Tras el repaso veraniego que hemos realizado a alguno de los deportivos más atractivos del panorama actual, donde analizamos a fondo ejemplares tan apetecibles como los Nissan 370Z Nismo, BMW M235i, Volkswagen Polo R WRC o SEAT León CUPRA, vamos a iniciar una nueva serie de pruebas, ahora encaminadas a examinar otro de los segmentos más representativos del mercado, como es el de las berlinas Premium del segmento D.

Para ello nos centraremos más concretamente en la terna germana formada por Audi, BMW y Mercedes-Benz, vehículos que representan como ningún otro el éxito profesional de quien los conduce, a la vez que tratan con esmero a sus acompañantes. Si bien es cierto que la competencia aprieta cada día más, con algunas marcas generalistas que intentan copar parte de su cota de mercado, con un claro ejemplo en otro alemán como el Opel Insignia, que pasó por nuestras manos hace pocos meses, o los representantes japoneses, como el Lexus IS 300h, también analizado por nosotros, al final el dominio en la categoría de estas tres marcas teutonas resulta todavía indiscutible.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_02

De todas formas si quieres ver cuáles son sus rivales directos, nada mejor que dediques un rato a consultar nuestra Guía de compra: berlinas medias, para viajar a gusto.

En este caso, como es fácil deducir por el título de la prueba comenzaremos con el representante de la firma de los cuatro aros y una de sus versiones más solicitadas, concretamente por el Audi A4 2.0 TDI, sin la alabada tracción quattro y equipado con la caja de cambios Multitronic de 8 velocidades (se reserva la transmisión S-tronic de 7 velocidades para las versiones dotadas de tracción total).

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_03

Hemos de comentaros que la versión probada esta semana equipa el motor 2.0 TDI con una potencia máxima de 177 CV, que ha sido ligeramente actualizado hace escasas fechas, incorporando pequeñas mejoras para hacerlo algo más potente (190 CV) y eficiente. Pero las conclusiones aquí mostradas son igualmente válidas, con mínimas diferencias en el apartado prestacional, a la espera de la siguiente generación del A4, que será presentada a lo largo del año que viene.

Y sin más dilación hagamos un repaso por cada uno de los apartados que ya se han convertido en habituales en nuestras pruebas a fondo:

Exterior

Este veterano modelo (estamos ya nada menos que por su octava generación) sigue resultando tan atractivo como el día de su presentación y por él parece no pasar el tiempo, entre otras cosas debido a su diseño continuista, y es que, como suele decirse: si algo funciona ¿para qué cambiarlo? Aunque no lo parezca sus líneas se renuevan cada cierto tiempo otorgándole una nueva juventud que le hace figurar como uno de los modelos favoritos de la clientela con un cierto poder económico, y eso en Audi lo saben muy bien.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_04

Además en el caso de la versión probada estos rasgos se ven potenciados por el equipamiento opcional S-Line (tanto exterior como interior) y de un llamativo color Rojo Misano que no hacen sino conferirle un toque mucho más atractivo y deportivo.

Este kit está compuesto, entre otras cosas, por nuevos paragolpes delantero y trasero de diseño deportivo, parrilla del radiador específica, intermitentes delanteros en color blanco, estriberas laterales en el color de la carrocería, inscripción S-Line en las aletas delanteras y en las molduras de las puertas, además de salidas de escape cromadas y un sinfín de pequeños detalles adicionales.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_05

La longitud total se va hasta los 4,701 metros, mientras que la anchura varía entre los 1,826 metros sin contar los espejos laterales o los 2,040 metros con ellos desplegados. La cota de altura es de 1,427 metros y cuenta con una distancia entre ejes (batalla) de 2,808 metros. Los voladizos no son muy prominentes con unas medidas de 0,862 metros el delantero y 1,031 metros el trasero. El elaborado diseño aerodinámico de su carrocería se resume en un coeficiente Cx de 0,28.

Sus líneas corresponden casi punto por punto con lo que se espera de una berlina clásica, una silueta elegante con sus tres volúmenes claramente diferenciados, un capot largo, un habitáculo generoso que trata con esmero a sus ocupantes y dotado de cuatro puertas para facilitarles el acceso al interior y, por último, un maletero en el que dar cabida a todo su equipaje.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_06

En la carrocería se utiliza un método de construcción mixto (Audi ultra), en acero y aluminio. De esta forma se consigue una mayor seguridad en las zonas de deformación, a la vez que se aligera el conjunto con los consiguientes beneficios dinámicos y en ahorro de combustible.

Los rasgos de su frontal son muy característicos, pudiendo ver cómo, generación tras generación, los ingenieros de Audi consiguen imprimirle, variando ligeramente el diseño, un fuerte carácter y personalidad.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_07

Destaca especialmente la presencia de la parrilla Singleframe realizada, en esta ocasión, en color negro brillante y con un delgado reborde cromado. Su función, lógicamente, no es meramente estética y a través de ella se encauza el aire necesario para refrigerar los órganos mecánicos. También enmarca la placa de matrícula y, sobre todo, al conocido emblema de la firma formado por cuatro aros cromados de aspecto tridimensional.

Todo ello le otorga una apariencia ancha y baja, remarcada por la presencia del kit S-Line anteriormente mencionado que incorpora a ambos lados en las tomas laterales unas llamativas rejillas, en forma de panal de abeja, que tienen un mero carácter ornamental, al estar cegadas y no dejar pasar el aire a través de ellas, aunque sí sirven como soporte de las luces antiniebla.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_37

Los grupos ópticos son otros de sus elementos característicos, con unos rasgos inconfundibles gracias a la luces diurnas tipo LED, perfectamente reconocibles para quienes nos vean de frente, o a través del espejo retrovisor… Nuestra unidad equipaba, además, la opción de faros xenón plus con el sistema Adaptive Light con luz de curva y giro dinámica que garantizan una óptima visibilidad en todo tipo de circunstancias.

En la vista lateral es donde mejor se aprecian los tres volúmenes diferenciados antes comentados, con una línea de cintura alta y continua que recorre toda la longitud del vehículo, y una destacada desproporción entre la superficie de chapa y la acristalada.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_33

Aquí no podremos pasar por alto las preciosas llantas de aleación de 19 pulgadas de diámetro y 8,5 de garganta, modelo Audi Sport, con un diseño de rotor de 5 brazos sobre las que se montan neumáticos Continental Sport Contact 3 R01 en medidas 255/35 ZR19 96Y.

En la parte trasera resaltan las contenidas dimensiones del cristal posterior que, no obstante, permite una correcta visibilidad hacia atrás, o la tapa del maletero que cuenta con un pequeño resalte que recorre todo su perfil a modo de pequeño alerón, con indudables beneficios aerodinámicos.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_08

Los grupos ópticos posteriores, íntegramente formados por LED, están divididos en dos partes, una en el propio cuerpo de la carrocería y otra en la cubierta del maletero, donde también se ubican la matrícula y los logos que identifican la marca y el modelo en cuestión.

Por último el paragolpes del kit S-Line adopta formas más enérgicas que el de serie y culmina en su parte inferior en un difusor que contrasta con el color principal y donde se sitúa la doble salida de escape, en el lateral izquierdo.

Interior

El interior de este Audi A4 destaca por su exquisita presentación, materiales empleados y ajuste de los mismos, justo al nivel que se espera en un vehículo elaborado en Ingolstadt.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_09

Abunda el cuero de excelente calidad, en diferentes texturas y siempre suave tacto. Tampoco podía faltar el aluminio con numerosas inserciones donde otros fabricantes se limitan a utilizar simple plástico. En fin si quieres saber lo que es un verdadero ambiente Premium no tienes más que subirte en él…

Es cierto que, pese a ello, el diseño del interior no puede ocultar el paso del tiempo, más si lo comparamos con las últimas creaciones de la marca, mucho más minimalistas, como pudimos apreciar en nuestras pruebas del Audi A1 o del Audi A3. Pero no por ello lo echaremos de menos.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_31

Aquí también salen a relucir ciertos detalles ornamentales que forman parte del kit S-Line como, por ejemplo, las molduras en los umbrales de entrada de las puertas con el logotipo S-Line, los asientos delanteros deportivos, las inserciones en aluminio mate o el revestimiento interior del techo en negro.

Una vez situados en el puesto de conducción nos sentiremos como en casa, gracias a los excelentes asientos que recogen perfectamente el cuerpo, para que no se bambolee en conducción deportiva y, al mismo tiempo, resultan cómodos para los largos viajes que permite hacer este Audi A4.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_25

Las múltiples regulaciones tanto de asiento como de la columna de la dirección facilitan enormemente la labor de encontrar la postura perfecta, cualquiera que sea nuestra talla. Todo cae muy a mano, con los diferentes mandos y pantallas orientados siempre hacia el conductor para que éste se distraiga lo menos posible en su importante labor.

El volante multifunción, proveniente también de los accesorios S-Line, tiene el tamaño, espesor y tacto perfectos. Afortunadamente no nos topamos con una de esas unidades con la parte inferior achatada que resultan tan atractivas como poco prácticas, sobre todo a la hora de realizar maniobras urbanas o cuando recorremos un puerto de montaña.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_21

Cuenta con diversos mandos en sus brazos horizontales desde los que se controla el equipo multimedia, el teléfono Bluetooth o los diferentes modos a mostrar en la pantalla multifunción. Justo detrás se ubican las levas del cambio Multitronic de 8 velocidades por si no queremos dejar el control del mismo a los programas preestablecidos y accionarlas manualmente. Su tamaño un poco escaso, como es norma en la casa. También podemos encontrar las palancas que controlan los limpiaparabrisas, intermitentes y luces además de la que gestiona el regulador/limitador de velocidad.

El cuadro de relojes es el típico de la marca, con las dos grandes esferas destinadas a indicarnos las revoluciones del propulsor y la velocidad a la que circulamos. Otras dos más pequeñas nos muestran la temperatura del líquido refrigerante y el nivel de combustible. Aparte de infinidad de testigos que nos sirven para controlar diferentes funciones del vehículo.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_23

En el medio una pantalla multifunción, totalmente configurable, nos indica desde las instrucciones del sistema de navegación, hasta la emisora de radio que estamos escuchando, pasando por la velocidad a la que circulamos o los kilómetros recorridos, consumos instantáneos y medios, etc.

El salpicadero se nos presenta en su parte superior con una cubierta que protege de los rayos solares a la pantalla multifunción central. Ésta, con un tamaño de 7 pulgadas, se convierte en el centro neurálgico desde el que se controlan el sistema de navegación, el excelente equipo de audio, o la conectividad de accesorios, aparte de poder gestionar diversos parámetros de la configuración del vehículo o los sistemas de asistencia al conductor.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_22

Justo debajo los aireadores centrales dan paso al cargador de CD´s del sistema multimedia y a los mandos que controlan el Drive Select (con sus diferentes modos de conducción: comfort, auto, dynamic y efficiency), la inhibición del sistema Stop&Start o la desconexión del ESP.

Finalmente los mandos del eficaz sistema de climatización, permiten regular independientemente la temperatura de ambos lados del habitáculo, además de gestionar la distribución del aire por el mismo o la regulación de los asientos calefactables.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_19

En la consola central nos encontramos con la prominente palanca de la caja de cambios Multitronic de 8 velocidades. Su pomo nos ofrece unas curiosas formas que, finalmente, resultan cómodas adaptándose perfectamente a nuestra mano. Está rodeada del mando giratorio del MMI (Multi Media Interface) con joystick integrado, del botón que acciona el freno de estacionamiento automático, del pulsador de arranque/parada del motor y del que nos permite manejar el sistema de audio.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_27

Unos posavasos y el reposabrazos central, que ejerce también las funciones de pequeña guantera, culminan el repaso de esta zona.

La habitabilidad resulta excelente para cuatro pasajeros, tanto por espacio para las piernas como en lo que a altura se refiere. Si ha de subir al vehículo una quinta persona no gozará del mismo confort que el resto, tanto por la marcada forma de la plaza central trasera como, sobre todo, por la presencia de un prominente túnel (destinado a conducir el eje de transmisión de las versiones equipadas con la tracción total quattro) que resulta sumamente incómodo para los pies.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_28

En la parte central del respaldo encontramos un reposabrazos abatible que también sirve para sujetar unas latas de bebida, además de contar con una pequeña guantera. Los respaldos de dichos asientos pueden abatirse en una proporción 60/40 para ampliar la capacidad de carga del maletero.

Maletero

Uno de los puntos a favor de este tipo de vehículos radica en la capacidad de su maletero. Curiosamente entre las tres berlinas Premium alemanas (Audi A4, BMW Serie 3/Serie 4 y Mercedes-Benz Clase C), que vamos a analizar aquí en sucesivas semanas, la competencia es también feroz en este aspecto, calcando su capacidad, con un volumen hábil de 480 litros.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_10

Pero en el caso del Audi A4 sus regulares formas ayudan a aprovechar mejor hasta el último resquicio de este espacio, mostrándose adecuado para dar cabida sin excesivos problemas al equipaje que pueda necesitar una familia de 4 miembros en, por ejemplo, un desplazamiento vacacional.

La altura de la línea de carga se establece en unos más que aceptables 673 mm, mientras que la tapa del maletero al abrirse nos deja un hueco lo suficientemente grande para introducir objetos voluminosos (aunque claro está no nos encontramos ante la versión Avant, con su gran portón trasero y sus 1.430 litros de capacidad máxima).

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_11

En caso de necesitar mayor espacio de almacenaje se pueden abatir los respaldos de los asientos posteriores en una proporción 60/40, con lo que el volumen total de carga asciende hasta los 962 litros. Lástima que no se incluya una trampilla practicable en su zona central para poder transportar bultos algo más largos (siempre se pone el ejemplo de unos esquíes…) sin necesidad de plegar los asientos.

Destaca el tratamiento dado por el fabricante alemán a esta zona, normalmente menos vistosa, con unos tapizados de alta calidad y muy resistentes al uso que recubren todo su interior, o protegiendo con material plástico los siempre feos mecanismos que accionan la tapa del maletero.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_13

También contamos con unos robustos ganchos donde sujetar pulpos o redes que impidan moverse al equipaje, así como huecos laterales, uno de ellos a la izquierda, cubierto con una tapa, donde colocar los objetos de uso más común. Además disponemos de una toma de corriente de 12 voltios donde enchufar los más variados accesorios.

Una vez levantamos el piso del maletero aparecerá ante nosotros una rueda de repuesto de uso temporal en medidas T 125/70 R19, también de la marca Continental, con la que podremos rodar como máximo a 80 km/h hasta encontrar un taller donde nos reparen el neumático dañado. Tampoco falta, en el hueco de esta rueda, el gato y una reducida dotación de herramientas.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_15

 

Equipamiento

Como siempre que hablamos de las berlinas Premium alemanas hemos de hacer mención a la reducida dotación de serie con la que cuentan, siendo absolutamente necesario pasar por caja para configurarnos un vehículo acorde a lo que su línea exterior y presencia dejan entrever. Afortunadamente esta tendencia poco a poco está cambiando, como ya os explicamos la semana pasada en nuestra toma de contacto con el BMW Serie 2 Active Tourer.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_24

Entre los elementos que sí incluye de serie el Audi A4 podemos mencionar:

  • Paquete brillo
  • Carcasa de los retrovisores exteriores en el color de la carrocería
  • Cristales antitérmicos tintados
  • Faros principales halógenos
  • Faros antiniebla
  • Parabrisas laminado antitérmico tintado
  • Luz de marcha diurna

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_55

  • Regulación eléctrica de la altura de los faros
  • Retrovisores exteriores con ajuste eléctrico
  • Retrovisor exterior derecho convexo
  • Retrovisor exterior izquierdo asférico de regulación eléctrica
  • Control de presión de los neumáticos
  • Llantas de aluminio forjado 7,5 J x 16 en diseño dinámica de 7 brazos
  • Neumáticos 225/55 R16 Y
  • Rueda de repuesto de tamaño reducido

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_56

  • Tornillos de ruedas con seguro antirrobo
  • Climatizador automático confort
  • Alfombrillas delanteras y traseras en Velours
  • Inserciones del salpicadero y puertas en lacado réflex gris acero o marrón turba (dependiendo del color interior).
  • Molduras de entrada con inserciones en aluminio
  • Paquete de iluminación
  • Retrovisor interior antideslumbrante

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_60

  • Pomo y revestimiento de la palanca del cambio en cuero
  • Volante multifunción de cuero en diseño de 4 radios
  • Fijación Isofix en asientos laterales traseros, y anclaje Top Tether
  • Asientos delanteros con regulación manual de la altura
  • Tapicería de los asientos en tela Coseno
  • Airbag para conductor y acompañante
  • Airbag lateral para el conductor y acompañante

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_63

  • Programa electrónico de estabilización ESP
  • Dirección asistida electromecánica Servotronic
  • Freno de estacionamiento electromecánico
  • Inmovilizador electrónico
  • Apertura del maletero con función soft-touch
  • Función automática Start&Stop con sistema de recuperación de energía
  • Sistema de información al conductor con pantalla de alta resolución en color y programa de eficiencia
  • Altavoces pasivos
  • Equipo de radio Concert
  • Reproductor de CD.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_57

Podemos adquirir un Audi A4 berlina desde 30.830 euros (del A4 1.8 TFSI de 120 CV, tracción delantera y cambio manual de 6 velocidades). El modelo analizado (A4 2.0 TDI ya con la nueva motorización de 190 CV, tracción delantera y cambio automático Multitronic de 8 velocidades) está disponible desde 38.860 euros.

En nuestro caso, la unidad cedida por la marca alemana, contaba con el siguiente equipamiento opcional (sobre el básico de esta versión):

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_61

  • Color Rojo Misano efecto perla —– 950,00 €
  • Adaptative light —– 445,00 €
  • Apoyabrazos central delantero —– 0,00 €
  • Asientos delanteros calefactables —– 410,00 €
  • Asientos delanteros con regulación eléctrica —– 805,00 €
  • Audi drive select —– 355,00 €
  • Audi hold assist —– 95,00 €

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_73

  • Audi parking system APS plus —– 445,00 €
  • Dirección dinámica —– 1.430,00 €
  • Equipo de radio digital —– 395,00 €
  • Faros inteligentes “smart beam” —– 0,00 €
  • Instalación básica manos libres (Bluetooth) para teléfono móvil —– 0,00 €
  • Intercambiador de CD para MMI® navegación plus —– 495,00 €
  • Llantas de aleación ligera 8,5 J x 19 Audi Sport en diseño rotor de 5 brazos —– 730,00 €

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_72

  • MMI navigation plus —– 835,00 €
  • Airbags laterales traseros —– 410,00 €
  • Paquete business —– 985,00 €
  • Paquete de estilo negro brillante Audi Exclusive —– 435,00 €
  • Paquete deportivo S line —– 2.795,00 €
  • Paquete exterior S line —– 1.715,00 €

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_71

  • Paquete técnico —– 990,00 €
  • Respaldo del asiento posterior abatible —– 340,00 €
  • Suspensión deportiva S line —– 665,00 €
  • Tapicería S line en tela Sprint / cuero color negro —– 1.045,00 €
  • Volante deportivo de tres radios multifuncional con levas para el cambio Multitronic —– 315,00 €

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_70

Por lo que con los 17.085 euros en opciones que incluía nuestra unidad su precio final ascendía hasta los 55.945 euros, una cifra realmente alta, por lo menos para el común de los mortales…

Los importes mostrados corresponden a la versión que actualmente podemos encontrar en los concesionarios (con el nuevo motor 2.0 TDI de 190 CV), y que apenas suponen incremento en el importe final (poco más de 300 €) respecto a la versión probada. Las únicas diferencias se refieren al apartado de la motorización que trataremos en el siguiente apartado.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_69

Aunque, como muchos de vosotros ya sabéis, nuestra recomendación a la hora de adquirir cualquier modelo y, claro está, también un Audi A4 2.0 TDI Multitronic es que os paséis por el buscador de Coches.com donde, además, también podréis conseguir el seguro que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Motorización

La motorización de la versión probada está basada en el veterano bloque de 4 cilindros en línea, en posición transversal, y 1.968 centímetros cúbicos, con doble árbol de levas en cabeza (DOHC), dotado de inyección directa de combustible, tipo common rail con inyectores piezoeléctricos de ocho orificios, y una presión de alimentación de 1.800 bares. Además de contar con sobrealimentación mediante un turbocompresor de geometría variable, se apoya en un intercooler de generosas dimensiones con el que enfriar el aire de admisión.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_68

Y todo este dispendio tecnológico ¿en qué se traduce? Pues en una potencia de 177 CV a 4.200 rpm y un par motor máximo de 380 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos o alcanzar una velocidad máxima de 222 km/h (siempre referido al caso de la versión probada, equipada con el cambio automático Multitronic de 8 velocidades).

Los consumos homologados son de 5,7 l/100 km en ciudad; 4,4 l/100 km en autovía y carretera y un consumo medio de 4,8 l/100 km. Con unas emisiones de CO2 de 127 g/km (Euro 5).

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_67

Nuestras medidas, como es ya habitual, se mostraron ligeramente por encima de estas cifras, con un consumo urbano de 7,2 l/100 km; 5,8 l/100 km en el interurbano y un gasto de combustible medio de 6,4 l/100 km. Quiere esto decir que con una capacidad del depósito de combustible de 63 litros la autonomía real se sitúa muy cerca de los 1.000 kilómetros.

De este motor nos gusta su empuje constante y sobre todo su elasticidad, acompañado por un cambio automático Multitronic de 8 velocidades con el que conjuga a la perfección. Logrando un nivel prestacional destacable, al mismo tiempo que unos consumos muy razonables.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_64

Como ya os hemos comentado, este propulsor ha sufrido una reciente actualización, para cumplir la exigente normativa de emisiones Euro 6. Entre otras optimizaciones ahora se emplean nuevos inyectores piezoeléctricos que permiten suministrar combustible a una presión de 2.000 bares.

La mejoría no va tan encaminada a lograr unas mejores prestaciones como a obtener menores consumos y emisiones. La potencia así obtenida asciende, en las versiones que están ahora a la venta, hasta los 190 CV entre 3.800 y 4.200 rpm, mientras que el par motor máximo alcanza una cifra de 400 Nm entre 1.750 y 3.000 rpm. La velocidad máxima es de 230 km/h, a la vez que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_66

Los consumos homologados son ahora de 5,3 l/100 km el urbano; 4,1 l/100 km el interurbano y el combinado de 4,5 l/100 km. Las emisiones medias se rebajan hasta los 119 g/km.

Comportamiento

El comportamiento dinámico de estas berlinas Premium destaca por su facilidad de conducción. Cualquiera puede ir realmente rápido con ellas. No podemos decir que tengan un comportamiento que enamore pero si son realmente efectivas, y correctamente llevadas, se puede ir muy, pero que muy rápido…

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_54

Y, claro está, este Audi A4 no iba a ser una excepción… Estamos ante un excelente rodador, que encuentra en las vías rápidas (autopistas y autovías) su principal razón de ser. Realizaremos viajes fulgurantes con total facilidad y con bastantes problemas a la hora de mantenernos dentro de los límites de velocidad establecidos, si no utilizamos el limitador/regulador.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_50

En el caso de nuestra unidad resultaba algo menos confortable que las versiones estándar por el tarado más enérgico de las suspensiones y las espectaculares llantas de 19 pulgadas con neumáticos de perfil bajo que implica la adopción del kit S-Line, pero nada que no puedan asumir sus ocupantes.

Aunque tampoco le hace ascos a circular por carreteras nacionales llenas de curvas o afrontar un puerto de montaña. Evidentemente no nos encontramos ante un deportivo compacto de tracción delantera como el SEAT León CUPRA y tampoco muestra el carácter que pudimos observar en el Audi A3 1.8 TFSI quattro S-tronic, cuando pasó por nuestras manos, pero tampoco lo pretende.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_42

Transmite mucha confianza dado su buscado carácter subvirador, pues la carrocería sigue imperturbable la línea marcada por las ruedas delanteras. Si avivamos algo más el ritmo el límite sigue estando muy alto, con el tren anterior convenientemente apoyado el trasero ayuda a redondear las curvas. No muestra la eficacia de las alabadas versiones quattro, sobre todo cuando el firme se encuentra muy bacheado o resbaladizo debido a las inclemencias meteorológicas. Los frenos tienen un comportamiento más que correcto y las distancias de frenado no se alargan en demasía tras un uso intenso.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_41

El cambio Multitronic de 8 relaciones se comporta a las mil maravillas, con transiciones totalmente imperceptibles entre una marcha y otra, sin molestos tirones y resultando el complemento perfecto para este propulsor diésel. No echaremos de menos el cambio S-tronic de doble embrague y 7 relaciones, que sólo está disponible para las versiones dotadas de tracción total quattro, pues incluso nos permite una utilización deportiva de forma manual, tanto desde la propia palanca como desde las levas situadas detrás del volante…

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_39

En ciudad tiene las mismas ventajas e inconvenientes que cualquiera de las otras berlinas Premium que pasarán por nuestras manos en sucesivas semanas, es decir un rodar fácil y silencioso, con un cambio que nos hará olvidar su existencia y unos consumos no muy elevados gracias a la adopción del sistema de arranque y parada en detenciones.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_38

Las maniobras de aparcamiento resultan sumamente sencillas por el suave tacto de su dirección eléctrica y por la ayuda de los sensores y la cámara trasera. Es decir, sólo nos tendremos que preocupar de encontrar un hueco donde quepa…

Veredicto de Coches.com

Aquel comprador que se decida a adquirir un Audi A4 lo hará guiado por el prestigio que otorgan los cuatro aros ubicados en su parrilla frontal. Es un símbolo de éxito, pero más allá encontrará un vehículo de aspecto clásico dotado, a la vez, de unas líneas deportivas muy atractivas a la vista. No errará el tiro, llevándose un excelente producto que hace honor a lo que se espera de un modelo nacido en Ingolstadt.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_59

La calidad de realización, los materiales empleados o el diseño del interior no defraudará a quien lo compre. No obstante el ciclo de vida de esta generación del Audi A4 está en sus últimas etapas pues, con toda seguridad, el año que viene nos será mostrada la próxima entrega (la novena) de esta exitosa berlina.

Seguramente en los próximos meses se podrán ver atractivas ofertas que lo harán aún más apetecible, aunque en todo caso el importe final a desembolsar siempre será elevado dado su carácter de marca Premium.

Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic_45

Para tener una opinión más objetiva no dejes de leernos en las próximas semanas donde también pasarán por nuestras manos algunos de sus más enconados competidores germanos como el BMW Serie 4 o el recientemente renovado Mercedes-Benz Clase C. ¿Quién resultará ganador en este duelo?

Valoración_Audi_A4_2.0_TDI_Multitronic

Galería de imágenes:

Ver galeria (73 fotos)

5 COMENTARIOS

  1. […] Analizamos a fondo los cambios del nuevo Audi A4 2012, si bien en lo básico continúa siendo el mismo modelo. Cuenta con faros LED y luces traseras rediseñadas, presa de aire frontal con faros antiniebla y tubos de escape dobles muy juntos. Lo sambios interiores incluyen un volante de tres radios y una llave de encendido rediseñado. Los controles para el aire acondicionado, información y entretenimiento, y las fuentes de las ventanas de ganancia cierres cromados. Pasó por nuestra sección de pruebas y nos dejó un buen sabor de boca. […]

Deja una respuesta