Los mapas son cosa del pasado. La navegación es uno de los aspectos que más ha ido avanzando en los últimos años y ahora la mayoría de coches cuentan con un sistema que nos indica hacia donde dirigirnos a través de una gran pantalla a color. Lo cierto es que orientarse ya es algo relativamente fácil gracias a precisa imagen digital que se tiene de la red de carreteras casi al completo. Aunque algunos como Ford también quieren que no nos perdamos fuera del asfalto.

Como decíamos, para los sistemas de navegación actuales es fácil hacer una ruta contando con los datos de las carreteras. Incluso pueden conocer información en tiempo real e ir recalculando si nos extraviamos. El problema es cuando la vía por la que se circula no aparece en el navegador, algo que será bastante habitual en el caso de que se tenga un Ford Ranger Raptor. Precisamente en esa pick-up de corte deportivo es donde se estrena este llamativo sistema.

Al circular por vías sin asfaltar que no aparecen señalizados en el navegador es fácil que se puedan perder las referencias y olvidar el camino de vuelta. Eso se soluciona con la navegación con migas de pan (breadcrumbs) de Ford, que emplea datos por satélite para ir colocando un alfiler virtual cada segundo. Esos puntos quedan marcados en el mapa para permitir que el conductor pueda volver por donde vino con total facilidad.

Se trata de un sistema bastante simple, pero efectivo, que hace referencia al clásico cuento de Hansel y Gretel. La parte positiva es que aquí nadie se podrá comer esa migas de pan como en la historia de los hermanos Grimm y se mantendrán en la pantalla de 8 pulgadas del sistema multimedia SYNC 3. Sus usuarios podrán comenzar a disfrutar de ello dentro de poco, ya que se confirmó que el Ranger Raptor llegaba a Europa con el motor diésel biturbo de 2.0 litros y la nueva transmisión automática de 10 velocidades.

Fuente: Ford

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta