Uno de los mayores problemas que van asociados a los coches híbridos y eléctricos hoy en día es lo que hacer con sus baterías. Son un elemento que no se puede desechar tal cual, pues algunos de sus materiales son altamente contaminantes. Es por ello que casi todos los fabricantes tienen planes específicos para reutilizarlas. Ahora es Honda quien nos habla de su reciclaje de baterías, ya que cada vez está apostando más por los vehículos híbridos y eléctricos.

Actualmente hay versiones híbridas de modelos como el Honda CR-V o el nuevo Jazz que está al llegar. Pero también está el Honda e en el apartado de los eléctricos y en los próximos años llegarán dos modelos más con plataforma de GM. Es por ello que la marca japonesa toma conciencia y se asocia a SNAM (Société Nouvelle d’Affinage des Métaux), una firma francesa que le ayudará a dar una segunda vida a las baterías de sus vehículos.

Honda y SNAM llevan colaborando desde el año 2013 para que las baterías sean desechadas cumpliendo las normas medioambientales de la Unión Europea al final de su vida útil. Sin embargo, ahora se amplía su acuerdo y la compañía francesa será la encargada de recoger baterías de iones de litio y níquel-hidruro metálico (NiMH) de toda la red de concesionarios de Honda en 22 países europeos para analizar su idoneidad para el reciclaje.

La intención es destinarlas al almacenamiento de energía renovable siempre que sea posible, aunque en las que no sean adecuadas solo se extraerán los materiales valiosos para su correcto reciclaje. En el primero de los casos, se incorporan en otros dispositivos para aplicaciones domésticas e industriales. En el caso de que las celdas estén dañadas y no sean aptas para una segunda vida, se extraen materiales como el cobalto o el litio mediante técnicas de hidrometalurgia para poder utilizarlos de nuevo. Otros materiales más comunes como el cobre, el metal y los plásticos también se reciclan para diversas aplicaciones.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta