La gama S de Audi ha sufrido un revés importante en las últimas semanas. Las opciones deportivas desechaban la gasolina para pasarse al diésel, algo que ha traído bastante polémica y que ha sorprendido debido a la situación actual de este combustible. Y eso afecta al Audi S5 Sportback 2019 al igual que ya lo hizo en su versión coupé de tres puertas y en otros modelos de la gama como losAudi S6S6 Avant y S7 Sportback.

En Europa a partir de ahora comenzará a montar el diésel 3.0 TDI V6, un viejo conocido que ya se ha utilizado en diferentes modelos y versiones. Deja atrás al anterior 3.0 TFSI V6 de gasolina que montaba anteriormente (y que probamos en el S5 Cabrio) e introduce una configuración diferente. La principal novedad es que el turbodiésel va ligado a un sistema eléctrico de 48 voltios y a un compresor de accionamiento eléctrico.

El S5 Sportback solamente se puede ir con la transmisión automática tiptronic de ocho velocidades y a la tracción quattro. De esta guisa es capaz de desarrollar 347 CV y 700 Nm entre las 2.500 y las 3.100 rpm, lo que supone 7 CV menos y 200 Nm más que su antecesor de gasolina. Gracias a ello es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos (dos décimas menos) y la velocidad máxima sigue estando limitada electrónicamente a 250 km/h.

El compresor eléctrico es una tecnología que ya habíamos visto anteriormente en el V8 del Audi SQ7. Una turbina que puede girar a 65.000 rpm y que insufla aire para que uno de los turbos no decaiga nunca, eliminando por casi por completo el lag típico de estos motores. Además, ser un microhíbrido con el sistema de 48 voltios le aporta ventajas como el bajo consumo de combustible (6,2 l/100km), un modo vela extendido (hasta 40 segundos) y el Start/Stop ampliado (desde 22 km/h).

Como pasa en el resto de casos, el Audi S5 Sportback se beneficia de esa imagen deportiva de los S. Se diferencia del resto de la gama gracias a una parrilla delantera con listones en aluminio o paragolpes más prominentes con tomas de aire que estrenan embellecedores. Las llantas en este caso crecen hasta las 20 pulgadas y estrenan diseño, mientras que en la zaga hay un spoiler sobre la tapa del maletero que va en color negro.

En el interior de esta berlina se siguen las mismas pautas y se consigue una atmósfera más deportiva. La tapicería mixta de cuero y Alcántara (o solamente en cuero Nappa opcionalmente) cubre buena parte del habitáculo. Eso incluye los asientos deportivos S o el volante deportivo, elementos que se suman a otros como los pedales de acero, los umbrales de las puertas iluminados o las molduras decorativas en aluminio cepillado.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta