El nuevo Clase S no es solo una cara renovada, representa una filosofía técnica y de ingeniería completamente diferente al modelo al que reemplaza. Ahora se basa en la electrificación, en la digitalización y en la conectividad, aunque dentro de los valores tradicionales de rendimiento, comodidad y refinamiento del buque berlina insignia de la marca. Junto a los clásicos motores de gasolina y gasóleo, hay una nueva versión hibrida enchufable bajo el nombre de Mercedes-Benz S 580 e.

El Mercedes-Benz S 580 (W223) utiliza el mismo motor de seis cilindros en línea de 3.0 litros (M256) que ya se encuentra en el S 450 y S 500. Sin embargo, en lugar de una potencia de salida estándar de 435 CV y 520 Nm, un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes montado en la caja de cambios aporta una potencia máxima de 150 CV que, impulsado por una batería de 28,6 kW (21,5 kWh utilizables), eleva la potencia total hasta los 510 CV y 750 Nm, además de proporcionar una autonomía de eléctrica de 103 kilómetros (WLTP).

Un cambio automático de nueve velocidades (9G-Tronic) será el encargado de dirigir la fuerza al eje trasero o a las cuatro ruedas a través del sistema de tracción total de la casa (4MATIC). el S 580 e puede alcanzar “más de 140 km/h” solo con el motor eléctrico, mientas que la velocidad máxima con ambos propulsores funcionando es de 250 km/h, limitada electrónicamente. Entre los modos de conducción disponibles, hay uno llamado Battery Level que evita que la batería quede por debajo de un determinado nivel de carga.

En cuanto a lo referido a las recargas, la marca alemana ha instalado a bordo de su súper berlina un cargador de 11 kW, más potente que el del Mercedes-Benz EQC, así como la posibilidad de hacer este proceso con una carga rápida CCS de 60 KW. A través de ella, se podrá hacer la carga completa en media hora. Pasando a los consumos, como uno puede esperar, homologa un promedio de entre 0,8 y 1,3 l/100 km, y aunque la cifra de emisiones aún no se ha emitido, cumple con los requisitos del distintivo medioambiental CERO de la DGT.

Mercedes-Benz también ha rediseñado la suspensión posterior para hacerla más compacta con la intención de ganar espacio para la batería y el depósito de combustible. El resultado es que su altura es 27 milímetros inferior, el depósito es nueve litros más pequeño que las versiones no híbridas (de 67 litros) y el espacio de carga también se ve algo reducido, aunque la compañía con sede en Stuttgart aún no ha mencionado cuanto exactamente (550 litros de estándar). Lo que no cambiarán serán las amplias posibilidades de equipamiento.

A la venta desde verano de 2021, el Mercedes-Benz S 580 e se ofrece con la carrocería corta y larga (5,18 y 5,29 metros de longitud respectivamente). Como rivales directos contará con el Audi A8 60 TFSI e, el BMW 745e y el Porsche Panamera 4 E-Hybrid; todo queda en casa.

Fuente: Daimler

Galería de fotos:

Ver galeria (40 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta