Aunque se lleva bastante tiempo hablando de la llegada de un segundo modelo para la gama de Bugatti, parece que todavía habrá que esperar para conocerlo. Hasta entonces, siguen llegando ediciones especiales del único (y superlativo) ejemplar que venden. El Bugatti Chiron Pur Sport es la última variación del superdeportivo y, en este caso, busca conseguir un comportamiento más fluido en curvas y una mayor agilidad respecto al resto.

Porque cada una de las ediciones del Bugatti Chiron parece tener un cometido concreto. El Chiron Sport perdía algo de peso, el Chiron Super Sport 300+ buscaba la máxima velocidad y el Chiron Noire se centraba en una estética diferenciada. Ahora con el Pur Sport  se centra en optimizar su comportamiento en carreteras secundarias repletas de curvas, para lo que pierde 50 kg de peso e introduce mejoras a nivel aerodinámico y en su chasis.

En términos de diseño se mantiene las líneas clave del Chiron, aunque se introducen algunas modificaciones. En el frontal conserva esas grandes tomas de aire y la parrilla de herradura, que se extiende ligeramente por la parte inferior. El spliiter ha sido concebido para aumentar la carga aerodinámica, algo que también hará bien ese imponente alerón trasero (abarca 1,90 metros y pesa 10 kg menos al no tener despliegue hidráulico), el signo más distintivo de este ejemplar. También hay un difusor en carbono, que acoge dos salidas del escape de titanio.

No pueden pasar desapercibidas las nuevas llantas de magnesio, que ahorran 16 kg al conjunto y tienen un diseño de lo más llamativo y ayudan también a la aerodinámica. Durante la marcha, esos anillos consiguen extraer aire hacia fuera reduciendo las turbulencias. Además, van calzadas por unos neumáticos específicos hechos por Michelin, los Bugatti Sport Cup 2 R en dimensiones 285/30 R20 para el eje delantero y 355/25 R21 para el trasero.

Si seguimos hablando del chasis y de la suspensión del Bugatti Chiron Pur Sport, hay que destacar que ahora es un 65 % más rígido en la parte delantera y un 33 % en la trasera, además de contar con estabilizadoras de fibra de carbono. Ofrece cinco modos de conducción para adaptarse a las distintas situaciones: EB, Motorway, Handling Sport y Sport+. El último es nuevo y hace que el control de tracción sea menos intrusivo.

Se mantiene la fastuosa mecánica W16 con cuatro turbos y 8.0 litros que cuenta con una potencia de 1.500 CV y 1.600 Nm de par. Se reduce la velocidad máxima a 350 km/h debido a esa mayor carga aerodinámica al tiempo que se modifica la transmisión. Esa caja de doble embrague y siete velocidades tiene unos desarrollos más cortos y gracias a ello consigue valores como la recuperación de 60 a 120 km/h en casi dos segundos menos que el Chiron convencional.

Dejamos para el final el interior del Bugatti Chiron Pur Sport. En él también se ha buscado la reducción de peso y por eso las grandes superficies van tapizadas con un material ligero como el Alcántara. Por lo demás, hay adornos y controles hechos de aluminio anodizado negro o titanio. La producción de este modelo está limitada a 60 unidades a razón de 3 millones de euros (sin impuestos) cada una, se pondrán con ellos durante la segunda mitad del año.

Galería de fotos:

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta