Ahora parece que Audi está en plena ofensiva de versiones deportivas. Apenas una semana después de lanzar los Audi S6, S6 Avant y S7 Sportback llegan más modelos dentro de la misma denominación. El Audi S5 2019 curiosamente emplea la misma fórmula que los anteriores. El coupé medio de la marca de los cuatro aros también abraza el diésel en Europa, una decisión un tanto polémica y que muchos no terminan de comprender.

Porque lo cierto es que a los anteriores S5 les sentaba muy bien el anterior gasolina 3.0 TFSI V6 (ver prueba del S5 Cabrio). A pesar de ello, el nuevo da el salto hacia el 3.0 TDI V6, que sería el homólogo en diésel. Aunque llega con una configuración inédita, pues dicha mecánica va ligada a un sistema eléctrica de 48 voltios y a un compresor eléctrico. Va ligado a la transmisión automática tiptronic de ocho velocidades y a la tracción total quattro.

Gracias a la nueva disposición se consigue una potencia de 347 CV y 700 Nm entre las 2.500 y las 3.100 rpm, apenas 7 CV menos y 200 Nm más que su antecesor de gasolina. Eso ha provocado que las prestaciones sean prácticamente idénticas, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos (una décima menos) y la velocidad máxima limitada a 250 km/h. Además cuenta con la respuesta casi instantánea que se logra gracias a la nueva incorporación.

El compresor de accionamiento eléctrico no es una novedad, ya se montaba en el V8 del Audi SQ7. Se trata de un elemento capaz de girar a 65.000 rpm para nutrir de aire al turbo y conseguir una respuesta más inmediata sin que haya desfallecimientos. Se alimenta mediante el sistema de 48 voltios, que hace al nuevo Audi S5 microhíbrido con ventajas como el modo vela extendido (puede llegar hasta los 40 segundos) y un Start/Stop que empieza a funcionar a los 22 km/h.

Como ya viene siendo habitual en otros modos de Audi con la S en su nombre, el Audi S5 2019 cuenta con un diseño exterior más deportivo y diferenciado. Lo consigue mediante una parrilla con listones en aluminio y embellecedores en sus tomas de aire. También con las llantas de hasta 20 pulgadas o con el spoiler en color negro que descansa sobre la tapa del maletero. La misma fórmula también se aplica en su habitáculo.

El interior del Audi S5 ofrece varios colores para su tapicería en cuero y Alcántara (o cuero Nappa), que recubre los asientos deportivos S, uno de esos toques específicos de esta versión. También monta el volante deportivo S, pedales de acero inoxidable, umbrales de las puertas iluminados o inserciones decorativas en aluminio cepillado.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta