El Ford GT y el Mercedes-AMG GT cuentan con la misma transmisión automática de siete velocidades Getrag. Pese a ser la misma caja de cambios, la firma americana cobra el doble que la alemana por sus sustitución.

Getrag es un fabricante de accesorios y elementos originales que suministra a un gran número de fabricantes de vehículos. La transmisión que comparten ambos modelos es la 7DCL750, la cual se encuentra disponible para diversos modelos con diferentes relaciones de cambio y configuraciones. Esta caja de cambios de transmisión automática de doble embrague es empleada en muchos deportivos, ya que está diseñada para poder aguantar elevadas cifras de par, pudiendo llegar hasta 9.500 revoluciones por minuto.

Pese a tratarse de una caja de cambios con la misma configuración en ambos modelos, se encuentra montada de manera distinta. En el caso del Ford GT, el motor y la transmisión están situados tras el habitáculo, mientras que el Mercedes-AMG GT cuenta con un motor delantero y su transmisión sobre el eje trasero.

La sustitución de esta transmisión automática por parte de Ford, tiene un precio de 32.324 dólares en Estados Unidos (unos 28.400 euros al cambio). A este precio se le pueden descontar 5.000 dólares (4.400 euros) si se entrega la caja de cambios rota como recambio. En el caso de la firma alemana, la reparación de ésta tiene un precio de 14.940 dólares (13.100 euros). Pero ¿existe una explicación para semejante diferencia entre ambos precios?

Podemos pensar que la notable diferencia entre el coste de ambas sustituciones podría deberse a varios factores. El primero de ellos es el precio, y es que el Ford GT cuesta cuatro veces más que una versión básica de la gama AMG GT de Mercedes. La segunda posible explicación es que el superdeportivo cuenta con la particular característica de estar fabricado sobre un chasis de carbono de motor central. Por último, debemos señalar que la transmisión automática Getrag es la única que tiene el Ford GT para su caja de cambios.

Pero nos encontramos en una situación similar con el Ferrari 458, que cuenta con la misma transmisión pero con una relación diferente. En este caso, el precio de su sustitución es de 22.186 dólares (19.500 euros). Pese a tratarse de Ferrari, que habitualmente se caracteriza por el elevado precio de sus productos, el precio de la pieza es 6.000 dólares (5.300 euros) más barata que la de Ford.

Por norma general, los fabricantes más grandes cuentan con la posibilidad de negociar mejores precios ya que compran un elevado volumen de piezas, pero en este caso, el mayor fabricante cobra un precio superior que el resto de marcas por la pieza a sustituir.

Fuente: Road & Track

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta