Si hace unos días conocíamos el restyling del BMW Serie 5, hoy llega el momento de conocer los cambios que incluye la variante de altas prestaciones de la berlina alemana. El BMW M5 actualmente a la venta llegó al mercado en 2011, de ahí que las novedades son menores que las del Serie 5 convencional, pero también recibe ligeros cambios.

La variación estética más evidente está en el frontal, que ahora tiene varillas dobles y el emblema del modelo en su interior, como el BMW M6. Además cuenta con unas nuevas llantas (opcionales) de siete radios dobles. También son un extra los nuevos faros de LED autorientables en lugar de los bixenón que lleva de serie. La disposición de las luces traseras cambia (en forma de barras horizontales ahora).

En el habitáculo aparece el volante de tres radios forrado en piel (heredado del M6 también) y se ha aumentado el espacio del vano portaobjetos que hay bajo los reposabrazos delanteros.  Otra novedad es la posibilidad de añadir un sistema llamado Touch Controller (una pantalla táctil) para escribir determinados comandos del sistema iDrive (ahora rodeada de dos listones cromados adicionales). El sistema Online Entertainment dispone ahora de un catálogo de unos doce millones de canciones y otras funciones con el extra ConnectedDrive Services. como información del tráfico en tiempo real.

Dentro del apartado de seguridad incluye el nuevo sistema Driving Assistant, con aviso de cambio involuntario de carril y de aproximación peligrosa al coche que va delante con inicio de frenada automático si no hay respuesta, y activación de luces antideslumbramiento.

Desde el mes de julio, BMW Individual, la división encargada de satisfacer las peticiones de los clientes más sibaritas, ofrecerá nuevos colores exteriores, (algunos de tono mate). También de la mano de BMW Individual llegarán nuevos tejidos para el interior.

Competition Package en los BMW M5 y M6

Pero hay más otra novedad más interesantes que las meramente estéticas y de equipamiento. A partir de junio, tanto el M5 como el M6 podrán contar con el Competition Package. El motor de serie, un V8 biturbo de 4.4 litros ya rinde unos espectaculares 560 CV. Con el Competition Package, la potencia sube hasta los 575 CV. Está acoplado a una caja de cambios de doble embrague de 7 marchas, si bien en Estados Unidos se podrá equipar con cambio manual de 6 relaciones.

Además de una mayor potencia, el paquete opcional incluye ligeras modificaciones en el chasis. De este modo, los M5 y M6 Competition Package son 10 mm más bajos y cuentan con una dirección y un control de diferencial recalibrados. También se sustituyen los muelles y amortiguadores por unidades más deportivas y barras estabilizadoras más firmes. Las llantas pasan a ser de 20 pulgadas y existe la posibilidad de optar por discos de frenos carbocerámicos.

La mejora en las prestaciones es casi impercentible,. BMW anuncia un 0,1 segundos más rápido en el 0 a 100 km/h en los M5 y M6, salvo en el caso del M6 Cabrio que se mantiene idéntico.

Fuente: BMW
Galería de fotos del BMW M5 y M6 2013:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta