Kia ya ha mostrado su nueva tecnología de movilidad conectada, bautizada como UVO Connect, y que ya hemos visto en su primera generación en algunos de los últimos lanzamientos de la firma coreana como el XCeed, el Niro, el e-Soul o el Sorento. Y es que la popularización de los smartphones ha demostrado que el mundo está cada vez más conectado. Convivimos con servicios digitales que nos ofrecen ayuda, información y entretenimiento a todas horas.

Este fenómeno se ha trasladado a los coches (no hay más que ver cómo ha evolucionado su publicidad), y al igual que muchos otros fabricantes, Kia quiere hacerse con un buen cacho de la tarta invirtiendo en el medio de transporte completamente conectado. El sistema telemático UVO Connect conecta a los conductores a la red para proporcionarles información en tiempo real a través de una pantalla táctil, bien la que está en el salpicadero del coche o la del móvil.

La idea se basa en tres pilares. El primero de ellos es la mencionada pantalla del sistema de infoentretenimiento, que tiene una conexión múltiple mediante Bluetooth permitiendo así la compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto. El segundo es el servicio “Kia Live”, el cual pone a disposición una tarjeta SIM propia en el vehículo para recabar y actualizar información en directo. Y el tercero es la aplicación “Kia UVO”, compatible con smartphones Android y Apple.

Eso permite trasladar al coche contenidos de nuestro dispositivo y realizar operaciones remotas para activar distintas funciones como, por ejemplo, planificar una ruta sentado en el sofá de casa y programarla antes de afrontar el viaje. También se puede indicar la temperatura a la que queremos que esté cuando vayamos a utilizarlo. Otras funcionalidades muy útiles incluyen ver si te has dejado las luces encendidas o las puertas abiertas, o localizar dónde aparcaste el coche.

Al igual que mucho ordenadores de a bordo de última generación, la tecnología UVO Connect también sirve para aprender cómo conducimos (o cómo lo hacen los demás si lo cogen varias personas). Se pueden consultar los datos de las rutas que has hecho, recibir las notificaciones del mantenimiento programado o consultar desde el móvil el porcentaje de batería que queda y el tiempo que se tardaría en cargarse en caso de que tu Kia se un modelo eléctrico o híbrido enchufable.

Una de las mayores ventajas de la pantalla del habitáculo es su configuración dividida, donde los usuarios pueden ver, al mismo tiempo, diferentes datos del vehículo y una serie de widgets. Imagina un viaje en familia y que cada uno quiere una cosa. De forma paralela, el conductor puede seguir las indicaciones del navegador o controlar el flujo de energía en el sistema de propulsión, a la vez que los pasajeros eligen la música o consultan la previsión meteorológica.

Fuente: Kia

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta