En esta ocasión vamos a hablaros de otra competición muy distinta de, por ejemplo, la Mille Miglia (a la que recientemente hemos dedicado un merecido espacio en Coches.com). En aquella lo que se homenajea es la pasión por los clásicos, por los vehículos anteriores al año 1957, que recorrieron a toda velocidad Italia para demostrar que marca era la más rápida, batiendo a la competencia en una competición en toda regla, que acabó de forma trágica tras el accidente que costó la vida al piloto español Alfonso de Portago, su copiloto, y 9 personas más.

En cambio la Gumball 3000, a pesar de representar un concepto totalmente diferente, con un afán exhibicionista, también demuestra un desmesurado interés por la velocidad y los vehículos rápidos, muy rápidos. Además algunos de los modelos que en ella se muestran no tienen nada que envidiar, en cuanto a valor monetario se refiere, a las maravillosas joyas de la automoción que hace pocos días se vieron realizando el recorrido de ida y vuelta entre Brescia y Roma. Pero los paralelismos finalizan ahí, y no creemos que a los integrantes de ambos eventos les haga mucha gracia este tipo de comparaciones, especialmente a los que año tras año sacan a pasear sus modelos clásicos…

La Gumball 3000 se creó en el año 1999, cuando su fundador, Maximillion Cooper, invitó a 50 amigos suyos a participar en un recorrido de 3.000 millas (5.000 km) alrededor de Europa, de 6 días de duración, con cenas y fiestas todas las noches, en lugares de excepcional belleza… Un concepto que de inmediato captó la atención de los posibles participantes y de la prensa a partes iguales.

Pero si a lo largo de los años por algo destaca este “evento trasgresor” es porque allá donde discurre surge el escándalo. En teoría, según sus organizadores declaran, no se trata de una competición sino de un viaje de 3.000 millas uniendo alguna de las ciudades más representativas de cada país, a lo largo de 6 días, combinando los coches, la música, la moda y el entretenimiento. Pero todos sabemos (porque ha sido portada de numerosos informativos) que esto no es así, y rara es la edición en la que no se producen encontronazos con las autoridades o persecuciones debido a los excesos cometidos por los participantes (de velocidad y de otro tipo…), provocando situaciones peligrosas ya que, no olvidemos, circulan por carreteras abiertas al tráfico rodado.

Los participantes (y la organización) se han visto favorecidos en muchos casos por una legislación laxa que permite a los infractores continuar conduciendo sus vehículos con una simple multa de tipo económico. Y como precisamente no es dinero lo que les falta a los propietarios de estos superdeportivos… Hasta que ha tenido lugar algún lamentable accidente con la muerte de personas ajenas a la Gumball 3000 y que obligaron a la suspensión de la edición 2.007. Ha sido en los últimos años cuando se ha comenzado a inmovilizar estos superdeportivos y más de uno de tan arriesgados conductores ha dado con sus huesos en la cárcel, lo que ha llevado a los organizadores a buscar recorridos alternativos en países “más permisivos”… como es el caso de la presente edición conmemorativa, donde se visitan algunas naciones del este del continente europeo, donde la prueba cuenta con un predicamento cada día mayor.

Han sido sonados, en ediciones anteriores, los altercados que han tenido algunos de sus famosos participantes, como por ejemplo el ínclito Kim Dotcom (creador de Megaupload, ahora Mega), los actores Adrien Brody (El Pianista) o Paul Walker (de la saga Fast and the Furious), etc. Y es que la presencia de famosos es otro aliciente más para atraer la atención de los medios y por tanto un importante fuente de ingresos a través de la publicidad. Por las diversas ediciones de este evento (me niego a llamarlo carrera…) han pasado nombres tan conocidos como Jason Priestley, Dannii Minogue, el campeón del mundo de F1 Damon Hill, Donna Karan, Matthew McConaughey, Tony Hawk, Travis Pastrana, Daryl Hannah, Jenson Button, el rapero Xzibit, David Hasselhoff, Dennis Rodman, Jamiroquai, David Guetta, e incluso miembros de la realeza como Sheik Mohammed Al Thani de la familia real de Qatar o el Príncipe Talal M. A. Al-Faisal Al-Saud de la familia real de Arabia Saudita…

Los vehículos, que es lo que aquí más nos interesa, son los más espectaculares, que se puedan comprar con dinero, del panorama automovilístico actual, e incluso muchas de las versiones presentes han sido “customizadas” por sus propietarios, tanto para alcanzar unas prestaciones todavía mayores como para distinguirse de los “vulgares” superdeportivos al uso. En un evento de estas características no pueden faltar los Lamborghini Murcielago, Ferrari 550 Maranello, Bentley Continental GT, Shelby Cobra, Rolls Royce Phantom, Mercedes-Benz SLR McLaren, Bugatti Veyron, Porsche 911 Turbo, Koenigsegg Agera y un largo etcétera…

En este año 2013 la prueba llega ya a su 15º edición (y parece que fue ayer cuando oímos hablar de ella por vez primera…). Tiene lugar entre los días 19 y 25 de mayo, discurriendo entre Copenhague (Dinamarca) y Montecarlo (Mónaco), coincidiendo la llegada con la celebración del Gran Premio de F1 por las calles monegascas. Durante los 7 días que dura la prueba se visitarán, entre otras, ciudades como Estocolmo (Suecia), Helsinki (Finlandia), San Petersburgo (Rusia), Tallin (Estonia), Riga (Letonia), Vilnius (Lituania), Varsovia (Polonia) y Viena (Austria), antes de llegar a su destino final.

Así que permaneced atentos a los informativos, pues es muy posible que en los próximos días veamos imágenes de alguno de estos adinerados “pilotos” en actitudes muy poco edificantes desde el punto de vista de la seguridad vial.


http://youtu.be/_RZUuUIKgW4



Imágenes: Sam Moores Photography

Galería de imágenes:

Ver galeria (25 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta