La electrificación ya ha calado en BMW, de eso no hay duda. La marca bávara se introdujo por primera vez en este ámbito en 1972 y lleva varios años con oferta de este tipo de modelos en su gama, aunque es en esta época cuando estamos asistiendo al verdadero auge. Ya hay muchos híbridos enchufables disponibles y cada vez más eléctricos puros, habiendo ya varios en el plantel. Uno de los más interesantes es el BMW iX 2022, un modelo todavía conceptual que está en fase de desarrollo.

A pesar de esta condición de prototipo, todo indica que la versión de producción será muy similar y se han desvelado algunos datos interesantes. Hay que dejar claro que este modelo proviene del BMW Vision iNEXT que tanto sorprendió en 2018. Ahora se encuentra en una fase más madura y listo para convertirse en el primer ejemplar que utiliza un nuevo concepto modular y escalable. Su producción comenzará durante la segunda mitad de 2021.

Este BMW iX se convertirá en todo un buque insignia en cuanto a tecnología de movilidad eléctrica, pero también en términos de diseño. Para comenzar hay que decir que se trata de un SUV del tamaño del BMW X5 aproximadamente, aunque con un corte algo más coupé al estilo del BMW X6 y con rasgos imponentes como ya tenía el BMW X7. En el frontal lo que más destaca es la parrilla de doble riñón vertical, similar a la del Serie 4, que va carenada y además se convierte en un panel inteligente que integra varios sistemas que asisten a las ayudas a la conducción.

También destacan en esta zona los faros más estrechos que haya hecho BMW hasta la fecha, unos tiradores de las puertas que van enrasados en la carrocería, ventanas sin marco o un portón trasero integrado de una forma muy especial. Que todavía es un prototipo se puede apreciar por unas llantas de un tamaño irreal. El resultado no deja a nadie indiferente y además consigue destacar a nivel aerodinámico, pues presenta un coeficiente de solo 0,25 Cx.

Si saltamos al interior del BMW iX, también sorprende por minimalismo. La tecnología se aglutina en una pantalla curva de grandes dimensiones que ocupa gran parte del salpicadero y algunos elementos disimilados como es el caso de los altavoces o las salidas del aire. Estrena un volante hexagonal y un Head-Up Display para mostrar más datos. Este SUV también cuenta con materiales de alta calidad y quiere destacar por habitabilidad, con virtudes como la ausencia de túnel central y mucho espacio para las piernas.

Aunque todavía no se sabe cómo será en su llegada a producción, el BMW iX llevará la quinta generación de la tecnología eDrive. Se moverá gracias a dos motores eléctricos (uno en cada eje) que se pueden combinar para lograr potencias superiores a 500 CV y que podrían hacerle acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 5,0 segundos. También podrá equipar una batería de más de 100 kWh para conseguir una autonomía superior a los 600 kilómetros. El consumos podría estar por debajo de los 21 kWh/100km.

El BMW iX permitirá cargas rápidas en corriente continua de hasta 200 kW. De este modo se podrá llegar del 10 al 80 % de su capacidad en menos de 40 minutos. También permitiría conseguir 120 kilómetros de autonomía en apenas 10 minutos. Por otro lado, con un Wallbox de 11 kW se podría recargar por completo en menos de 11 horas.

Galería de fotos:

Ver galeria (85 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta