El nuevo Audi A8 2018 es una berlina de representación que brilla frente a todos sus rivales por su tecnologia disponible. En su presentación destacó su escáner láser, capaz de escudriñar la carretera y acercarnos a la conducción autónoma… y también su suspensión activa, que además de servir para lograr un coche más cómodo, ya que se adapta a las curvas y baches, podría tener una tarea clave.. también en la seguridad pasiva.

Mientras la seguridad activa intenta evitar por todos los modos un accidente (en este caso, reduciendo  la distancia al suelo para evitar salirse de una curva, por ejemplo), la pasiva trata de minimizar los daños en caso de que ese accidente se produzca. La idea de los ingenieros de Audi es que esta suspensión activa pueda elevar un lado del automóvil para proteger mejor a sus ocupantes.

De este modo, cuando el coche detecta que va a sufrir un impacto lateral eleva ligeramente el coche de modo que el vehículo que va a chocar, en lugar de golpear directamente contra la puerta, golpearía primero en el suelo y los estribos laterales del A8, como puedes ver en este vídeo:

 

Audi explicaba cómo se supone que debe funcionar todo:” El sistema usa los sensores en red en el controlador central de asistencia al conductor (zFAS) para detectar los riesgos de una colisión alrededor del automóvil. En caso de un impacto lateral inminente a más de 25 km/h, la suspensión eleva la carrocería en el lado expuesto hasta en 80 milímetros en medio segundo. Como resultado, la colisión se dirige a las áreas aún más fuertes del sedán de lujo, como alféizares laterales y la estructura. Por lo tanto, la carga en los ocupantes se reduce hasta en un 50% en comparación con un impacto lateral donde el cuerpo no se eleva”.

Se trata de una medida interesante, en el que sin duda lo único que ha hecho Audi es copiar los movimientos físicos de cualquier ser vivo, que ante una posible colisión trata de proteger sus zonas más débiles con otras más resistentes. El uso de sensores y ordenadores capaz de procesar toda esa información está acercando más los coches a nosotros. Es un paso más de cara a que conduzcan solos.

Fuente: Audi

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta