Artboard
Inicio>Marcas>Audi>e-tron Sportback 2020

Audi e-tron Sportback 2020

Mario Nogales 20/11/2019

Solo era cuestión de tiempo que la gama de eléctricos de Audi creciera. Después del lanzamiento del Audi e-tron, ya estaba anunciada la llegada de una variante diferenciada de este modelo, pero asentada sobre la misma plataforma. Y ahora ya está entre nosotros el Audi e-tron Sportback 2020, que no es otra cosa que una versión del SUV con un aspecto más dinámico e inspirado en los coupés. Al fin y al cabo, se trata de una tendencia al alza y ya lo hemos podido ver en otros ejemplares de la marca.

No hay que olvidar el lanzamiento del Audi Q3 Sportback, un modelo que probamos recientemente y que sirve como referencia para este eléctrico. Porque a nivel estético se aplican unas claves de diseño similares, manteniendo la parte delantera de forma prácticamente idéntica a la del e-tron convencional. Destaca esa parrilla Singleframe octogonal casi totalmente carenada y flanqueada por los faros Matrix LED, que por primera vez vienen de serie en un modelo de la marca.

Aunque lo que más destaca del exterior del Audi e-tron Sportback se ve desde los 3/4 traseros. En el perfil ya se intuye esa dramática caída de techo al estilo coupé, con unos pilares D muy inclinados. Tampoco pasan desapercibidas esas llantas de 20 pulgadas. El portón queda rematado con ese marcado borde, que queda por encima de esos pilotos traseros unidos por el medio. En la parte inferior del paragolpes destaca esa especie de difusor y, por supuesto, la ausencia de salidas de escape.

El Audi e-tron Sportback destaca por una aerodinámica muy conseguida, gracias en parte a esos retrovisores exteriores virtuales. Son 0,25 Cx, un valor por encima del que marca el e-tron convencional y que se consigue con esa silueta más dinámica. Por otro lado, las dimensiones son similares y este ejemplar registra una longitud de 4.901 mm, una anchura de 1.935 mm y una altura de 1.616 mm, mientras que la distancia entre ejes se mantiene en 2.928 mm.

Gracias a esas dimensiones se ofrece un habitáculo realmente amplio y aprovechable. Solo pierde 20 mm de altura libre al techo en las plazas traseras respecto al Audi e-tron, pero aún así destaca en esa segunda fila por espacio para las piernas y por una superficie casi plana (sin apenas túnel de transmisión). En este caso el maletero trasero cuenta con 555 litros y se complementa con otro maletero de 60 litros (615 litros en total). Además, si se abaten los asientos traseros da lugar a un volumen de 1.655 litros.

Audi e-tron Sportback 2020. Motor

Como ya pasaba con su hermano mellizo, la gama del Audi e-tron Sportback estará compuesta por dos versiones diferenciadas. En ambos casos se emplean dos motores eléctricos, situados uno en cada eje para lograr la preciada tracción total de la marca. Por un lado está el 50 quattro, que cuenta con una potencia de 313 CV y 540 Nm de par y que tiene la ventaja de ser 120 kg más ligero que el tope de gama. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, alcanza una máxima de 190 km/h y emplea una batería de 71 kWh que le permite tener una autonomía de 347 kilómetros.

Por encima queda el 55 quattro, que llega a los 360 CV y 561 Nm, aunque tiene un modo boost (8 segundos) que le permite alcanzar 408 CV de potencia. En este caso las prestaciones mejoras y le permiten hacer el 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y la máxima queda limitada a 200 km/h. En este caso se monta una batería de 95 kWh que le permite llegar a una autonomía de 446 kilómetros, casi 30 kilómetros más que el e-tron «a secas».

En ambas versiones se puede recargar su batería de varias formas. En corriente alterna con el cable estándar se puede llegar a los 11 kW de potencia, aunque hay un segundo dispositivo de carga opcional que permitiría hasta 22 kW. Por otro lado, en corriente continua el 50 quattro llega hasta 120 kW y el 55 quattro hasta 150 kW en estaciones de carga rápida. En estos caso se llegaría al 80 % de la capacidad de la batería en algo menos de media hora.

Al comportamiento del Audi e-tron Sportback influirán algunas variables. Por un lado, cuenta con modos de conducción, hasta siete diferentes, para modificar parámetros como la dirección o la suspensión neumática adaptativa que viene de serie. Por otro lado, cuenta con una frenada regenerativa que está optimizada para ir recuperando energía e incluso se puede configurar la retención en varios niveles (con las levas del volante).

Audi e-tron Sportback 2020. Equipamiento

El interior del Audi e-tron Sportback es idéntico al de su compañero de gama. Eso significa que cuenta con el sistema MMI touch response con dos pantallas en la parte central. Desde la superior de 12,1 pulgadas se controla el infoentreteniemiento y desde la inferior de 8,6 pulgadas se modifica la climatización y otras tareas. Ambas cuentan con respuesta háptica y se complementan con la instrumentación digital Virtual Cockpit de 12,3 pulgadas.

La conectividad de este modelo es muy destacada y cuenta con punto de acceso Wi-Fi y la navegación HERE de serie. Gracias a Audi connect también se cuenta con un planificador de rutas e-tron, radio híbrida y servicios Car-to-X; además de la información de los semáforos de la que ya hablamos. También hay que destacar el asistente por voz Alexa de Amazon, que cuenta con más de 80.000 utilidades o la aplicación gratuita myAudi para llevar a cabo algunas gestiones.

Los asistentes a la conducción no pasan desapercibidos en el Audi e-tron Sportback y ya de serie se integran el pre sense basic y el pre sense front. Ya opcionalmente hay algunos más interesantes como el asistente de cruces, la alerta de tráfico cruzado, el asistente de cambio de carril, la advertencia de salida o el asistente de crucero adaptativo. Como en otros modelos, se podrá optar por los acabados interiores básico, design selection y S line para configurarlo; además de una edición de lanzamiento «edition one» con un equipamiento de lo más completo.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (159 fotos)

Cronología