el sistema permanecía apagado incluso si se reducía la velocidad. Es un pequeño cambio que aporta una gran solución en las rutas de terreno mixto, cuando pasas parte del tiempo entre colinas, pero quieres apretar en tramos de tierra más largos y rectos.

Para optimizar el comportamiento del Forester en carretera, también hace gala del sistema SI-Drive(Subaru Intelligent Drive), que ajusta la capacidad de respuesta de la transmisión CVT a la de las condiciones del firme, la climatología o prioridades personales. Se puede elegir entre los modos de conducción Sport, Sport Sharp e Intelligence, que recalibra en un visto y no visto la respuesta del acelerador y el comportamiento del cambio de la transmisión automática, con el fin de asegurar que dispongamos siempre del mejor rendimiento en cualquier circunstancia.

Por último, pero no menos importante, el control de descenso en pendientes unido al X-Mode se ha mejorado para otorgar mayor tranquilidad y control al conductor: el freno deja de operar cuando el acelerador se presiona con más intensidad, y se activa justo después de dejar de presionar el acelerador, facilitando el control del vehículo. Todo ello también se lo debemos a los ángulos de entrada, ventral y de salida, de 21,4° (+1,3°), 25,8° y 21°, respectivamente, y por supuesto, a la altura libre al suelo, de unos destacables 220 milímetros.

Opinión coches.com

Los consumos y la escasa capacidad de la batería pueden echar para atrás a más de uno, o sus modestas prestaciones obre el papel en perspectiva, pero a cambio te recompensa con una loable sensación de control y seguridad en casi cualquier condición. Sin embargo, esto también lo ofrece, y de manera más conseguida, el Subaru Outback. Ambos cuentan con el mismo tren motriz y vienen con la última tecnología de la casa, pero este último tiene una mejor dinámica de conducción, unos consumos más bajos y un maletero más grande.

Por el contrario, el Forester te recompensa con una postura de conducción más elevada y una longitud sensiblemente inferior. La autonomía eléctrica es igual de pobre en cualquier caso, lo que no ayuda mucho a reducir los consumos (razón por la que tampoco hay un botón dedicado a bordo para circular solo con electricidad) y las visitas a la gasolinera serán más frecuentes con una autonomía que oscilará entre los 500 y 600 kilómetros. Si estás dispuesto a asumir estos hándicaps, podemos confirmar que el Subaru Forester 2022 no te decepcionará.

Subaru Forester 2022
7.4Nota
Lo mejor
  • Gran confort de marcha y visibilidad interior
  • Capacidades off road gracias a sus sistema de tracción total
  • Calidad de los materiales y ajustes interiores
Lo peor
  • Consumos más elevados que la competencia
  • Autonomía eléctrica prácticamente nula
  • Respuesta dinámica del conjunto motriz
Diseño6.5
Habitabilidad9
Acabados8
Maletero7
Equipamiento7.5
Motor6
Comportamiento8
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

  • Subaru
  • Subaru Forester
  • todocamino