Desde hace tiempo las cosas están cambiando dentro de BMW. Una de las controversias de los últimos tiempos fue el Serie 1 con su nueva plataforma de tracción delantera. Si bien, las versiones más radicales quedaba claro que irían ligadas a la tracción total xDrive, aún dejaba la posibilidad de hacer un rival para los Volkswagen Golf GTI y compañía. Ese ejemplar recibe el nombre de BMW 128ti 2020 y tiene muchos argumentos a su favor.

Ya avisamos hace unas semanas de que estaba ultimando su fase de desarrollo y que estaría listo para su comercialización el próximo mes de noviembre. La elección de esta denominación se debe al acrónimo «Turismo Internazionale» que apareció en algunos modelos deportivos de la década de los 60, estando presente en algunos míticos como los 1800 TI y 2002 TI, llegando a los 323ti y 325ti Compact de finales de los 90. Ahora vuelve con un concepto bastante característico y llamativo.

En el diseño exterior ya se parte con el paquete M Sport para darle un toque más deportivo. Aunque el BMW 128ti añade algunos revestimientos y molduras específicas, faldones laterales y la insignia «ti» en color rojo para destacar aún más (con algunos colores los detalles van en negro). También llaman la atención los faros oscurecidos BMW Individual Shadowline o las llantas de 18 pulgadas en acabado bicolor, en las que se aprecian unas pinzas de freno pintadas en rojo. En ellas se pueden equipar los neumáticos deportivos Michelin Pilot Sport 4 sin sobrecoste.

En el interior se mantiene esa misma tendencia y aparecen muchos detalles en color rojo. Se incluye la superficie «Race Red» en los respaldos de los asientos, el logotipo específico, los paneles de las puertas o el cuadro de instrumentos. También cuenta con el volante M Sport con costuras en contraste. El equipamiento será abundante y avanzado, sobre todo a nivel tecnológico. Eso ya pudimos comprobarlo de primera mano cuando pasó por nuestra sección de pruebas.

Aunque probablemente lo más importante del BMW 128ti sea su mecánica de cuatro cilindros y 2.0 litros, la misma que en el M135i xDrive. Se mantiene la misma transmisión automática Steptronic Sport de ocho velocidades, pero se introduce una rebaja de potencia. En total desarrolla 265 CV y 400 Nm de par, situándose en un escalón intermedio en el que podrá luchar contra otros compactos deportivos. Al ser tracción delantera también es 80 kg más ligero que el tope de gama, por lo que sus prestaciones seguirán siendo interesantes.

El BMW 128ti es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h. Otra elemento que caracteriza a este ejemplar y mejora su comportamiento es la suspensión M Sport con una puesta a punto específica y una rebaja de altura de 10 mm. Para terminar, hay que decir que también suma un diferencial de deslizamiento limitado mecánico Torsen que ayuda a mejorar las sensaciones a bordo, junto con una dirección con una configuración especial. El precio de partida de este modelo es de 42.900 euros en España.

Galería de fotos:

Ver galeria (43 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta