Si conoces un poco la historia del Ferrari 250 GTO (que el año pasado cumplió medio siglo), sabrás que es uno de los coches más exclusivos del mundo. Se fabricó en 1962 para competir en la 24 Horas de Le Mans y otras competiciones y solamente se produjeron 39 unidades. El hecho de que su producción fuese tan limitada hace que se paguen sumas estratosféricas por cada una de ellas. Una unidad ya tenía el récord de dinero que se había pagado por un vehículo, y ahora otro Ferrari 250 GTO vuelve a convertirse en el coche más caro del mundo.

Según informaron tres especialistas a Bloomberg News uno de estos Ferrari 250 GTO ha sido vendido por 38,2 millones de dólares (28,5 millones de euros). Era la unidad que fue comprado y restaurado por Paul Papparlardo en 1974 para después correr en carreras de coches histórico, como en Le Mans Classic en 2002, fue adquirido de forma anónima en una transacción privada (curiosamente, esta vez no ha sido en una subasta). Anteriormente, el coche había sido propiedad de un español, según la página web Barchetta.

Ferrari 250 GTO 01

El precio es un 49% superior al registrado nunca antes por cualquier vehículo, logrado en 2013 precisamente por otro 250 GTO. En aquella ocasión se vendió por 35 millones de dólares, una unidad exclusiva de color verde creada para que la condujera el mítico piloto británico Stirling Moss. El valor de los coches clásicos y en particular los Ferrari de las décadas de los 50 y 60 continúan en ascenso atraídos por nuevos entusiastas de la marca, especuladores e inversores. Algunos expertos a alertar sobre la posibilidad de una burbuja en el mercado de coches clásicos.

“A día de hoy el GTO es considerado el mejor coche para tener en propiedad“, asegura Don Williams, distribuidor en Blackhawk Collection, empresa especializada en la compra y venta de vehículos clásicos. “Es como la Mona Lisa, tiene mística. Si tienes un GTO, tienes una gran colección”.No nos extraña. de hecho, es el mejor coche de la historia para la revista Playboy.

Ferrari 250 GTO 05

¿Pero existe una burbuja de coches clásicos? Desde que empezó la crisis, invertir en coches clásicos se ha convertido en un valor refugio y de ahí que cada día alcancen precios cada vez más desporporcionados. Cierto es que es posible que veamos ventas de mitos como el Ferrari GTO todavía más caras. Solamente existirán esas 39 unidades (ver todos los Ferrari GTO de la Serie I y todos los Ferrari GTO de la Serie II). El mejor ejemplo Nick Mason, batería de Pink Floyd, orgulloso propietario de uno, ha llegado a rechazar una oferta de 50 millones de dólares por desprenderse de este automóvil de culto.

Fuente: Bloomberg
Fotos: Newspress

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta