Logo de Noticias Coches
Volvo Trucks hidrogeno
Luis Ramos Penabad

Los camiones de hidrógeno de Volvo ya ruedan

Volvo es una de las empresas que más investiga en el futuro de los camiones. Hemos visto en los últimos años pruebas de camiones eléctricos y de camiones autónomos en espacios como minas. También que se unía a Mercedes para desarrollar camiones de hidrógeno… y esta misma semana llegan las noticias de que ha comenzado a poner a prueba estos grandes camiones con celda de combustible de hidrígeno, con miras a introducirlos en el mercado a finales de esta década.

Los anuncian como los primeros camiones eléctricos de celda de combustible de Volvo, pero la compañía lleva trabajando ya tiempo en esta tecnología. Allá por 2010, se embarcó en un programa para ampliar la gama de coches eléctricos con una modificación de celda de combustible que descompone la gasolina para crear hidrógeno, lo que a su vez genera electricidad, con el objetivo de ganar autonomía con cada carga.

Al adaptar esta tecnología para su uso en semirremolques, Volvo busca sumar a su grupo de camiones pesados ​​​​de cero emisiones, funcionan con baterías y biogás. Dice que estos camiones eléctricos tendrán un alcance similar al de un diésel, en torno a de 1.000 km. Serán impulsados ​​por un par de celdas de combustible de hidrógeno que generan 300 kW de electricidad y emiten solo vapor de agua como escape. Los tiempos de repostaje serán menores de 15 minutos.

«La combinación de batería eléctrica y celda de combustible permitirá nuestros clientes para eliminar por completo las emisiones de escape de CO2 de sus camiones», aseguró Roger Alm, presidente de Volvo Trucks

La empresa no es la única que piensa en camiones impulsados ​​por hidrógeno. Toyota, Hyundai o  Nikola tienen pequeños programas piloto. De todos modos, para que lleguen a buen puerto es necesario crear una infraestructura de reabastecimiento de combustible a mayor escala. Volvo también indica la necesidad de formas más ecológicas de producir hidrógeno, con fuentes de energía renovable, para avanzar en la descarbonización.

En Volvo esperan que el suministro de hidrógeno verde aumente significativamente en los próximos dos años, ya que muchas industrias dependerán de él para reducir el CO2. «Sin embargo, no podemos esperar para descarbonizar el transporte, ya estamos retrasados. Todas las empresas de transporte debería comenzar a trabajar con batería eléctrica, biogás y otras opciones, indica Alm. «Los camiones de pila de combustible serán un complemento importante para viajes más largos y pesados en unos años». La idea de la marca, que estén en el mercado en la segunda mitad de esta década.

En este breve vídeo (en ingles) ofrecen una descripción general del proyecto.

Fuente: Volvo

  • camiones
  • hidrógeno
  • Volvo