Briggs Automotive Company, también conocida como BAC, se trata de una pequeña compañía británica fundada en 2011 que se ha especializado en deportivos ligeros. Su BAC Mono ha ido mejorando a lo largo de los años gracias al uso de materiales como el grafeno, que ayudan a que su peso se quede en 580 kg. Esa ha sido una de las claves para que se haya convertido en el coche de producción más rápido en Goodwood.

Hace poco os hablamos de los mejores tiempos en la colina de Goodwood y nos dábamos cuenta de que todos los modelos que aparecían en el top-5 procedían de la competición. Sin embargo, el BAC Mono lo ha hecho en 49,13 segundos (el récord absoluto es 41,60 segundos) y se coloca a la cabeza del ranking de los coches de calle. El autor de esta marca ha sido Anthony Reid, un piloto británico con una dilatada experiencia en campeonatos de turismos y que llegó a correr en Le Mans.

Con esa marca, el BAC Mono supera el anterior récord batido por un Nissan GT-R en 2014 por apenas 0,14 segundos. Cabe destacar que este año 2018 ha tenido competencia muy destacada y que ninguno ha llegado a acercarse a su tiempo. Por poner algunos ejemplos, el Porsche 911 GT2 RS hizo 50,38 segundos, el Ford GT logró 51,63 segundos y el Aston Martin Vulcan se quedó en 51,66 segundos. De esta forma, podríamos catalogarlo de matagigantes.

Porque parece que la corta y angosta subida a Goodwood se ha convertido en el terreno ideal para el BAC Mono. Mientras otros superdeportivos destacan en virajes a mayor velocidad, el pequeño monoplaza aprovecha el peculiar trazado para hacer este curioso récord. Una de las claves es la relación peso potencia, pues monta un motor turbo de cuatro cilindros y 2.5 litros, puesto a punto por Cosworth, que desarrolla 305 CV.

Fuente: BAC

Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta