La alta contaminación en Madrid es un tema que trae de cabeza a políticos y a ciudadanos. Los primeros intentan aplicar soluciones correctas al problema y los segundos sufren las restricciones que se están llevando a cabo. Las últimas medidas que podemos nombrar son el Plan Azul +, el cierre del tráfico al centro de la ciudad a partir de 2018 o los “radares de emisiones“. Pero ahora se está planteando una medida más drástica, ante la presión de la Unión Europea por los altos niveles de NO2.

La capital española se está planteando prohibir la circulación a todos los coches que no tengan la etiqueta medioambiental de la DGT, en episodios de alta contaminación. Esto afecta a todos los vehículos de gasolina matriculados antes del año 2000 y a los diésel de antes de 2006. En Madrid se calcula que hay casi 1,8 millones de coches que se quedaron fuera del etiquetado de la DGT y por lo tanto no han recibido pegatina.

La prohibición de la circulación de estos vehículos se haría en el centro de la ciudad, la zona interior a la M-30, al igual que el resto de restricciones. En principio, solamente se haría efectiva en el momento que se activase el escenario 2 de contaminación, por el cuál ya se prohibía el aparcamiento a vehículos no residentes (excepto etiquetas Cero y Eco). Se extendería, por supuesto al tercer escenario, sustituyendo la medida que ya se restringe la entrada de vehículos por matrícula par o impar.

Pero además, hay algunas novedades en el protocolo anticontaminación. Hasta ahora se activaba si dos estaciones de una zona superaban los 180 microgramos de dióxido de nitrógeno (NO2) durante dos horas. Ahora también se plantea la activación con tres estaciones de cualquier zona superen los 180 (preaviso) o los 200 (aviso) microgramos de NO2 durante tres horas. Tras tres días de activación se pasaría al escenario 3 y posteriormente al 4, si se supera el límite de 400 microgramos que estipula la Unión Europea.

Como decíamos al principio, esta medida se encuentra todavía en fase de estudio. Es probable que en verano se apruebe un primer borrador, que podría ser muy parecido a lo planteado. Con la prohibición de la circulación a vehículos sin pegatina ambiental se estima que se podría reducir un 17,7 % la circulación en la ciudad y hasta un 33,2 % las emisiones del tráfico en una situación de escenario 3.

Fuente – EFE

1 COMENTARIO

  1. Se están empeñando, no se quien, ni por qué, en anular los diesel. Y los camiones y los aviones y las calefacciones y los trenes de gasoil ???? Y en el mar….. los barcos ???

Deja una respuesta