Queda apenas una semana para que termine el año y en estas fechas todo son buenos deseos y espíritu navideño. Y para un amante del mundo del motor no hay nada más lúdico y significativo que un buen deportivo. En coches.com hemos tenido la suerte de probar unos cuantos durante este pasado 2017. Por eso, hemos querido compartir con vosotros esta lista que aglutina a cinco de los mejores deportivos que han pasado por nuestras manos.

Se trata de cinco modelos que se han quedado en un rincón especial de nuestro corazón por razones obvias. Es curioso que encontremos un cuatro cilindros, un seis cilindros, dos V8 y hasta un V10. Sus cilindradas se mueven entre los 2.0 litros y los 5.2 litros, mientras que sus potencias van desde los 200 hasta los 585 CV. Ejemplares muy distintos entre sí, pero que tienen un fin en común: divertir al que los conduce.

Ford Mustang GT

El Ford Mustang GT es uno de los iconos americanos más reconocidos. Un muscle car en toda regla que cuenta con más de medio siglo de historia. Probamos su versión tope de gama con la carrocería coupé y un aspecto renovado, que no pierde ni un ápice de personalidad. Uno de sus elementos destacados es el enorme motor V8 de 5.0 litros que desarrolla 421 CV y que iba ligado al cambio manual, la opción más purista. Aunque su comportamiento dinámico no alcance niveles de sus rivales europeos, el Mustang GT tiene un aura que no puede ser imitada.

Audi R8 Spyder

Ya habíamos probado el Audi R8 V10 Plus en 2016 y nos había dejado un gran sabor de boca. Por eso no pudimos desaprovechar la ocasión de probar su variante descapotable, el Audi R8 Spyder. Una opción inigualable para pasear a cielo descubierto y además tener un rendimiento a la altura de pocos. Aunque no fuera el Plus, seguía teniendo ese motor V10 atmosférico de 5.2 litros con 540 CV. Ir descapotados rozando las 9.000 rpm y con ese característico sonido a nuestras espaldas es algo que no olvidaremos nunca.

BMW M2

El BMW M2 era uno de los modelos de la marca alemana que más ganas teníamos de probar. A nuestro juzgar, se trata de un deportivo más purista, que intenta recuperar el espíritu del BMW 2002 turbo e incluso de aquel  BMW M3 E30. Nos deleitó su estética musculosa y el seis cilindros en línea de 3.0 litros que descansa bajo su capó. Con sus 370 CV pasando a las ruedas traseras, se presenta como un ejemplar muy rápido y divertido. También es más controlable y asequible que sus hermanos mayores, los M3 y M4.

Mercedes-AMG S63 Cabrio

Y otro descapotable, aunque con un enfoque muy distinto, se cuela en nuestra lista. El Mercedes-AMG S 63 4MATIC Cabrio es uno de los modelos más señoriales y lujosos que podamos encontrar en su segmento. Aunque es un ejemplar que acaba de recibir una actualización (que tendremos que probar en 2018), lo teníamos que incluir por sus cualidades. Su motor V8 biturbo de 5.5 litros desarrolla 585 CV ofrece unas prestaciones estratosféricas y un refinamiento virtuoso, lástima que por precio solo esté al alcance de unos pocos.

Kia Stinger

El último de la lista es una de las sorpresas más agradables que hemos tenido este año. El Kia Stinger es un turismo grande con aires de coupé que representaba una apuesta diferente de la marca al aventurarse en un segmento nuevo. Lo cierto es que la fórmula empleada nos resultó del todo acertada, con un comportamiento a la altura de sus rivales alemanes y una relación calidad/precio sin rival. Lo probamos con el motor de cuatro cilindros, 2.0 litros y 255 CV; aunque también hay una opción con mecánica V6 y 370 CV.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta