Logo de Noticias Coches
suzuki-across-prueba-027.8
Prueba
Mario Nogales

Suzuki Across, prueba del híbrido enchufable tomado prestado

Los tiempos cambian en el sector del automóvil, tanto que obligan a algunas marcas a hacer cosas que no esperaban ni ellas mismas. Las estrictas normativas anticontaminación en Europa y las cuantiosas multas que recibirán aquellos que sobrepasen los famosos 95 g/km de CO2 nos traen movimientos tan curiosos como el que ha dado vida al vehículo que probamos esta semana. Se trata del Suzuki Across, un SUV híbrido enchufable que es tan evidente del coche del que proviene que no tiene sentido ocultarlo.

Es mas que evidente que la base de este ejemplar la pone el Toyota RAV4, concretamente la variante híbrida enchufable del todocamino japonés. Es el primer vehículo fruto de la colaboración entre Toyota y Suzuki, un acuerdo que se firmo hace algo más de un año. A grandes rasgos, lo que pretende Suzuki con la llegada del Across a Europa es reducir las emisiones medias en esta región y rebajar así la cuantía de la multa antes de que finalice el año. El otro modelo que saldrá de este acuerdo es el Suzuki Swace, una copia del Toyota Corolla Touring Sports.

Hay que tener en cuenta que a España llegaran muy pocas unidades inicialmente y que su precio será bastante elevado, pero a la marca le ayudará a seguir con su estrategia de electrificación. Aunque parezca mentira, el 58 % de los coches que vende Suzuki son electrificados gracias a la tecnología Mild Hybrid (ejemplos Swift Sport). Este es el primer híbrido enchufable con etiqueta CERO y ya lo hemos podido poner a prueba.

Exterior

Lo cierto es que el diseño es el punto que más controversia ha levantado en este Suzuki Across. ¿De verdad tenía que ser tan parecido al Toyota? Las diferencias entre ambos se limitan al frontal, que en el Across tiene una imagen mas afilada gracias a los faros rasgados unidos por una abertura en negro y con el logotipo de Suzuki en el centro. Gana dinamismo con una parrilla hexagonal de generosas dimensiones y con unas tomas de aire laterales que acogen a los antiniebla. Y a partir de ahí, el resto es igual que en un RAV4.

En la vista lateral destacan aspectos como esos pasos de rueda cuadrados tan característicos. En su interior hay unas llantas de 19 pulgadas que, por suerte, cuentan con un diseño específico en el Across. Para potenciar la imagen de crossover, todos los bajos de la carrocería cuentan con un acabado en plástico negro. Por otro lado, las barras de techo quedan disimuladas en este ejemplar y van terminadas en color negro, lo mismo sucede con la moldura que surca el pilar C y que le da un toque distintivo.

La zaga es probablemente la parte más aburrida del Suzuki Across. Aquí sí que tenemos que hablar de su relación de hermandad con el RAV4, siendo ya más gemelos que mellizos. Destacan los pilotos traseros unidos por el centro mediante un listón cromado y que se hayan cambiado los logotipos y el nombre del modelo. El paragolpes del Suzuki Across también tiene un toque diferenciado por su acabado en negro, que puede hacer contraste con los seis tonos de carrocería con los que esta disponible: Blanco Cristal Perlado, Negro Mica, Rojo Mica, Gris metalizado, Plata Metalizado y Azul Dark Mica.

En cuanto a las dimensiones, queda claro que se trata de un SUV de tamaño medio debido a esa longitud de 4.635 mm, una anchura de 1.855 mm y una altura de 1.690 mm. La distancia entre ejes se mantiene en 2.690 mm. Habiendo visto lo anterior, dejar claro que el Suzuki Across se produce en la misma fábrica de Japón que el Toyota RAV4 Prime y allí, en el ultimo proceso de ensamblado, es donde se hacen los cambios pertinentes antes de exportarlo al resto del mundo.

Interior

En el interior pasa exactamente lo mismo que ya vimos en el exterior. Se mantienen el diseño y los mismos elementos que ya vimos en el Toyota. Comenzando por su tecnología, lo más destacado es la pantalla táctil de 9 pulgadas que sobresale en el salpicadero. Tiene un tacto bastante preciso y unos gráficos que no están mal. Aunque su principal ventaja es que ya presenta una conectividad completa gracias a Apple CarPlay y Android Auto, algo que Toyota no incorporó hasta el pasado año (el sistema multimedia es igual en el Suzuki).

Si seguimos bajando hacia la consola central encontramos unos controles de la climatización analógicos y con un manejo simple. En la zona de la palanca de cambios quedan los botones relativos a la conducción y los distintos modos. Más interesante es la instrumentación del Suzuki Across. Es mixta, pues combina una pantalla de 7 pulgadas con dos semiesferas que sirven para indicarnos el flujo de energía, el nivel del depósito de gasolina y también el nivel de carga de la batería.

La pantalla es capaz de mostrar todo tipo de información, el usuario puede escoger lo que quiere ver en cada momento. Se controla a través de un volante multifunción que tiene un buen tacto, pero que mantiene el diseño inalterado. En general hay que alabar que este habitáculo cuenta con un buen número de huecos portaobjetos y da una sensación de amplitud que está por encima de la media. Precisamente de eso vamos a hablar a continuación.

La habitabilidad del Suzuki Across es notable en las plazas delanteras. La primera fila está formada por dos butacas amplias y cómodas, con un diseño que trata de aportar algo de deportividad. Además, en este ejemplar, con el acabado que se venderá en nuestro país, cuenta con reglajes eléctricos y calefacción para mejorar el confort. El espacio es generoso en todas las cotas, no hay pegas en este apartado.

Cuando pasamos a la segunda fila se mantienen las buenas sensaciones. Hay mucho espacio para las piernas y también uno más que correcto para la cabeza. Incluso los más altos podrán alojarse bien en este Across. Además, contamos con la ventaja adicional de dos asientos calefactados aquí detrás también, salidas del climatizador y tomas USB-C para que no les falte de nada a los acompañantes. La plaza central es más justa y cuenta con un pequeño túnel de transmisión en los pies.

Terminar diciendo que la calidad también es buena en términos generales. Aunque se trata de un modelo claramente generalista, en este caso es como si estuviéramos con el acabado tope de gama y eso se traduce en una tapicería de cuero de buen tacto, un salpicadero que también presenta las costuras en contraste y molduras de aspecto metálico. Es cierto que hay plásticos duros, pero están bien resueltos. Tampoco se recurre al Piano Black como pasaba antaño.

Maletero

El maletero del Suzuki Across ofrece 490 litros de capacidad, situándose algo por debajo de la media del segmento. Algo lógico tratándose de un híbrido enchufable que cuenta con una batería que resta algo de espacio a esta zona. Por suerte, cuenta con algunas ventajas adicionales como es el portón con apertura eléctrica (también sin manos pasando el pie por debajo), con bolsillos en los laterales o con sendas tomas de 220 V y de 12 V en un lateral del maletero.

La boca de carga no queda demasiado elevada y las formas son muy aprovechables. Bajo el piso de este maletero nos agrada encontrar espacio suficiente para que incluya una rueda de repuesto de emergencia y también capacidad para algunos objetos como el propio cable de recarga. En el caso de necesitar todas sus capacidades, siempre podríamos abatir los asientos traseros en dos partes (60:40) para dejar una superficie plana y hasta 1.168 litros de capacidad.

Equipamiento

El Suzuki Across no se venderá en los habituales niveles de equipamiento que presenta la marca en nuestro mercado. Aquí solamente se traerá una versión, que además se correspondería con la más equipada del Toyota RAV4. Se venderá un ejemplar con una dotación muy destacada y al que no le falta de nada, aunque también se verá reflejado en su precio. Se ha llamado GLX (aunque sería más que los GLX de otros modelos) y cuenta con los siguientes elementos.

En el exterior vemos que ya cuenta con faros LED, sensor de luces y lluvia, llantas de 19 pulgadas pulidas, rieles de techo, cristales tintados y spoiler trasero. Cuando pasamos al interior encontramos las mencionadas pantallas de 9 pulgadas para el infoentretenimiento y de 7 pulgadas para la instrumentación, cámara trasero, climatizador bizona, asientos (delanteros y traseros) y volante calefactables, reglajes eléctricos, smart key, tapicería de cuero o altavoces frontales.

La seguridad también es muy destacada en el Suzuki Across gracias a todas las ayudas a la conducción que suma con el sistema Safety Sense. Incluye sistema pre-colisión, asistente de luces largas, lector de señales de tráfico, control de velocidad dinámico, asistente de carril con mantenimiento de trayectoria o alerta antifatiga. También suma otras como la detección de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior, sensores de aparcamiento o control de retención en pendientes.

Motor

El primer híbrido enchufable de Suzuki cuenta con un esquema ya conocido. Combina un motor de gasolina de ciclo Atkinson con cuatro cilindros y 2.5 litros de 185 CV con dos mecánicas eléctricas, situadas una en cada eje. Destacar que el motor eléctrico delantero cuenta con 134 kW (182 CV) y que el trasero desarrolla 40 kW (54 CV). Esta configuración nos da el resultado de una potencia combinada de 306 CV. La transmisión no podía ser otra que la e-CVT tan popular en Toyota.

Con ese nivel de potencia podemos esperar que sea bastante rápido. El Suzuki Across consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,0 segundos y una velocidad máxima de 180 km/h (limitada a 135 km/h en modo eléctrico). El otro elemento que lo distingue como híbrido enchufable es la batería de iones de litio con 18,1 kWh de capacidad. Es la responsable de que este todocamino homologue una autonomía eléctrica de 75 kilómetros, siendo uno de los modelos actuales que más destaca en este ámbito.

Gracias a ello, consigue un consumo homologado de 1,0 l/100km y unas emisiones de CO2 de 22 g/km. Último, pero no menos importante, es que cuenta con la tracción total E-Four. Se consigue gracias a ese motor eléctrico que va en el eje trasero y que mueve dichas ruedas. Gracias al sistema AWD Integrated Management (AIM) se puede llegar a mandar hasta el 100 % de la potencia al eje delantero y hasta un 80 % al eje trasero, en función de las necesidades.

Comportamiento

Llega el momento se subirse a bordo del Suzuki Across para comprobar qué nos puede llegar a ofrecer. En primer lugar se percibe a la perfección su condición de híbrido enchufable, pues el coche se inicia en modo eléctrico con un total silencio y los primeros kilómetros transcurren de esta forma siempre que tengamos batería. De hecho, una de las cosas más destacables de su comportamiento es precisamente ese refinamiento y confort en marcha que se deja ver desde el principio.

La insonorización del habitáculo es notable y apenas llegan ruidos o vibraciones molestos al puesto de conducción. Solamente nos llega la característica rumorosidad que se genera al acelerar fuerte con este cambio e-CVT, aunque no es tan audible como antaño. Hay que tener en cuenta que tenemos una potencia total de más de 300 CV y eso hace que el Across responda con contundencia en casi todo tipo de situaciones. Con eso no queremos decir que estemos ante un coche de corte deportivo, pero sí que podremos salir airosos de adelantamientos e incorporaciones.

El comportamiento de este modelo también dependerá en gran medida del modo de conducción que llevemos seleccionado. Con la ruleta de la consola central se puede elegir entre Eco, Normal y Sport para modificar algunos parámetros como la dirección o la respuesta del acelerador. Aunque también hay algunas funciones para controlar la gestión de la energía. En el modo EV, que viene por defecto, circulamos con «cero emisiones» siempre que lo permita la batería.

También tenemos un modo Auto EV/HV que sirve para el motor de gasolina y los eléctricos de forma inteligente en función de la demanda. Además, el modo CHG Hold es el que realiza una conducción mixta enfocada a la recarga de energía. Gastará más gasolina, pero ayudará a llenar las baterías cuando no tenemos un enchufe a mano. Por último hay un modo Trail que sirve para una conducción off-road, pues de lo que trata es de evitar las pérdidas de tracción en superficies complicadas.

Durante la ruta por las carreteras de la sierra de Madrid comprobamos que en estas condiciones será difícil llegar a los 75 kilómetros de autonomía eléctrica que homologa. Es algo lógico en este ambiente alejado de la urbe, que es donde más destacaría. Aún así se encuentra bastante por encima de la media entre el resto de híbridos enchufables. Conseguimos recorrer algo más de 50 kilómetros en el modo EV y seguimos la marcha con la ayuda de la mecánica de gasolina.

A partir de ahí es cierto que los consumos se elevan. No nos atrevemos a dar una cifra definitiva debido al escaso tiempo que pasamos con este Suzuki Across, pero nos queda claro que este modelo se aprovecha mucho mejor con la batería cargada. De todos modos, nos sirvió para sacar algunas conclusiones importantes. La primera es que este modelo nos invita a una conducción tranquila y sosegada, repetimos que a pesar de su elevada potencia no cuenta con un comportamiento deportivo.

Esto se debe a un chasis con una puesta a punto que prima el confort por encima del dinamismo. La suspensión es el ejemplo perfecto, pues es bastante blandita, filtrando con solvencia cualquier tipo de imperfección en el asfalto. La dirección es similar, blanda y con un alto grado de asistencia, no termina de convencer por lo poco comunicativa que es, algo que se repite en la mayoría de coches actuales.

Aunque en ciudad nos ayuda maniobrar con este SUV híbrido enchufable que pesa nada menos que 2.510 kg. No es precisamente ágil en tramos de curvas debido a este aspecto y también a algunos balanceos en la carrocería. Terminar diciendo que los frenos requieren cierto periodo de adaptación. Al contar con frenada regenerativa, el tacto del pedal puede resultar algo impreciso al principio, hay que medir las reacciones sobre la marcha.

Opinión coches.com

El Suzuki Across es el reflejo de la situación que tenemos el sector de la automoción actualmente. Es la estrategia de una marca para reducir sus emisiones de CO2 y la historia de colaboración entre dos grandes fabricantes. En este caso, se traduce en la adopción de un Toyota RAV4 híbrido enchufable para remozarlo y darle imagen de Suzuki. No es una mala noticia, pues es un buen coche en términos generales. Sin embargo, no tendrá la personalidad que tanto buscan algunos usuarios.

Como decíamos, pocas novedades en el diseño exterior y en el interior, que cuenta con una tecnología correcta. Lo que más destaca en este ejemplar es su habitabilidad, teniendo unas de las mejores plazas traseras del segmento. El sistema de propulsión es satisfactorio y las sensaciones al volante también, destacando la generosa autonomía eléctrica y la calidad de rodadura. La parte negativa es que solo se ofrece con un único acabado, muy completo sí, pero con un precio de 53.700 euros con promoción de lanzamiento.

Suzuki Across
7.8Nota
Lo mejor
  • Interior amplio y habitable
  • Aprovechable por su potencia
  • Autonomía eléctrica destacada
Lo peor
  • Demasiado igual que el RAV4
  • Solamente una versión
  • Precio final
Diseño7.5
Habitabilidad8.5
Acabados7.5
Maletero7.5
Equipamiento8.5
Motor8
Comportamiento7.5
Calidad Precio7

Galería de fotos:

  • coches híbridos
  • Suzuki
  • Suzuki Across
  • todocamino