Recopilamos de nuevo un estudio de fiabilidad. Cada año, los expertos de JD Power realizan una macro encuesta para conocer de mano de los conductores cuán fiable les parece su vehículo, así como su nivel de satisfacción con el mismo. Se trata de un estudio con gran repercusión en Estados Unidos (ver resultados del 2019) que también se lleva a cabo en Alemania desde hace un lustro.

Entre noviembre de 2018 y enero de 2019, 12.854 automovilistas han participado en el estudio que analiza los vehículos de uno a tres años. En total, se han evaluado 151 modelos de 27 fabricantes distintos.

La empresa de investigación de mercados, una de las más reconocidas del mundo, presenta cada año esta Encuesta de fiabilidad de vehículos, que tiene en cuenta numerosos criterios de evaluación como el motor / transmisión, la carrocería, la experiencia de conducción, los controles / pantallas, sistemas de entretenimiento, comunicación y navegación, asientos, aire acondicionado e interior. Son las puntuaciones de los dueños las que determinan el éxito de un modelo.

Y el dato clave de este año es que en Alemania (un mercado muy similar al nuestro si tenemos en cuenta los productos que se venden) la fiabilidad media aumenta… pero los compradores de marcas alemanas están menos satisfechos, según los resultados.

El estudio, ahora en su quinto año, mide los problemas por cada 100 vehículos (PP100, en el que una puntuación más baja indica un rendimiento más alto) en 177 síntomas de problemas en ocho categorías. En 2019 muestra puntuaciones más bajas de PP100 en todas las categorías que en 2018, hasta el punto que la industria en Alemania obtiene los mejores datos desde el rediseño del estudio en 2015. También por primera vez los datos son mejores que los del Reino Unido.

Sin embargo, algunas de las marcas propias de Alemania no están a la altura de las expectativas. De hecho, en la clasificación de este año, las tres marcas de vehículos premium alemanas, Audi, BMW y Mercedes, languidecen por debajo del promedio de la industria.

“Los compradores de vehículos en Alemania parecen ser particularmente leales a las marcas premium alemanas, pero esto no durará si la experiencia con el producto no cumple con las expectativas”, dice un experto de JD Power. Volvo, la marca premium mejor valorada, y otras marcas generalistas se ubican muy por encima de las marcas alemanas. “Audi, BMW y Mercedes necesitan mejorar la fiabilidad y la robustez de sus características y materiales si no quieren que los clientes se vayan”.

Llama la atención el bajo rendimiento de estas marcas alemanas principales es a pesar del hecho de que los propietarios de vehículos premium perdonan más los problemas  que los propietarios de marcas de volumen.

Las marcas de coches más fiables

La confiabilidad general está determinada por la cantidad de problemas experimentados por cada 100 vehículos, con una puntuación más baja que refleja una mayor calidad. Destacable que las 11 marcas principales para la confiabilidad del vehículo son marcas de volumen, con Mitsubishi clasificado más alto en la fiabilidad total con una puntuación de 85 PP100. Škoda (88 PP100) ocupa el segundo lugar y Hyundai (89 PP100) ocupa el tercero.

Volvo es la marca premium de más alto rango con 111 PP100, aunque ocupa el 12º lugar en general. Las marcas premium alemanas BMW (129 PP100), Mercedes-Benz (137 PP100) y Audi (142 PP100) se ubican en los puestos 17, 19 y 20, respectivamente.

Modelos más fiables

El estudio establece también un ranking por segmentos. No están todos, pues no contaban con datos suficientes de monovolúmenes, SUV grandes y SUV pequeños… pero hay datos interesantes.Para empezar, la presencia de dos modelos de Skoda liderando categorías. Entre los utilitarios es el Skoda Fabia el que se impone a Citroën C3 y Hyundai i20. Entre los compactos, el Skoda Rapid mejora los resultados de Seat león y BMW Serie 1.

Entre los más pequeños es el smart fortwo el que manda, mientras que otro modelo de Daimler, el Mercedes Clase E, gana en el segmento E. Muy buenos resultados también para el Opel Insignia, que supera a otro Skoda, el Superb y al Mondeo. Solamente se pondera SUV compactos entre los todocamino, una categoría liderada por el Hyundai Tucson.. con el Mazda CX-5 y el Kia Sportage tambien bien situados.

Otros datos de interés

Otra medida que deben considerar marcas concesionarios es el Net Promoter Score (NPS), que mide la probabilidad de los clientes de recomendar su modelo de vehículo en una escala de 0-10. Los clientes se dividen en tres grupos: detractor (0-6), pasivo (7-8) o promotor (9-10). Entre las marcas generalistas hay un 58% de promotores frente a 9% de detractores mientras que en el segmento premium un 63% de promotores y 9% de detractores).

Desde 2015 solemente mejora el sistema de audio dentro del apartado de infoentretenimiento. Y ojo a los sistemas de navegación, que es el principal problema entre los premium. Los generalistas fallan en el reconocimiento de voz.

Llama la atención también que, pese a que los problemas son menos que los registrados en Reino Unido, las puntuaciones en el apartado de satisfacción (comportamiento, ejecución y diseño del automóvil) sean más bajos que en Alemania. Eso sí: los propietarios de marcas premium mencionan más problemas que los propietarios de marcas generalistas, pero tienen una mayor satisfacción general, generalmente debido a las características adicionales y la tecnología que se encuentra en sus modelos premium. La satisfacción de los propietarios de marcas de volumen también disminuye a un ritmo más rápido que entre los propietarios de marcas premium a medida que surgen problemas de calidad.

Más de un tercio (35%) de los propietarios confiesan haber tenido experiencia previa con la marca que compraron. Estos clientes leales tienen la ventaja de estar familiarizados con los sistemas, las operaciones y las características de un vehículo… y eso hace que tengan menos porblemas con su coche.

Fuente: JD Power

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta