La semana pasada hablabamos de Audi S3 Sportback que la marca de los cuatro aros presentará en el salón de Ginebra. Pero no estará solo en el stand de la marca en Ginebra. Junto a él estará una de las versiones futuras del exitoso compacto, el A3 e-tron, un híbrido enchufable que debería iniciar el camino de la firma de Inglostadt hacia la electrificación.

Las cifras que presenta Audi demuestran que no abandona su deportividad.  El A3 e-tron rinde una potencia máxima de 204 CV (150 KW) y un par máximo de 350 Nm. Estas cifras garantizan unas buenas prestaciones. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanza una velocidad punta de 222 km/h.

Hasta ahí nada extraordinario, tratándose de un Audi. Pero al llegar a los datos de consumos homologados (basados en la norma ECE para automóviles híbridos enchufables), llega la sorpresa. El Audi A3 e-tron consume de media 1,5 litros de combustible a los 100 km, con unas emisiones de sólo 35 gramos de CO2 por km. En modo eléctrico, el Audi A3 e-tron puede alcanzar 130 km/h de velocidad punta, con 50 km de autonomía, una cifra más que respetable.

El sistema de propulsión combina un motor de combustión 1.4 TFSI que entrega una potencia de 150 CV (110 KW). A través de un embrague, el motor TFSI colabora con un motor eléctrico que rinde 75 KW. El motor eléctrico en forma de disco se ha integrado en un cambio e-S tronic de seis velocidades de nueva concepción que distribuye la fuerza a las ruedas delanteras. Los sistemas de propulsión son complementarios: el motor eléctrico brinda su par máximo desde el arranque hasta las 2.000 revoluciones mientras que el TFSI alcanza su máxima fuerza de arrastre entre 1.750 y 4.000 rpm.

El Audi A3 e-tron puede circular solamente con el motor de combustión, solamente con el motor eléctrico o en modo híbrido. Ya en el modo eléctrico ofrece una potente aceleración, sin necesidad de conectar simultáneamente el motor TFSI. Los dos motores se activan en conjunto solamente si el conductor lo desea (boost). Si el conductor suelta el acelerador, se desactivan temporalmente (sailing) para eliminar el par de frenado del motor y se aumenta la eficiencia.

Según la marca, el Audi A3 e-tron ofrece “una visión realista del futuro de la movilidad tal y como Audi lo está planeando”. Nosotros también lo vemos así. De hecho, vemos su producción vemos más cercana y realista que la de aquellos deportivos totalmente électricos, el Audi e-tron (y el e-tron variante Detroit), o incluso el porotipo Audi A1 e-tron, un eléctrico de autonomía extendida. Solamente faltaría conocer el precio… esperemos que pronto esté en la cadena de montaje y su precio sea ajustado.

Fuente :Audi

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta