El Audi RS 4 Avant ha sido uno de los últimos lanzamientos dentro de los RennSport. La historia de los familiares deportivos de la marca de los cuatro aros se remonta a 1994 con el Audi RS 2 Avant, aunque el primer RS 4 llegó en 1999. Desde entonces, las cosas han ido cambiando y ahora son modelos mucho más rápidos y potentes. Aunque a preparadores como ABT Sportsline parece no bastarle con esto y por eso lanzan ejemplares aún más radicales.

El Audi RS 4 Avant tiene potencial de sobra y parece que los 450 CV se quedaban cortos para el preparador alemán. Por eso ha llevado su motor V6 biturbo de 2.9 litros a un nuevo límite. Mediante unos cuantos ajustes electrónicos en la ECU, la gente de ABT ha conseguido sacar 510 CV y 680 Nm de par (60 CV y 80 Nm más). Se mantienen la transmisión automática tiptronic de ocho velocidades y la tracción total permanente quattro.

Aunque no han mencionado la mejora en sus prestaciones, seguro que es capaz de superar la aceleración de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y la velocidad máxima de 280 km/h con el paquete RS dynamic, que hace el de serie. Para acrecentar sus cualidades dinámicas, incluye unos estabilizadores deportivos de ABT en ambos ejes, lo que promete un paso por curva más rápido y firme que en el RS 4 Avant original.

Y como viene siendo costumbre en el preparador alemán, la estética ha sido revisada. No hay grandes modificaciones, sino algunos detalles que le hace ganar en carácter y personalidad. Un claro ejemplo son las llantas de 20 pulgadas en negro o los paragolpes específicos. En definitiva, una preparación que consigue que el familiar sea aún más contundente. Tendremos que estar atentos al Salón de Ginebra, pues ABT ha prometido alguna sorpresa.

Fuente – ABT Sportsline

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta