Los descapotables son vehículos perfectos para disfrutar de todas las sensaciones de la conducción. Al no tener barreras respecto al exterior, la experiencia se intensifica y por eso muchas marcas siguen apostando por estos modelos que gustan a un cliente más pasional. Mercedes es una de ellas, pues siempre ha tenido varios ejemplares en su gama. Y ahora presentan una lista con los mejores que han tenido en su más de un siglo de historia.

En quinta posición está uno de los últimos lanzamientos, el Mercedes-AMG GT C Roadster es una de las versiones del espectacular cabrio deportivo alemán. Utiliza el motor V8 biturbo de 4.0 litros que llega hasta los 557 CV, junto entre medias el GT que probamos y el GT R. En cuarto lugar un clásico de finales de los 60, el Mercedes-Benz 280 SE 3.5 Cabriolet, un antecesor del Clase S que destacaba por su V8 y el lujo del interior.

El podium lo abre el Mercedes Clase S Cabrio un buque insignia con bastantes años de historia a sus espaldas que es una referencia a nivel de tecnología y equipamiento, además de destacar por su atractivo. Probamos su versión tope de gama con 585 CV y no tiene desperdicio. La medalla de plata es para el Vision Mercedes-Maybach 6 Cabriolet, un prototipo con un diseño espectacular y 750 CV de potencia eléctrica.

La primera posición queda reservada para uno de los vehículos más míticos de la historia del automóvil. El Mercedes-Benz 300 SL siempre ha sido conocido por sus alas de gaviota, pero las perdía en su versión descapotable que protagoniza este vídeo. El Mercedes-Benz 300 SL Roadster es uno de los descapotables más bellos de la historia y destacaba por su comportamiento dinámico, muy conseguido al proceder de la competición. En la actualidad, algunas unidades en buen estado están superando las siete cifras en subastas.

Fuente: Mercedes

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta