Con la actualización de la familia Audi A5 también han llegado las esperadas versiones deportivas. Se emplea la fórmula que la marca de los cuatro aros ha estado siguiendo en los últimos meses con la mayoría de modelos de la gama. Es decir, los deportivos S ahora emplean mecánicas diésel TDI, mientras que la gasolina queda reservada para los radicales RS. Así que vamos a hablar de los Audi S5 TDI 2020, los momentáneos topes de gama.

Y hablamos en plural porque el modelo estará disponible en las carrocerías Coupé de tres puertas y en la Sportback de cinco, al tiempo que de la carrocería descapotable no se dice nada. Como ya era de esperar, el protagonista absoluto de este modelo es el motor V6 3.0 TDI, el bloque diesel que da vida a los nuevos Audi S5. Lo cierto es que ya había sido adoptado por el modelo pre-restyling hace unos meses, así que se mantienen sus cifras y prestaciones.

Los Audi S5 TDI llegan con una potencia de 347 CV y 700 Nm de par. Se consiguen gracias a la tecnología Mild Hybrid con sistema eléctrico de 48 voltios y también a un compresor eléctrico que apoya a los turbos. Esa solución que ya fue vista en el Audi SQ7 es capaz de girar a 65.000 rpm para que el aire llegue constantemente a la turboalimentación y que la respuesta sea inmediata, eliminando el conocido lag de estas mecánicas.

También hay que mencionar que estos modelos van ligados a la transmisión automática tiptronic de ocho velocidades y a la tracción quattro permanente. Gracias a ello, los dos Audi S5 consigan una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos (4,8 segundos en el pre-restyling con el mismo motor TDI) y una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Su comportamiento será más equilibrado gracias a la suspensión S de serie o a la suspensión con control de amortiguación opcional.

Por lo demás, los nuevos Audi S5 TDI introducen los mismos cambios que las versiones normales. En la actualización a nivel estético se pueden percibir las nuevas ópticas o los paragolpes revisados. En el interior la disposición es la misma, aunque ofrece una pantalla táctil de 10,1 pulgadas que sobresale en el salpicadero y que también se controla desde un panel táctil en la consola central (antes una ruleta analógica). El equipamiento ha evolucionado y ahora destacan los servicios conectados como los del paquete Audi connect plus.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (43 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta