¿Quién dijo que pillar un taxi no puede ser emocionante? No nos referimos a taxis curiosos como este taxista drag queen, ni a taxis fugaces (como el Skoda Fabia R5 que fue taxi durante un día en Praga o el taxista del drif japonés). No, hablamos de un taxi que puedas pillar a diario en un pueblo. ¿Imaginas que fuese el Ford Focus RS?

Este modelo, con 350 CV y tracción total (que puedes equipar en Europa, además, con el Option Pack que incorpora un diferencial autoblocante en el eje delantero), es la herramienta de trabajo del taxista Evald Jåstad.

Con su Rayo azul (así llaman sus clientes habituales a esta bala capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos), el bueno de Eval anima a la gente de su pueblo y a los visitantes de los acantilados Trolltunga en Odda (una de las carreteras más peligrosas del mundo), sus mejores armas publicitarias ya que se encargan de hablar de él allá donde van.

Eval ya ha recorrido 127.000 kilómetros en su Focus RS en tan solo 18 meses. Su día comienza llevando a Marton al colegio, un recorrido de ida y vuelta al colegio de 16 kilómetros a través de espectaculares paisajes escandinavos… que tiene que hacer de vuelta cada tarde.

“No hay mucha gente que pueda decir que hace realidad sus sueños y, desde luego, yo soy uno de ellos”, afirma este padre de 36 años con dos hijos.  “Cuando llevo a Martin a la escuela, siempre grita ‘Bånn gass! Bånn gass! (“¡Dale caña! ¡Dale caña!”). Así es su vida a bordo de este espectacular compacto:

Fuente: Ford
Galería de fotos:

Ver galeria (2 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta