El frío se nos ha venido encima. Es tiempo de nieve y bajas temperaturas y también de carreteras heladas y fuertes inclemencias meteorológicas, que ponen en serio riesgo la estabilidad en la carretera. La navidad es tiempo de retornos, de regresos a casa para celebrar las fiestas con los familiares y amigos y también de largos desplazamientos en coche. Con tan solo seguir unos sencillos consejos haréis más seguro vuestro viaje, evitando sorpresas desagradables.

Consejos para el trayecto

Prepara el viaje

Con una correcta puesta a punto del vehículo. Además, repasa todos los objetos que debes llevar en tu coche: chaleco, triángulos, juego de luces de repuesto, una rueda de emergencia y una lintera. Carga bien el maletero. Asegúrate de llevar una correcta ropa de abrigo y la batería del móvil cargada. Aquí hemos tratado más a fondo la preparación del coche para un viaje largo.

Para una correcta conducción

Asegúrate del estado de las carreteras accediendo a las webs de la DGT o el RACC. Si por causas de fuerza mayor te ves atrapado en la nieve, Protección Civil recomienda permanecer en el interior del vehículo con el motor encendido y la calefacción puesta. Comprueba que la salida del tubo de escape funciona correctamente y sintoniza la radio para estar informado de la situación meteorológica. Tienes aquí más recomendaciones de conducción invernal que más tarde completamos con un segundo artículo.

En trayecto

Si no es imprescindible, evita los adelantamientos. Sigue las huellas dejadas por otros vehículos para reconocer con mayor facilidad el terreno, además, en el caso de pavimento helado, aumenta la distancia de seguridad y cuesta abajo reduce una marcha antes de lo habitual para controlar mejor la velocidad.

Ver y que te vean

Limpiar concienzudamente cristales y faros y retirar el hielo del parabrisas. Recuerda que con lluvia intensa o nevada, es obligatorio el uso de las luces antiniebla.

Acondicionar el vehículo para el frío y el mal tiempo:

Botiquín para el coche
  • Anticongelante: Imprescindible para la protección del circuito de refrigeración. El más aconsejable es el que tenga el rango UNE más alto. Es recomendable cambiarlo cada dos años o 40.000 kilómetros
  • Neumáticos: Revisa la presión y el dibujo (en invierno no debería ser menor a 3 mm) y no olvides llevar cadenas (hay de diferentes tipos).
  • Batería: Comprueba el nivel de carga y limpia los bornes untando grasa especial para evitar que se forme sulfato sobre ellos. Si debes cambiar la batería, sigue estos consejos.
  • Botiquín: En una situación de emergencia, un botiquín te puede salvar la vida. Asegúrate de llevar gasas, alcohol, esparadrapo. Hay más cosas que deberías llevar siempre en el coche.
  • Pinzas de batería: El frío suele descargar la bateríam así que ten cuidado. La temperatura óptima de funcionamiento de las pinzas es de 25 grados. Así se ponen correctamente.
  • Limpiaparabrisas: Es recomendable rellenar con detergente el depósito del parabrisas, también puedes añadirle un poco de anticongelante rebajado
  • Cables y bujías: En invierno es imprescindible realizar una revisión a fondo de la mecánica del coche. Comprueba el estado de las bujías.
  • Calefacción: En caso de accidente en la nieve, el fallo de la calefacción puede acarrear consecuencias desastrosas. Revisa su buen funcionamiento, además del de las lunas térmicas, el alternador y la correa del circuito eléctrico.

Dejamos también aquí unos consejos sobre cómo poner las cadenas en tu coche y cómo conducir con nieve para que te sean de utilidad.

Vía: Autobild

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta