Después del crecimiento que ha experimentado China en los últimos años, en cuanto a venta de coches se refiere, las grandes marcas ven cómo en países asiáticos existen mercados aún sin explotar. El más importante de todos ellos es India, un país emergente que se ha situado en el mapa de todos los constructores globales de automóviles, y donde desde 2004 se venden coches Audi, lo que refleja  su confianza en el mercado asiático.

Hace tiempo se empezó a fabricar el Q7 en la fábrica de Aurangabad, y no es el único, ya que tanto el Audi A4, A6, A8 y Q5 también se producen para el mercado local. El siguiente paso en los próximos meses es lanzar el compacto A3 y el todocamino Q3. El estudio se encuentra en fase embrionaria, aunque en la compañía estiman que pueden comenzar a lanzarlos en seis a doce meses.

Michael Perschke, director de Audi en la India, ni confirmó ni negó el desarrollo. Para la marca, uno de los objetivos sería tratar de ver qué tipo de plan deben tener en los próximos cinco a diez años. Perschke dijo que para la fabricación de coches en la India, la empresa debe tener al menos un modelo que sea capaz de vender 10.000 unidades al año. Ahí encajan tanto el A3 como el Q3.

Según el director de Audi en la India, la compañía mantuvo su ritmo de crecimiento en el mercado en la India durante la primera mitad del año con la venta de 4.846 vehículos durante el período de enero a junio de 2013, registrando un crecimiento del 21%. La compañía vendió 750 coches en junio de 2013, lo que les otorgó un crecimiento de más del 4%. Aunque siguen con la idea de alcanzar su objetivo anual de crecimiento del 20% para 2013. Según la compañía están planeando lanzar cinco o seis productos este año.

Por otro lado, una de las personas cercanas a la compañía no quiso lanzar las campanas al vuelo y comentó que la única opción viable es la de compartir plataformas con otros vehículos del grupo. La única manera que sea posible convertir a India en un centro de producción importante para un modelo específico es exportarlo fuera de la India para justificar volúmenes o plataformas comunes de las acciones de otros coches. Los problemas son, sin duda, los bajos volúmenes de venta y la falta de una base de proveedores de componentes para coches de lujo establecidos en la India .

El objetivo de expandirse es cada vez más frecuente entre las marcas de coches y convertirse en la marca premium más vendida en el país. Con todo esto no podemos descartar en un futuro que la producción extra de esta planta en la India pueda acabar importándose a Europa.

Fuentes: The Economic Times, Audi

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta