Logo de Noticias Coches
BMW Concept i4 – 33
Luis Blázquez

BMW tendrá su primer prototipo de batería en estado sólido “mucho antes de 2025”

Las baterías en estado sólido son vistas como la salvación y consagración de los vehículos eléctricos, y son varios los fabricantes que llevan un tiempo tras su desarrollo. Uno de los más activos para que su implementación llegue a las calles lo antes posible es BMW, dado que ha prometido tener un prototipo funcional “mucho antes de 2025” y la puesta efectiva en producción prevista para 2030.

La compañía no ha entrado en muchos detalles, pero ha calificado a las baterías de estado sólido como un “cambio de juego” y prometió que las baterías compatibles con los turismos de a pie entrarán en producción en serie a finales de esta década. Si todo sale según lo planeado, los vehículos eléctricos de la próxima generación de BMW tendrán la autonomía y los costes de fabricación a la par con los que están propulsados ​​por motores de combustión interna de última generación, que al fin y al cabo, es lo que todos buscamos.

Paquete de baterías de iones de litio

Si bien faltan detalles, las baterías de estado sólido aseguran ser una mejora importante con respecto a las baterías de iones de litio que se encuentran en los coches eléctricos actuales. Entre sus ventajas están las densidades de energía más altas, que permitirán paquetes de baterías compactos y ligeros. También se prevé que las baterías de estado sólido sean más seguras, más fáciles de producir y más asequibles que las baterías de iones de litio una vez que se amplíe la producción, lo que comúnmente llamamos economía de escala.

“El coche eléctrico más ecológico del mundo será un BMW, sostenible desde la idea inicial hasta el reciclaje después de su fase de uso”, declara Frank Weber, miembro de la junta de BMW. “Estamos desarrollando la celda de batería del futuro: será potente, segura , rentable y reciclable, desde la selección de los materiales hasta la reciclabilidad después del uso en el vehículo. Todo esto se creará en una cadena de valor europea”. Y es que BMW espera que su investigación reduzca los costes de los últimos motores de combustión interna.

BMW Concept i4

“Con la Neue Klasse [el apodo de BMW para sus vehículos de próxima generación], daremos un gran salto en la tecnología de propulsión eléctrica”, dijo Oliver Zipse, el presidente de la junta de BMW. “Queremos aumentar notablemente la densidad energética de las celdas y reducir los costes de uso y producción del material al mismo tiempo. También reduciremos significativamente el uso de material primario para asegurar una batería verdaderamente ‘verde’”. Porque el objetivo también es tener celdas totalmente reciclables.

BMW dice que, para 2023, tendrá al menos un vehículo eléctrico a la venta en alrededor del 90 % de sus segmentos de mercado actuales. Sin embargo, el impulso no se detendrá allí. Para 2025, el grupo tiene como objetivo aumentar sus ventas de modelos eléctricos puros en más del 50 % anual, lo que es 10 veces más que en 2020. En total, habrá una docena de vehículos eléctricos de cara a los próximos dos años, con versiones eléctricas de la Serie 5 y Serie 7, y una gama MINI que, poco a poco, abandona los motores térmicos.

Fuente: BMW

  • baterías
  • coches eléctricos
  • tecnología