Este año cumple medio siglo de vida uno de los deportivos más icónicos a nivel mundial: el Porsche 911. Y en la firma germana lo están celebrando como se merece, con exposiciones monográficas y modelos exclusivos como la limitada edición especial 50 aniversario, una versión del actual Porsche 991, pero con muchos detalles que recuerdan al modelo original.

Para comprender mejor un automóvil como el Porsche 911 hay que retrotraerse bastantes décadas atrás, concretamente hasta los años posteriores a la conclusión de la Segunda Guerra Mundial. Alemania había resultado derrotada en el conflicto y ello significó un altísimo coste tanto en vidas humanas como en el aspecto económico, ya que todo su tejido industrial había sido completamente destruido por los aliados.

Tanto Ferdinand Porsche como su hijo “Ferry” acabaron con sus huesos en prisión, acusados de colaborar con el régimen nazi debido al diseño y posterior desarrollo del denominado coche del pueblo el mítico Volkswagen Escarabajo. Al mismo tiempo las instalaciones productivas de Sttuttgart habían sido confiscadas por el ejército norteamericano, que las utilizaban para reparar sus vehículos.

El_Porsche_911_cumple_50_años_04Afortunadamente Ferry obtuvo pronto la libertad y pudo hacerse cargo de la empresa familiar, dando rienda suelta a su capacidad como diseñador, desarrollando algunos modelos de competición como el Tipo 360 Cisitalia, gracias a lo que pudo obtener el dinero necesario para pagar la fianza y conseguir la libertad de su padre Ferdinand y de Anton Piech, esposo de su hermana Louise y abogado de la empresa.

Ferdinand regresó a la actividad de la firma en 1947, ya con 73 años y un estado de salud delicado, pero contempló con orgullo alguno de los diseños que su hijo había ideado durante su ausencia. Entre ellos se encontraban los primeros esbozos del Proyecto 356, que tras el visto bueno del patriarca culminaría en su desarrollo definitivo.

El_Porsche_911_cumple_50_años_05En junio de 1948 nació, de esta manera, el primer Porsche de calle, que tomaba casi todos sus elementos prestados del Volkswagen Escarabajo. Los primeros prototipos (el 356/001) se produjeron en las instalaciones de un antiguo aserradero en la localidad austriaca de Gmünd y empleaban un chasis tubular sobre el que se montaba el conocido motor 4 cilindros bóxer, refrigerado por aire, de 1.131 cm3 en posición central con la transmisión en la parte posterior.

Se sustituyó el carburador sencillo por dos de doble cuerpo, para lograr una potencia máxima de 40 CV con lo que, gracias a sus aerodinámicas formas, se permitía alcanzar una velocidad máxima en torno a los 130 km/h. Una vez que el modelo comenzó a producirse en serie el chasis tubular se sustituyó por uno de sección cuadrada, más rígido y económico de fabricar.

Estos primeros modelos montaban también los clásicos faros del VW Escarabajo, que pasaron a convertirse en una seña de identidad de los vehículos fabricados por la marca alemana. También eran de la misma procedencia las suspensiones, los frenos, la transmisión o la dirección, así como un sinfín de elementos más, por lo que a simple vista aparentaba ser un modelo bastante rudimentario. A pesar de ello y de unas prestaciones modestas, además de un precio de adquisición relativamente alto, se sucedieron los pedidos, llegando a saturar la capacidad de fabricación de las instalaciones de Gmünd. Se hacía cada vez más necesario regresar a la factoría de Stuttgart.

El_Porsche_911_cumple_50_años_06Una vez que se produjo el traslado, en 1950 (aunque no a las naves originales, sino a unas cercanas, compartidas con el carrocero Reutter), comenzó a producirse el modelo en serie “oficialmente”, conocido bajo la denominación “pre-A”, entre los años 1950 y 1955. El modelo era casi idéntico al fabricado en las instalaciones de Gmünd, salvo por la carrocería, que ahora era de acero y el diseño de los parachoques que variaba levemente. También se fueron introduciendo ligeras mejoras a lo largo de los años, a medida que la capacidad productiva lo permitía.

Sin embargo, a pesar de la gran aceptación del 356 y de sus capacidades dinámicas, los clientes de la firma deseaban un modelo de mayor potencia y mejores prestaciones. Para ello se diseñó un nuevo propulsor de 1,3 litros que alcanzaba una potencia máxima de 44 CV a 4.000 rpm, e incluso una evolución posterior de 1,5 litros que entregaba una potencia de 55 CV, lo que permitía al Porsche 356 alcanzar una velocidad máxima de 145 km/h

El_Porsche_911_cumple_50_años_07El éxito de este singular modelo superó con creces las expectativas de su creador, que originalmente estimaba las ventas en no más de 500 ejemplares (cifra que se logró en el primer año de producción), llegando a las 10.000 unidades a lo largo de los años, fruto de la gran aceptación que obtuvo en un mercado tan importante como el norteamericano.

Lamentablemente el 30 de enero de 1951 se produjo el fallecimiento del fundador de la compañía, Ferdinand Porsche, a la edad de 75 años, lo que supuso un auténtico varapalo para la familia. Afortunadamente la empresa estaba en las buenas manos de su hijo Ferry, que supo sacar provecho de todo el bagaje de conocimiento heredado de su padre para continuar con la expansión de la firma de Stuttgart.

Y fruto de esa nueva etapa fueron las diferentes versiones que del 356 se produjeron en los años siguientes, en una lenta pero constante evolución:

Porsche 356 A (entre 1955 y 1959)

Fue presentado en el Salón de Frankfurt de 1955 y se trataba tan solo de una simple evolución del modelo precedente. Aunque se seguía empleando el propulsor anterior (en versiones 1300 y 1300 S, para acabar retirándolo de la “circulación” en 1957, debido a la escasa demanda) se adoptó un motor de más cilindrada, llegando a los 1.582 cm3, capaz de ofrecer un ligero aumento de potencia (60 CV en el 1600 y 75 CV en el 1600 S). También se instaló un radiador de aceite de mayo tamaño, se modificaron los frenos traseros, se añadió un amortiguador de dirección y finalmente se reemplazó la caja de cambios heredada del Volkswagen Escarabajo por una nueva realizada por ZF.

El_Porsche_911_cumple_50_años_08Pero las modificaciones no solo se produjeron a nivel mecánico, en el interior del habitáculo se presentaron nuevos revestimientos, asientos o salpicadero, a la vez que se optimizaba la ubicación de algunos mandos

Porsche 356 B (entre 1959 y 1963)

En la siguiente evolución los cambios fueron menos evidentes, pero no por ello se había dejado sin retocar multitud de aspectos del exitoso modelo anterior. Se modificaron los paragolpes o el capot delantero al igual que los parabrisas delantero y trasero. También la mecánica fue revisada añadiendo a los propulsores ya conocidos una nueva variante denominada 1600 Super 90 que, gracias a unos carburadores Solex más grandes, una aumentada relación de compresión y un árbol de levas modificado, entregaba la respetable cifra de potencia de 90 CV que le permitía alcanzar los 176 km/h.

El_Porsche_911_cumple_50_años_09
También se transformaron las suspensiones de cara a obtener un mejor comportamiento y por vez primera se montaron neumáticos radiales (en vez de los diagonales, habituales en la época)

Porsche 356 C (entre 1963 y 1965)

Esta última versión del Porsche 356 presentaba ya muy pocos cambios apenas de detalle, manteniéndose en el mercado tan solo un par de años, pues todos los esfuerzos estaban puestos en un nuevo modelo.
El_Porsche_911_cumple_50_años_10Diversas modificaciones permitieron mejorar ligeramente la potencia de los motores, obteniendo en las diversas variantes potencias de 75 o 95 CV, con lo que la velocidad máxima podía llegar a alcanzar los 190 km/h. Más importante aún resultó la adopción por vez primera de un sistema de frenado dotado de cuatro frenos de disco, con una capacidad de detención desconocida para la época.

Con una vida que se prolongó a lo largo de más de dos décadas y un total de 77.766 ejemplares producidos, había llegado el momento de evolucionar y que el primer automóvil de calle de Porsche dejara paso a un modelo más avanzado… No obstante la firma alemana le debe mucho al 356 pues no sólo le permitió ser reconocida a nivel internacional como fabricante de excelentes deportivos, sino que le facilitó alcanzar la solvencia financiera necesaria para lanzar los siguientes exitosos proyectos.

Pero de ello hablaremos ya en nuestra siguiente entrega.

Fuente: Porsche

Galería de imágenes:

Ver galeria (20 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta