Fue en el pasado Salón de Ginebra cuando conocimos al DS 7 Crossback 2018. Llegará al mercado a finales de este mismo año, con con la serie especial La Première y un par de mecánicas, un gasolina 1.6 THP con 225 CV o un propulsor diésel 2.0 BlueHDi con 180 CV, ambos asociados a una caja de cambios automática de ocho relaciones (más adelante llegarán otros motores).

Además de ser el primer SUV de la marca DS, será el encargado de estrenar una avanzada suspensión, pensada para lograr un óptimo confort de marcha. Heredero de la mítica suspensión hidroneumática de la marca, este sistema busca que el DS 7 Crossback destaque en el segmento de los todocaminos compactos no sólo por calidad de acabados, sino por refinamiento de marcha.

DS 7 Crossback

A pesar de que emplea la plataforma modular EMP2 del grupo PSA, compartida, entre otros, por los Peugeot 3008 2017 y Peugeot 5008 2017, el modelo de la marca DS estrena un tren trasero multibrazo con el que pretende lograr un comportamiento más eficaz y filtrar mejor cualquier irregularidad en la carretera.

La Active Scan Suspension va todavía un paso más allá. Empleando una cámara en la parte superior del parabrisas, junto con otros sensores repartidos por el vehículo, es capaz de reconocer las irregularidades del pavimento en los cinco metros por delante, a velocidades desde 15 hasta 130 km/h. En función de esos datos, un calculador actúa sobre cada una de las ruedas de forma independiente y modifica el ajuste de la suspensión a un modo más suave o más firme, en aras de una mayor comodidad.

Esta es fruto de la política de PSA hasta 2020, de emplear tecnologías globales, más sencillas de instalar y, por lo tanto, a un coste menor. Esta tecnología nos recuerda al sistema Magic Body Control que estrenó el Mercedes Clase S 2013, comparado con una alfombra mágica. Así funciona:

Por ahora no monta los amortiguadores que mostró el prototipo C4 Cactus Advanded Comfort Lab. Se trata de unos amortiguadores, con dos topes hidráulicos, uno para el rebote y otro para la comprensión. Ante pequeñas irregularidades de la carretera, no entran en juego los dos amortiguadores hidráulicos y funcionan como unos onvencionales. Pero si se circula por un piso en mal estado, los topes hidráulicos frenan los impactos y disipan la energía en lugar de absorberla.

Fuente: DS
Galería de fotos del DS 7 Crossback 2018:

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta