La electrificación será clave en la próxima década, de eso no hay duda. La industria automotriz está en plena transformación y ya tenemos un buen eléctricos en el mercado que sirven como adelanto de lo que iremos viendo. En el caso de Audi, por ejemplo, esperan vender 800.000 vehículos electrificados para el 2025 y para eso hay que ampliar la oferta. Por eso está planificada una ofensiva de producto que incluye hasta 12 modelos 100 % eléctricos para dicha fecha.

De momento solo hay uno en el mercado, el Audi e-tron, pero ya hay confirmadas varias novedades para un futuro no muy lejano. Y para su gama eléctrica, la firma de los aros confiará en cuatro plataformas. Todos los modelos con este tipo de sistema de propulsión estarán asentados en una de ellas en función del tamaño o del planteamiento requerido. Vamos a hablar de ellas a fondo y analizar cuáles serán los primeros ejemplares en llevarlas.

Plataforma MLB evo adaptada

Como decíamos, el primer eléctrico de nueva generación de la marca fue el Audi e-tron, un ejemplar que ya tuvimos la ocasión de probar hace unos meses. Utiliza la plataforma MLB evo, la misma modular longitudinal que ya daba vida a otros modelos como el Audi Q5 o el Audi Q7, entre los que el e-tron estaría posicionado por tamaño. Sin embargo, para el eléctrico se ha hecho una adaptación completa, incorporando innovadores elementos estructurales en su parte inferior, zona central y techo.

Era necesario para poder introducir esa batería de 95 kWh formada por 36 módulos de 12 celdas que pesa 700 kg. El e-tron consigue una autonomía por encima de los 400 kilómetros gracias a ella y cuenta con un avanzado sistema de recuperación de energía que aprovecha a fondo las frenadas. Ya está preparada para cargas rápidas de hasta 150 kW. Después de este modelo todo apunta a que el siguiente en llevar la plataforma MLB evo será el Audi e-tron Sportback, que será presentado este mismo año con pocas diferencias respecto al prototipo que lo anticipó hace tiempo.

Plataforma J1

La plataforma J1 quiere demostrar que los eléctricos también pueden ser pasionales. Esta arquitectura ha sido desarrollada de forma conjunta con Porsche y será la que de vida a los modelos eléctricos de altas prestaciones de la marca. Todavía no hay ningún modelo que la emplee, pero se sabe que el primero en hacerlo será la versión de producción del Audi e-tron GT Concept, aquel prototipo tan llamativo que fue presentado el pasado año entre alabanzas.

Se trata de un gran turismo de altos vuelos que podría recordar ligeramente al Audi A7 Sportback por su concepción. Pero su corazón eran dos motores eléctricos (uno por eje) que se combinaban para lograr 590 CV de potencia. Con unas prestaciones de superdeportivo y una batería de 90 kWh, es capaz de superar los 400 kilómetros de autonomía. Cuenta con sistema de recarga de 800 voltios, apto para cargas de hasta 350 kW. Las claves para los modelos con plataforma J1 será el bajo centro de gravedad y la tracción quattro, aunque también podrá contar con bondades como el diferencial deportivo o el eje trasero direccional.

Plataforma MEB

La plataforma MEB es una de las más famosas en la actualidad. La plataforma modular para vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen será clave para el futuro de todas las marcas, pues dará vida a 27 modelos y se pretende producir 10 millones de vehículos que la lleven. Y Audi no podía quedarse atrás así que tendrá unos cuantos, siendo la ideal para hacer ejemplares compactos y de tamaño medio. Serán lo más asequibles de entre sus eléctricos, aunque siempre manteniendo la calidad que representa a la marca.

El nivel de modularidad de la plataforma MEB es tal que pueden hacerse sobre ella carrocerías SUV, crossover y berlinas. Destaca por tener una delantera recortada, una distancia entre ejes extendida y una habitabilidad superior. También por poder recibir varios tipos de baterías, de sistemas de propulsión, de tracción o de configuración de suspensiones. El primer modelo que la llevará será el Audi Q4 e-tron, un ejemplar del que ya se había lanzado un prototipo y que estará en el mismo segmento que el Audi Q3, que solo se ofrece con motores de combustión.

Plataforma PPE

La plataforma PPE, o Plataforma Premium Eléctrica, ya sonará a muchos. Es la que utiliza el nuevo Porsche Taycan, la berlina de altos vuelos de la marca de Stuttgart, que lógicamente ha ayudado en el desarrollo. Será la que esté presente en los modelos más avanzados tecnológicamente y que destacarán por su nivel de lujo. Esta arquitectura puede adaptarse tanto para vehículos tanto de piso bajo como alto, siendo apta para carrocerías SUV, Sportback, Avant o crossover.

Al igual que le plataforma MEB, esta PPE ofrece muchas opciones de propulsión. De serie cuenta con un motor eléctrico situado en el eje trasero, pero las versiones tope de gama pueden montar otro en el delantero para elevar la potencia y conseguir la tracción total. Como deriva de la plataforma J1, se mantiene el sistema de recarga de 800 voltios, permitiendo velocidades cargar a hasta 350 kW. Entre las tecnologías que podrán llevar sus modelos destacan el torque vectoring, la suspensión neumática o la dirección a las cuatro ruedas. Todavía no se sabe mucho del primer modelo de Audi con plataforma PPE, pero ya se habla de un ejemplar con carrocería Sportback que podría tener las dimensiones del Audi A5. Dentro de poco llegarán más noticias.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (32 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta