Porsche es una marca que siempre se ha caracterizado por su deportividad. Sus años en la competición han ayudado a desarrollar modelos muy rápidos y efectivos. Aunque en los tiempos que corren la tendencia es poner más caballos antes de rebajar el peso, hubo otra época en la que la báscula importaba y mucho. Por eso os traemos una lista que recoge sus modelos más ligeros jamás producidos.

5. Porsche 911 Carrera RS 2.7 Sport – 975 kg

El Porsche 911 Carrera RS 2.7 Sport se ha convertido en el ‘nueveonce’ más codiciado en la actualidad. No le faltan motivos, ya que se trata de una de una versión más radical y con vistas en la competición. Este modelo ‘Sport’ también era conocido como ‘Lightweight’ debido a su reducido peso de 975 kg, unos 100 kg menos que el normal. Este ‘cola de pato’ llevaba un motor bóxer de seis cilindros y 2.7 litros que desarrollaba 210 CV. Aunque nos encanta este ejemplar, abrimos paréntesis para decir que en esta posición podría haber ido el Porsche 917K con sus 800 kg de peso.

4. Porsche 906 Carrera 6 – 675kg

El Porsche 906 Carrera 6 es otro de los ligeros de la lista. Apodado el ‘cisne blanco’ por sus líneas curvas y la apertura de sus puertas, contaba con una construcción ligera (chasis tubular y carrocería de fibra de vidrio) que le permitía pesar solamente 675 kg. Aunque por su aspecto pudiera parecer que se trataba de un ejemplar exclusivo para la competición, lo cierto es que se matricularon algunas unidades para cumplir con la homologación de la FIA. Montaba un motor bóxer de seis cilindros y 2.0 litros que desarrollaba 200 CV.

3. Porsche 356 SL – 640 kg

El Porsche 356 fue el primer automóvil que la marca producía en serie. Justo después de la Segunda Guerra Mundial comenzaba la andadura, tomando la plataforma del Beetle, que había sido creado por el propio Ferdinand Porsche. Este modelo fue empleado en la competición, haciendo varias versiones interesantes. Una de ellas es este Porsche 356 SL, cuyo nombre quiere decir ‘Sport Light’. Con sus 640 kg y un pequeño motor de 70 CV fue el primer ganador de la marca en Le Mans.

2. Porsche 718 Formel 2 – 456 kg

Pues sí, la marca alemana ya había utilizado esta denominación antes que en los actuales 718 Boxster y Cayman. El Porsche 718 Formel 2 fue uno de los ejemplares de competición que surgió del pequeño Porsche 550. Éste en concreto se trató de un monoplaza para la Fórmula 2 que destacaba por sus dimensiones contenidas y por un peso de solo 456 kg. Entregaba apenas 150 CV y logró buenos resultados en la competición.

1. Porsche 909 Bergspyder – 384 kg

El Porsche 909 Berspyder tiene el privilegio de ser el coche más ligero hecho por la marca. En la década de los 60 querían seguir ganando competiciones de ascenso (algo que ya habían conseguido con el 910) y Ferdinand Piech se lo tomó bien en serio. El resultado fue un vehículo que evitaba el uso de metales para no incrementar su peso, aluminio para el chasis, fibra de vidrio para la carrocería y se dejaba lo estrictamente necesario. Este ejemplar pesaba 384 kg y gracias a un motor V8 de 2.0 litros con 275 CV, era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 2 segundos.

Fuente: Porsche

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta