Opel ha ido experimentando algunos cambios desde su entrada en el Grupo PSA. Ahora están siguiendo el plan estratégico Pace! en el que se se apuesta por la electrificación y por los modelos de volumen con el objetivo de ser una marca más rentable. Una de las medidas que se ha ido comentando es la posible reducción del número de modelos, algo que ahora ha sido confirmado. Os contamos como será la reestructuración de la gama Opel.

Empecemos por las despedidas. La marca alemana eliminará sus dos modelos de menor tamaño. Los Opel Karl y Opel Adam no tendrán ningún reemplazo y desaparecerán en 2019, cuando termina su ciclo comercial. Ambos han sido considerados como vehículos de poco volumen y que no contribuyen al cumplimiento de los objetivos de emisiones. La misma suerte correrá el Opel Cabrio (Cascada en otros mercados), al que tampoco encontraban demasiado sentido.

A la par que se retiran estos tres el año que viene, habrá una importante ofensiva de producto que tendrá su culmen en 2020. Ese año llegará la nueva generación del Opel Corsa en su versión eléctrica, el primero de este tipo en la marca del rayo. Por otro lado, dicho año se renovará el Opel Vivaro en sus versiones comercial y de transporte de pasajeros. Un sucesor para el Opel Mokka X también estará listo para 2020.

La apuesta por los SUV es clara y Opel quiere que representen el 40 % de sus ventas en 2021. Un crecimiento importante si tenemos en cuenta que actualmente representan un 25 %. La electrificación también tendrá un papel importante y lo veremos con el Corsa eléctrico y también con el Opel Grandland X PHEV que llegará en 2019. Para 2024 se pretende tener una versión electrificada de cada uno de los modelos de Opel.

Fuente: Opel

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta