En nuestro especial por los 50 años del Porsche 911 te contábamos parte de la historia del predecesor del mítico deportivo alemán, el Porsche 356. Los primeros prototipos del primer Porsche de serie nacían en 1948 y no se produjeron en Alemania, sino en las instalaciones de un antiguo aserradero en la localidad austriaca de Gmünd.

Empleaban un chasis tubular sobre el que se montaba el conocido motor 4 cilindros bóxer, refrigerado por aire, de 1.131 cc en posición central, con la transmisión en la parte posterior. Se consiguió que rindiese 40 CV y alcanzase unos 130 km/h. Luego, al producirse en serie, el chasis tubular se sustituyó por uno de sección cuadrada, más rígido y económico de fabricar.

Porsche Gmund 02Estos primeros modelos montaban muchos elementos del Volkswagen Beetle, por lo que a simple vista aparentaba ser un modelo bastante rudimentario. Se apreciaba la falta de medios y de suministros. Además, por la precariedad de las comunicaciones terrestres de la zona, se vieron obligados a venderlo caro. Dio igual, pues lo pedidos llegaron y saturaron la capacidad de las instalaciones de Gmünd. Pronto se haría necesario centrar la producción de los nuevos modelos en Stuttgart.

Porsche GmundSi hoy nos acordamos de aquellas pocas decenas de Porsche 356 que salieron del asserradero de Gmünd es porque Porsche se ha enterado de que Jeff Zwart conservaba uno de esos Porsche originarios. Este director de cine y piloto de carreras es fanático de la marca y no tuvo problemas en que Porsche realizase un estupendo reportaje fotográfico a su joya.

Este germen del Porsche 911 se conserva en un estado realmente extraordinario, como puedes observar en el vídeo que Porsche ha publicado en su canal de Youtube, con el making of de la sesión de fotos. Disfrútalo:

[raw]

[/raw]


Vía: Autoblog

2 COMENTARIOS

  1. […] barato. Pero te aseguramos un 911 o un 356 cuesta muchísimo menos el Porsche Type 356 No. 1. El primer deportivo de Porsche. Ahora vive en el Museo Porsche de Stuttgart, donde además podemos encontrar el 914 y el 8s, que […]

Deja una respuesta