Logo de Noticias Coches
velocimetro 100 kmh
Jesús Ramos

Diez coches que parecen rápidos (y oye, ni tanto)

A lo largo de la vida he escuchado en millones de ocasiones las típicas frases como «las apariencias engañan» o «mucho ruido y pocas nueces», y con el paso del tiempo te vas dando cuenta que dichas frases están en lo cierto. En este caso vamos a aplicar esas frases a coches que nacieron con una apariencia totalmente distinta de lo que realmente eran, o bien, hacían mucho ruido para lo poco que llevaban debajo del motor.

Los coches analizados a continuación no es que estén faltos de potencia precisamente, sino que la apariencia y el diseño deportivos hacen que nos esperemos más de ellos en cuanto a prestaciones se refiere. Rápidos, lo que se dice rápidos, no eran.

1. Ford Puma

¿Quién no se acuerda del Ford Puma? Este modelo de Ford del segmento B se lanzó en 1997, exclusivamente para el mercado europeo. La estética era bastante llamativa para tratarse de un coche de hace ya 18 años, aunque no contaba con unas prestaciones acordes con su línea de carácter deportivo. El modelo superior contaba con un motor 1.7 que rendía 125 CV.

2. Honda CR-Z

En el año 2010 Honda sacó al mercado el CR-Z un coche híbrido que cuenta con un motor eléctrico y otro de gasolina. Con una carrocería corta (4,10 metros) y muy baja (1,36) hacen de este modelo un coche bastante atractivo en cuanto diseño se refiere, aunque sus prestaciones no sean acordes con él. El coche cuenta con un motor de 137 CV, capaz de alcanzar los 200 km/h y cuando lo probamos en Amsterdam nos gustó, pero el problema era cuando se acababa la batería, que bajaban su rendimiento de forma alarmante. Honda lanzó una versión más potente en 2013, pero el mercado le dio la espalda y desapareció del mercado europeo con más pena que gloria

3. Volkswagen Karmann Ghia

En el año 1953 la marca alemana dio a conocer su deportivo Karmann, un coche entraba por los ojos por su diseño y esencia. En definitiva el coche lo tenía todo para ser el «más listo de la clase», pero aún le quedaba una asignatura pendiente de aprobar, la velocidad. Con un motor bóxer de cuatro cilindros, jamás destacó por ser rápido… como la propia publicidad de Karmann Ghia, con una honestidad y humor incomparable, recordaba en Estados Unidos.

4. Fiat Barchetta 1.8 16v

Las marcas italianas siempre se han caracterizado por ser de las mejores a la hora de diseñar los coches, y en este caso Fiat no fue menos, que en 1995 sacó al mercado el Barchetta, un coche que no dejaba indiferente a nadie. Sobre todo por su parte frontal, donde destacaban unos faros similares a los utilizados por Ferrari. Pero ni mucho menos era un Ferrari. De hecho aceleraba de 0 a 100km/h en 9 segundos.

5. Renault Wind

El Renault Wind apareció en el año 2010 y desapareció en el año 2013. A priori, este modelo tenía muchas papeletas de ser un lider de ventas, ya que había pocos descapotables en el mercado que compitieran en tamaño y precio con este modelo, pero finalmente no fue así. La estética era bastante atrevida, pero las prestaciones no acompañaban. Y es que, para ser un coche tan pequeño y ligero, aceleraba de 0 a 100 km/h en más de 9 segundos.

6. Opel Tigra

Nos centramos en la primera versión del Opel Tigra, lanzada al mercado en el año 1994. La estética de este coche era bastante atrevida en comparación con los modelos de Opel de aquella época, que se caracterizaban por ser sobrios y sofisticados (salvo nuestro adorado Opel Calibra). Aún teniendo el diseño y la garra de un «tigre» no era capaz de bajar de los 10 segundos en 0 a 100 km/h.

7. Ford Street Ka

Esta atractiva versión del pequeño coche urbano tenía una parte trasera que nos hacía pensar que podíamos estar ante algo más potente, pero lamentablemente no era así. No era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 12 segundos.

8. smart roadster

El año 2003 Smart decidió aportar al mercado un coche distinto, el roadster, pero duró muy poco en el mercado, ya que a finales del año 2005 se paró de comercializar este modelo. Era un modelo excesivamente caro, con una estética algo rara y con un motor que no rendía lo que se esperaba de él. Pero eso sí, sensaciones de conducción, todas.

9. Hyundai Coupé 1.6

Todos los modelos del Hyundai Coupé a lo largo de su historia se han caracterizado por líneas deportivas, que atraen al público juvenil. En este caso en concreto hablamos de la versión 1.6 que compartía diseño con versiones superiores, pero que su ficha técnica. Aparentemente parece un coche capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 11 segundos, pero no, no es así. La caída de las ventas de este segmento ha hecho que el Genesis Coupé retomasee la denominación, pero desde una óptica totalmente diferente… que podría culminar el Hyundai Vision G Concept Coupé, el lujo coreano hecho coupé.

10. El McLaren Honda MP4-30 de Alonso y Button en 2015

Este apartado no lo escribimos desde la sátira, sino desde la tristeza y, por qué negarlo, desde la decepción. Pero realmente es así, este coche no ha resultado mínimamente competitivo esta temporada de F1. Si los motores V6 y otras reglas más absurdas, que han hecho que se pierda buena parte del espíritu de la competición más tecnológicamente avanzada del mundo, se unen al hecho de ver a uno de los mejores pilotos de la parrilla sufriendo a este coche, la competición parece adulterada. Y bueno, paro aquí que tal y como está la Formula 1, a lo mejor me sancionan con 5 segundos de camino a casa o con un drive-through que no venga a cuento.

  • velocidad