En la actualidad, la tónica del mercado es muy clara. Predominan los SUV y, en general, otros modelos de tracción delantera que pretenden cumplir la función de llevarnos desde A hasta B… y poco más. Para los que todavía nos preocupamos de una conducción más pura lo cierto es que hay poco donde elegir. Y de este modo no es de extrañar que las nuevas generaciones estén perdiendo cierta pasión, muchos de ellos no sabrán nunca lo que es conducir un vehículo de tracción trasera.

Porque todos sabemos que los coches de propulsión aportan un nuevo nivel en la conducción. Está claro que no son tan seguros como los de tracción delantera o los de tracción total en manos inexpertas o con inclemencias meteorológicas. Pero tienen esa chispa, ese matiz especial que arranca una sonrisa a todos sus usuarios. Por si quieres iniciarte en el mundo de la tracción trasera, te dejamos seis opciones asequibles que pueden llegar a ser muy divertidas.

Mazda MX-5

El descapotable por excelencia es también el tracción trasera por excelencia. Llevamos ya cuatro generaciones del Mazda MX-5 y todas han tenido esa misma configuración: motor frontal y propulsión trasera con un peso realmente reducido y sin abusar de potencia. Gracias a eso, el Miata se ha ganado el favor de muchos aficionados a lo largo de sus casi tres décadas de historia. En la actualidad, si quieres aventurarte a comprar uno, probablemente la opción más barata sea un NB. También puede ser buen momento para comprar un NA, pues están experimentando una subida considerable.

Nissan 350Z

El Nissan 350Z es uno de esos coches que muchos recordarán de su infancia por los videojuegos y las películas. Aunque haya terminado evolucionando en el Nissan 370Z, lo cierto es que sus ventas son residuales y probablemente termine desapareciendo. Por eso no es mal momento para adquirir uno de estos impulsores del JDM. El 350Z con su motor V6 de 3.5 litros de 280 CV y la tracción trasera se convierte en un ejemplar de lo más recomendado para entrar de lleno en la propulsión.

BMW Serie 3

Si hay un coche-escuela en la tracción trasera, ese es el BMW Serie 3. No hablamos de la actual berlina premium con precio poco asequible, hablamos de sus generaciones anteriores, con un enfoque mucho más purista. Este modelo se ofreció con todo tipo de mecánicas, pero en cualquiera de los casos siempre ha destacado por sus cualidades dinámicas y su tracción trasera. En el mercado actual probablemente lo más económico será un Serie 3 E36, pues el precio de los E30 sigue subiendo como la espuma (sobre todo el M3). También se puede optar por un más reciente E46.

Porsche Boxster

El Porsche Boxster es el pequeño de la marca de Stuttgart y desde su primera generación ha mostrado una atractiva configuración de motor central y propulsión trasera. Aunque el actual ha añadido el 718 a su nombre y el turbo a su mecánica de cuatro cilindros, el anterior todavía llevaba el bóxer de seis cilindros que tantas alegrías dio a la marca. No es un coche barato, pero con paciencia es posible encontrar alguna unidad en buen estado y con un precio atractivo. Mejor buscar entre la primera generación y con motor 2.7

Mercedes-Benz 190 (W121)

El Mercedes-Benz 190 (W121) se trató de un sedán de cuatro puertas que obtuvo una gran popularidad en los años 80 y 90. Tenía una configuración de motor delantero y tracción trasera, por lo que se ajusta a la filosofía buscada. Además aceptaba motores tanto diésel como gasolina en varios escalones de cilindrada y potencia. Quizá no sea tan deportivo como otros de la lista, pero servirá para iniciarse en la propulsión y es bastante fácil de encontrar a día de hoy. Su fiabilidad y el gran número de unidades vendidas hace que sea relativamente barato.

Ford Sierra

Cerramos la lista con uno de los míticos, que además se ganó la popularidad y el respeto gracias a sus resultados en el mundo de la competición. El Ford Sierra es otro de los tracción trasera que no se olvidan gracias a su carrocería liftback de tres o cinco puertas. Hubo muchas versiones que iban desde los 60 CV del motor de 1.3 litros hasta los más de 200 CV del 2.0 puesto a punto por Cosworth. En este caso lo recomendable sería buscar algo intermedio como el XR4i.

1 COMENTARIO

  1. yo tuve un ford sierra y si, tiene mucha estabilidad en curvas a alta velocidad, muy buena aceleracion con motor 2800cc y 135hp pero el mantenimiento es muy frecuente si deseas viajar a alta velocidad 140k.p.h.,desajustes muy frecuentes y cambios de piezas en la suspencion, para manejar con seguridad a alta velocidad

Deja una respuesta