No hace mucho tiempo que explicábamos qué es el turbo y cómo cuidarlo, ya que los fabricantes cada vez apuestan má spor estas mecánicas. La razón es que, con motores más pequeños, de menor cilindrada, pueden rendir tanta potencia y prestaciones como propulsores mayores. Es lo que se conoce como downsizing.

Pero parece que no en todos los casos es así. En muchos casos, según denuncia la prestigiosa publicación estadounidense Consumer Reports, las supuestas ventajas de los motores pequeños turboalimentados se esfuman. Después de sus pruebas, han comprobado que, en numerosos casos, estas nuevas mecánicas ofrecen menos velocidad y son menos eficientes.

Sabemos de sobra que los consumos reales no son los que anuncia el fabricante. Se debe a que los consumos homologados se miden en laboratorio, de manera estandarizada para poder hacer comparaciones y no reflejan ni las condiciones reales de tráfico ni los hábitos de conducción.

Hasta ahí todo normal. El problema estriba en que los antiguos motores se fabricaban y luego pasaban esos test… mientras que los nuevos nuevos, en muchas ocasiones, se diseñan pensando en obtener mejores notas en esas pruebas de homologación. Es cierto que consumen y contaminan poco… pero cuando se cumplen esas condiciones, no en condiciones de conducción normal. Es un caso similar al caso de los test de choque, en que los fabricantes diseñan los coches pensando en los accidentes estandarizados de las pruebas y no en cualquier tipo de choque. Cuando las pruebas cambian se descubre el “truco”.

Yo mismo tengo un coche con uno de esos motores pequeños con turbo, concretamente un 1.4 TSi de 125 CV. Si se conduce de manera relajada, me acerco (e incluso soy capaz de bajar mucho) el consumo que anuncia el fabricante. Pero si conduzco de un modo más alegre, el consumo se dispara, y en una proporción mucho mayor que mi antiguo coche, que montaba un 2.0 de gasolina.

El motivo es que los turbocompresores bombean más aire a través del motor, lo que se traduce en un incremento de potencia. Los fabricantes de coches han concebido estos turbos para tener propulsores más pequeños sin sacrificar potencia. Pero el aire adicional, tal y como destaca Consumer Reports, requiere de una alimentación de combustible extra.

No es que los fabricantes intenten tomarnos el pelo. Están obligados a cumplir unas estrictas normas anticontaminación y de consumo de combustible en los próximos años.

Estas son los resultados de las pruebas de Consumer Report:

Marca
modelo
Motorización
Aceleración
0-100 km/h
Consumo
homologado
(litros/100 km)
Consumo  prueba CR
litros/100 km
BMW X3

2.0L Turbo 4

7.3

9,8

10,2

BMW X3

3.0L Six

7.2

11,2

10,7

Chevrolet Cruze

1.4L Turbo 4

9.8

8,4

9,04

Chevrolet Cruze

1.8L Four

10.5

8,7

9,04

Dodge Dart

1.4L Turbo 4

8.6

7,6

8,1

Dodge Dart

2.0L Four

11.0

8,7

8,7

Ford Escape

1.6L Turbo 4

9.9

9,4

10,7

Ford Escape

2.0L Turbo 4

8.2

9,8

10,7

Ford F-150

3.5 V6 Turbo

7.7

13,8

15,6

Ford F-150

5.0L V8

7.8

14,7

15,6

Ford Fusion

1.6L Turbo 4

8.9

8,4

25

Ford Fusion

2.0L Turbo 4

7.4

9,04

10,7

Honda Accord

2.4L Four

7.7

7,8

7,8

Honda Accord

3.5L V6

6.3

9,4

9,04

Honda CR-V

2.4L Four

9.2

9,4

10,2

Hyundai Sonata

2.4L Four

8.2

9

8,7

Hyundai Sonata

2.0L Turbo 4

6.6

9,04

9,4

Kia Optima

2.4L Four

8.6

8,7

9,4

Kia Optima

2.0L Turbo 4

6.6

9,04

9,8

Kia Sportage

2.4L Four

10.3

10,2

10,7

Kia Sportage

2.0L Turbo 4

7.1

10,7

11,2

Nissan Altima

2.4L Four

8.2

8,7

7,6

Nissan Altima

3.5L V6

6.3

10,2

9,8

Toyota Camry

2.4L Four

8.4

8,4

8,7

Toyota Camry

3.5L V6

6.4

9,4

9,04

Toyota RAV4

2.5L Four (2012)

10.0

9,8

10,2

Toyota RAV4

3.5L V6 (2012)

6.7

10,7

10,7

El Ford Fusion (el futuro Ford Mondeo) con motor turbo Ecoboost de 1.6 litros (el Ecoboost 1.0 es el Motor Internacional 2012) no iguala las cifras de aceleración del Fusion equipado con el 4 cilindros de 2.5 litros. Y lo hace con un consumo similar. Sale mejor parado el Chevrolet Cruze 1.4 litros, ya que mejora la aceleración, pero no ofrece un mejor consumo. Hyundai Sonata Turbo y el Ford Escape 2.0 turbo (el nuevo Ford Kuga) tampoco muestran las ventajas anunciadas por el fabricante.

¿Significa esto una vuelta a motores de alto cubicaje y más cilindros? No lo creo. La eficacia de los pequeños motores turbo depende del tipo de conducción que se realice y el usuario debe conocer que sus consumos se dispararán si lo lleva a regímenes altos. El problema es que las gamas de motores tenderán al turbo (hay informes aseguran que el uso del turbo se incrementará un 80%), mientras que desaparecerán de la oferta de las marcas algunos propulsores sin tanta tecnología con los que ciertos usuarios podrían consumir menos. Otro punto importante son los coches en los que se monten esos motores, que pueden ir muy bien en utilitarios y compactos pero que se vuelven menos eficacesen carrocerías más grandes.

Fuente: Consumer Report

6 COMENTARIOS

  1. esto del consumo es totalmente cierto….yo tenia un renault scenic 1900 tdi de 80 cv y lo cambie por un renault captur tce 90 de tres cilindros y 90 cv….pensando que gastaba menos y con mas potencia…..pues todo lo contrario, gasta mas de 9´50 litros a los 100km, y de potencia no hablemos….ni tira en cuestas ni puedes hacer un adelantamiento en buenas condiciones …..tienes que pensarlo muy bien antes de hacerlo……

  2. Yo tengo un Mitsubshi Montero 3.2 y mi amigo G…… tiene otro con la misma motorización e igual carrocería.
    Es un buen coche, pero con desarrollos escasos para carretera ya que para alcanzar 120Km/h, necesita recurrir a 2.200/2.300 vueltas. Una lástima que no lo alcanzase a 1800/1900 vueltas porque potencia le sobra y ahorraría algún eurillo.

    Pero a lo que vamos, a mi con una conducción parecida y la misma carga, logro que me consuma un litro menos que a él. Supongo que esto es debido a los tiempos de frenada y aceleración para realizar el adelantamiento del vehículo que nos precede. Se me ha olvidado decir que vamos uno detrás del otro haciendo el mismo recorrido..

  3. Tengo un Altea 1200 TSI si no paso de 95 km/h. ni 2000 r.p.m se ajusta a los consumos indicados por el fabricante. de 96 a 120 km./h. su consumo se incrementa entre 8 a 9 litros teniendo en cuenta que todo lo que se acelere ( pasar de 2000 r.p.m.) su consumo es mayor. A partir de 120 km/h. se va a mas de 11 litros.
    Esto es un COMPLETA ESTAFA.

    • Falta señalar algo básico como la altitud, ya que a un motor atmosférico si que le afecta la altitud y un motor turbo casi mantiene sus cualidades, consumos y prestaciones, mientras que en un atmosférico no pasa igual…. Vivo a 2800 msnm ahí un atmosférico pierde mucho….

  4. Falta considerar la altitud en el articulo, vivo a 3000 msnm, aquí el turbo si ayuda mucho y llega a gastar un atmosférico por la perdida de eficiencia debida a al altura.

Deja una respuesta