Parece que el Dieselgate sigue dando coletazos y trayendo de cabeza al Grupo Volkswagen. Aunque ya han pasado más de dos años desde el escándalo y se ha dado solución a las mecánicas afectadas, parece que algunos vehículos siguen incumpliendo la normativa de emisiones. La última noticia ha sido que 127.000 Audi han sido llamados a revisión a nivel mundial por el mismo problema que afectó a millones en 2015.

Esto ha sido descubierto por la KBA alemana, organismo homólogo a nuestra DGT y que se encarga de la homologación de los coches en dicho país. Tras las primeras investigaciones han estimados que de los 127.000 unidades afectadas, unas 77.600 corresponden a Alemania. Estos vehículos siguen llevando el software que detectaba cuando se estaba pasando el ciclo de homologación (NEDC en este caso) y permitía reducir las emisiones de NOx en dicho momento.

Los ejemplares llamados a revisión llevan el motores diésel de seis cilindros Euro 6, el V6 TDI de 3.0 litros, equipado en varios modelos de la marca. Ha sido detectado en unidades de Audi A4, A5, A6, A7, A8, Q5 y Q7. Todo apunta a que la mayoría de estos vehículos afectados estaban incluidos en la última revisión voluntaria que hizo el Grupo Volkswagen y que incluía a unos 850.000 coches. Aún así sorprende que todavía queden resquicios del Dieselgate.

El organismo regulador alemán no va a tolerar que esto siga pasando y ha amenazado a la marca de los cuatro aros con retirar la homologación al nuevo Audi A8 (que también incluye en su gama el V6 3.0 TDI). La KBA también ha dicho que la marca tiene 18 meses para contactar con los afectados y solventar el problema. Veremos como se enfrenta Audi a esta cuestión, que parece una mancha más en la reputación de la marca y de las mecánicas diésel, en un momento en el que los gasolina ya lideran en ventas.

Fuente – KBA / Bild

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta