Hace un par de semanas hablamos por primera vez de la problemática en Ford. La marca del óvalo se veía obligada a reajustar su producción en Europa y eso afectaría a muchas de sus fábricas. En ese momento se comprometían a analizar la situación en cada una de las instalaciones para centrarse en lo que sea realmente rentable. Ahora llega una noticia bastante desalentadora y es que Ford Almussafes tendrán que parar 22 días.

La planta valenciana, una de las más importante para la marca en Europa, tendrá que aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) próximamente. Se parará la actividad un total de 9 días en la planta de montaje y otros 13 días en la planta de motores. Los paros en producción se prolongarán hasta el 31 de enero del próximo año 2019 y su comienzo está programado para el 9 de noviembre.

Hay que destacar que la planta de Ford en Almussafes ya había parado entre el 9 y el 12 de octubre. Estas medidas vienen provocadas por el descenso de ventas que ha experimentado la marca en Europa por el cambio de homologación a WLTP. Los sindicados no están demasiado contentos con la gestión del fabricante, pues en apenas un mes ya les han planteado ajustes en tres ocasiones y esto da sensación de inestabilidad a los trabajadores.

Son alrededor de 7.800 personas las que forman la plantilla en Almussafes, quedando clara la importancia de estas instalaciones en el sector a nivel nacional. Por si fuera poco, la parada en la planta de motores también afectará directamente al ritmo de producción del Ford Edge que se fabrica en Canadá. Veremos si con esos 22 días de paro se consigue equilibrar de nuevo la oferta y la demanda. También si los planes de futuro de la planta valenciana se mantienen intactos y se sigue adelante con un nuevo modelo allí.

Fuente: El País

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta