Después de haberos mostrado la primera parte de esta clasificación pasamos a analizar las primeras trece posiciones:

  • 13 – Ferrari 275 GTB/4

El Ferrari 275 GTB/4 inició una nueva variante en los turismos de la marca: “4” significaba que su propulsor disponía de cuatro árboles de levas. También presentaba un sistema de lubricación por “cárter seco” y seis carburadores Weber de doble cuerpo, para aumentar la potencia de su propulsor V12 de 3.286 c.c. hasta los 300 CV, lo que le permitía alcanzar una velocidad máxima superior a los 256 km/h. La caja de cambios (transaxle) era manual de 5 velocidades y la suspensión independiente en ambos ejes mediante brazos oscilantes, muelles helicoidales y amortiguadores tubulares. Disponía de frenos de disco a las 4 ruedas. El precio actual de un ejemplar en perfecto estado puede superar sin problemas el millón de euros.

  • 12 – Jaguar XK120

Se trata, con toda probabilidad, del modelo más apreciado por los coleccionistas de la marca británica. Su diseño revolucionario y sus cualidades dinámicas propiciaron un éxito inmediato que sobrepasaba con mucho la capacidad de producción. Empleaba un propulsor de 6 cilindros en línea de 3,4 litros de capacidad que proporcionaba 160 CV a 5.000 rpm y un par máximo de 264 Nm a 2.500 rpm. La velocidad máxima alcanzaba los 201 km/h.

  • 11 – Lamborghini Countach

El primer prototipo de este modelo fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1971, causando un gran revuelo. A pesar de que los nombres empleados en los vehículos de la marca de Sant’Agata Bolognese están relacionados con la tauromaquia, en esta ocasión se empleó la palabra “Countach” que es un término de asombro en la región de Piamonte, utilizada por los hombres al observar una mujer hermosa. El motor era un V12 a 60° de 4.971 c.c. con 440 CV de potencia a 7.400 rpm y 448 Nm de par motor a 5.750 rpm, todo ello para impulsarlo hasta los 306 km/h de velocidad máxima.

  • 10 – BMW 507

Este bello roadster era la réplica bávara del Mercedes-Benz 300 SL y fue presentado en el Salón del Automóvil de Nueva York de 1955. La carrocería estaba íntegramente realizada en aluminio. Disponía de suspensión delantera independiente y trasera de eje rígido, mientras que los frenos eran de tambor a las cuatro ruedas. Por su parte la motorización utilizaba un V8 a 90° de 3.169 c.c. con una potencia de 150 CV a 5.000 rpm y un par máximo de 235 Nm a 4.000 rpm. La velocidad punta era de 196 km/h.

  • 9 – Lamborghini Miura

El otro modelo de Lamborghini en esta clasificación fue obra del afamado carrocero Bertone que logró plasmar toda la fuerza de la ganadería sevillana de la que toma el nombre. Se fabricaron un total de 764 unidades entre los años 1966 y 1972. Disponía de un motor V12 a 60º de 3,9 litros que proporcionaba nada menos que 350 CV a 7.000 rpm, mientras que el par motor era de 367 Nm a 5.100 rpm. Gracias a ello podía alcanzar los 277 km/h de velocidad punta.

  • 8 – Aston Martin DB5

No podía faltar en esta lista uno de los modelos más cinematográficos de toda la historia de la automoción. El Aston Martin DB5 era el “coche de empresa” de James Bond, el agente 007. Empleaba un propulsor longitudinal de 6 cilindros de 3.996 cc para entregar una potencia de 282 CV a 5.500 rpm y un par máximo de 390 Nm a 3.850 rpm. La velocidad máxima era de 229 km/h.

  • 7 – Chevrolet Corvette

El Chevrolet Corvette está universalmente considerado como “el deportivo norteamericano por antonomasia”. Las primeras unidades salieron a la luz hace 60 años y generación tras generación sigue ocupando el corazón de incontables aficionados y seguidores. La versión de la foto es un Stingray del año 1970 que equipaba un motor V8 a 90º de 7.446 c.c. que ofrecía una potencia máxima de 390 CV a 4.800 rpm y un par de 678 Nm a 3.400 rpm.

  • 6 – McLaren F1

Fue creado por el prestigioso diseñador Gordon Murray. Solamente se fabricó durante cuatro años (de 1994 a 1998), pero fue tiempo más que suficiente para dejar una impronta imperecedera. En ese tiempo se construyeron apenas 100 unidades: 64 de calle, 5 LM, 2 GT y los 29 restantes bajo la denominación GTR. Empleaba un motor BMW V12 a 60º de 6,1 litros de cilindrada que proporcionaba nada menos que 618 CV de potencia a 7.500 rpm y un par máximo de 617 Nm a 4.000 rpm, más que suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos o alcanzar los 387 km/h de velocidad punta.

  • 5 – Mercedes-Benz Gullwing

Seguramente estemos ante uno de los modelos más deseados por los coleccionistas en todas las subastas relacionadas con el mundo del motor. Argumentos no le faltan, pues no sólo era conocido por sus características puertas, de ahí su sobrenombre: “Gullwing” (“Alas de Gaviota”).  Utilizaba un propulsor de 6 cilindros en línea con 3 litros de cilindrada que ofrecía 212 CV de potencia a 5.800 rpm y 275 Nm de par motor a 4.600 rpm, para alcanzar una velocidad máxima de 217 km/h. En la actualidad su cotización puede superar con cierta facilidad los 500.000 €.

  • 4 – Jaguar E-Type

Este bello modelo británico sigue causando exactamente la misma sensación de asombro que cuando fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo de 1961. Belleza que pudimos admirar en la exposición “Jaguar: Pasado, Presente y Futuro de un mito” con motivo del 50º aniversario de tan carismático modelo. Empleaba un motor de 6 cilindros en línea con 3.781 c.c. que desarrollaba 265 CV a 5.500 rpm y un par máximo de 353 Nm a 4.000 rpm, lo que le facilitaba alcanzar una velocidad máxima de 241 km/h.

  • 3 – Shelby Cobra

Parece mentira que un automóvil que ya parecía anacrónico incluso antes de su lanzamiento, pues empleaba un obsoleto chasis del especialista británico AC Cars, y un descomunal propulsor V8, de origen Ford, con nada menos que 7.010 c.c. de cilindrada, 360 CV de potencia a 5.400 rpm, 569 Nm de par máximo a 3.200 rpm pudiera alcanzar una velocidad máxima que superaba ampliamente los 257 km/h y, sobre todo batir en algunas carreras al mítico Ferrari 250 GTO. Todo ello debemos agradecérselo al “criador de pollos” tejano Carroll Shelby.

  • 2 – Porsche 911

Desde que la primera generación, diseñada por el recientemente fallecido “Butzi” Porsche, fuese presentada en el Salón del Automóvil de Frankfurt, en el año 1963, el sustituto del Porsche 356 ha ido mejorando generación tras generación (este mismo año se ha presentado la séptima) hasta “hacer posible lo imposible”, es decir que un vehículo dotado de un propulsor bóxer de seis cilindros, colgado por detrás del eje trasero, con 1.991 c.c., una potencia de 128,5 CV a 6.100 rpm, un par máximo de 174 Nm a 4.200 rpm y una velocidad punta de 211 km/h, haya acabado convirtiéndose en uno de los mejores deportivos de todos los tiempos.

  • 1 – Ferrari GTO

En el primer lugar de esta clasificación se encuentra el Ferrari 250 GTO, un modelo que se constituyó en el rey de los Gran Turismo a principios de los años 60, ganando tres Campeonatos del Mundo de Marcas para el fabricante de Maranello, en dura competencia con Carroll Shelby y su Cobra. Estaba propulsado por un motor “marca de la casa” V12 a 60º de 2.953 c.c. que ofrecía una potencia de 296 CV a 7.500 rpm, con un par máximo de 294 Nm a 5.500 rpm, lo que le permitía acelerar de 0 a 100 km/ en 6,1 segundos y alcanzar los 254 km/h. Su cotización actual alcanza valores mareantes, siendo vendido recientemente uno de estos escasos ejemplares en 20,2 millones de libras esterlinas (¡más de 24 millones de euros!).

Vía Playboy

Galería de imágenes:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta