El nuevo ciclo de homologación WLTP entrará en vigor a partir de septiembre para hacer una lectura más real del consumo y las emisiones de los vehículos. No todos los fabricantes están preparados para este gran cambio y eso está obligando a que se tenga que paralizar la producción de algunos modelos. En último en sufrir este porvenir es el Volkswagen Golf GTI, el mítico compacto deportivo, que se ha visto obligado a tener una despedida prematura.

Sin embargo, este modelo no se irá por completo, pues seguirá a la venta el Golf GTI Performance. La variante potenciada hasta los 245 CV (respecto a los 230 CV del GTI ‘a secas’) sí que ha conseguido la homologación y por lo tanto será el único disponible en la gama deportiva de acceso. Se espera que a finales de este mismo año llegue el Volkswagen Golf GTI TCR, también con motor 2.0 TSI pero con 290 CV. Se espera que este ejemplar ya esté preparado para la WLTP y no se le pongan trabas.

El adiós del Volkswagen Golf GTI no es definitivo. Durante el próximo año 2019 se espera que llegue la octava generación del Golf, así que lo más probable es que ya se esperen a tener una nueva versión GTI del modelo renovado. No tendría mucho sentido trabajar en la homologación de este modelo, porque cuando ya lo tuvieran listo quedaría muy poco para la llegada de su reemplazo. De esta forma vemos que en Volkswagen ha habido bastantes consecuencias de la implementación del ciclo WLTP.

Hace unas semanas hablábamos de cómo el Volkswagen Golf R había tenido que reducir su potencia hasta los 300 CV debido a la nueva normativa. Lo mismo le ocurrió previamente al SEAT León Cupra, que se queda ahora en 290 CV. Y esos solo son casos de reducciones de potencia, porque otras marcas también han tenido que afrontar el retiro de producción de algunos modelos como el BMW M3 o el Peugeot 308 GTi.

Fuente: Autocar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta