Junto a modelos como el Ferrari LaFerrari, el Lamborghini Veneno y el McLaren P1, había un cuarto pretendiente al trono del mejor superdeportivo del Salón de Ginebra. Recién llegado del norte, de las frías tierras suecas, Koenigsegg tenía preparada una sorpresa para celebrar sus cien coches fabricados: este Koenigsegg Agera S Hundra (Hundra significa cien en sueco, precisamente).

Se trata de un automóvil único basado en el Agera S, que incorpora extravagancias como inserciones de oro de 24 kilates en su carrocería de fibra de carbono y el interior. El resplandor del metal precioso contrasta con la oscuridad profunda de la fibra de carbono, que se ha utilizado hasta en las llantas de aleación.

Pero lo mejor del Koenigsegg Agera S Hundra es que bajo esa vestimenta imperial hay miga. Este superdeportivo monta un motor V8 de 5 litros de cilindrada, que emplea dos turbocompresores y rinde una potencia de 1.044 CV. Su cifra de par también alcanza los cuatro dígitos (1.000 Nm) y toda la fuerza se deriva a las ruedas traseras a través de una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades, complementada por un diferencial electrónico.

No esperábamos menos. Koenigsegg comenzó hace diez años con un objetivo entre ceja y ceja: crear el mejor y más rápido deportivo del planeta. Las cifras estratosféricas que alcanzan sus coches han quedado plasmadas en el libro Guiness de los récords cuando un Agera R realizó un 0-300-0 km/h en 14,53 segundos (esta cifra luego sería batida por un Hennesey Venom GT).

Cada caballo del coche sólo tiene que mover 1,24 kilos, así que imaginamos que circulará, sino tan bien como el Agera R capaz de riculizar a Ferraris, de forma muy agil. Pero este “one off” solamente podrá hacer feliz a una persona. De ahí que Koenigsegg no se ha olvidado de sus seguidores en la celebración de sus 100 unidades producidas en 10 años de historia, y ha preparado para ellos un libro titulado De 0 a 100 en diez años.

En sus 300 páginas este libro repasa la primera década de la historia de la marca, desde que empezó a fabricar sus modelos de forma artesanal en un hangar. A lo largo de este periodo ha conseguido numerosos premios y galardones, y ha visto como su familia crece hasta contar con 50 empleados, entre diseñadores e ingenieros. Un libro muy especial que podrá encargar mandando un correo al siguiente email: zerotohundred@koenigsegg.com

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

Fuente: Koenigsegg

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta