Habíamos visto la renovación de gama del BMW Serie 4 2017, que “afectó” también al BMW M4 2017. Pues bien, ahora BMW lanza el BMW M4 CS 2017, una versión global que toma la denominación del M4 CS 2016, entonces una edición limitada a 60 unidades para España. Esta nueva versión especial eleva la potencia del motor de seis cilindros de los 431 a 460 CV, además de mejorar la puesta a punto del chasis y mejorar la estética.

La idea de este BMW M4 CS 2017 es acortar la brecha entre el BMW M4 Coupé con paquete de competición y el BMW M4 GTS orientado al circuito. Es una edición especial que inicia una nueva nomenclatura que pretende situarse por encima de la S, al igual que otras series especiales que vimos en la historia del BMW M3 y que inició el E30 BMW M3 Evolution en 1988.

Cobra especial importancia en estas variantes el apartado mecánico. El motor de seis cilindros en línea con 3.0 litros de cubicaje aumenta la potencia del BMW M4 con paquete de competición en 10 CV hasta alcanzar los 460 CV. Ligado al cambio de doble embrague M DCT de siete velocidades con Drivelogic es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanzar nada menos que 280 km/h, gracias a que cuenta de serie con el paquete M Driver. Y todo ello con un consumo homologado de 8,4 l/100 km, al que ayuda la séptima velocidad de larga relación (el cambio dispone de un refrigerador de aceite independiente que permite el cambio de marchas automático como el manual utilizando las levas en milésimas de segundo.

También se han revisado las suspensiones del nuevo BMW M4 CS a imagen de las que emplea en M4 con paquete de competición. Soportes de ruedas y brazos de ambos ejes son de aluminio forjado, más ligeros para reducir las masas no suspendidas. De serie cuenta con la suspensión M adaptativ, que ayuda a que se compore igual de bien viajando que en circuito… un dato: en Nürburgring paró en crono en 7 minutos y 38 segundos.

Para garantizar el mejor agarre dispone del DSC (Control Dinámico de Estabilidad), que incluye el modo M Dynamic y el diferencial M activo. Junto a la suspensión M adaptativa y la dirección, el conductor puede adaptarlo pulsando un botón según uno de los tres modos de conducción:

  • Comfort: para adaptarse a firmes irregulares, conducción urbana y trayectos cortos.
  • Sport: aporta algo más de diversión en carretera.
  • Sport+: perfecto para circuito, aporta el máximo dinamismo pero el DSC sigue interviniendo (en el modo M Dynamic ya se permiten derrapajes controlados.

Todo este arsenal técnico debía notarse en el exterior del nuevo BMW M4 CS 2017. Cuenta con faros  LED dobles y apéndices para mejorar la aerodinámica, como el faldón delantero con grandes tomas de aire de tres secciones para refrigerar mejor motor y frenos cerámicos, difusor delantero diseñado especialmente para esta versión.. o el trasero idéntico al del BMW M4 GTSque ayuda al nuevo alerón Gurney de fibra de carbono vista sobre la tapa del maletero.

En la zaga también cuenta con luces con tecnología OLED (Organic Light Emitting Diode) y hay más detalles, como el capó y techo de CFRP (plástico reforzado con fibra de carbono), llantas especiales de 19 pulgadas delante y 20 detrás con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 semislick, retrovisores exteriores M…

En el habitáculo destacan los asientos deportivos M con cuero y Alcantara. El aire de dinamismo se extiende por el guarnecido de los paneles de las puertas hechos con fibras naturales… y sin renunciar a comodidades como un nuevo sistema de sonido, adaptado a las características acústicas del vehiculo, o el sistema de navegación Professional.

Fuente: BMW
Galería de fotos:

Ver galeria (50 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta