Tras conocer el Rolls Royce de Brigitte Bardot y el Fiat Shellette de Philippe Starck hemos continuado nuestra búsqueda de coches especiales que saldrán a subasta en la subasta que que se celebra el próximo 7 de febrero en el Salón Retromobile de París. Y hemos encontrado uno muy especial, que perteneció a Steve McQueen, uno de los actores de Hollywood que mantuvo una relación más apasionada con el mundo del motor

Entre los vehículos de Steve McQueen sabemos que se encontró este singular Packard Type 120 Cabriolet, también conocido como One-Twenty  (tal y como atestiguan Terry y Chad McQueen, hijos de Steve y su primera esposa Neil Adams. En la documentación que se adjunta en la subasta) vio la luz por primera vez en el año 1935, equipado con un formidable motor de 8 cilindros en línea, y nada menos que 4,6 litros de cilindrada, que entregaba una potencia de 120 CV.

Packard_Type_120_Cabriolet_Steve_McQueen_03.jpg.pagespeed.ce._G4Mx5WvWwEn noviembre de 1984, el coche se puso a la venta en una famosa subasta (la Steve McQueen Estate Auction), llevada a cabo en el casino Imperial Palace de Las Vegas, donde fue adquirido para una importante colección privada belga, en la que ha permanecido hasta ahora.

Este coche, nacido en la mítica fábrica de Packard de Detroit que un español quiere restaurar, ha estado registrado en Bélgica desde 1992. En 2012, el coche recibió numerosos tratamientos cosméticos y mecánicos para que luzca como el primer día. Se ha instalado una nueva capota, se han pulido todos los cromados, se ha revisado su motor a fondo y renovado los frenos por completo.

Packard_Type_120_Cabriolet_Steve_McQueen_05Así, el coche luce precioso, con sus característicos cromados impecables que contrastan con su preciosa pintura color beige. El interior tiene un hermoso tapizado de cuero marrón, con su volante original en color marfil original de tres radios(dos de ellos, curiosamente curvado).

Sus vendedores aseguran que un coche como el Packard Type 120 Cabriolet tienen un mantenimiento muy sencillio y que su robustez y potencia hará que su futuro dueño siempre destaque. Y es que llegar a cualquier lugar en este hermoso representante del típico descapotable de lujo americano, precedido por la majestuosa parrilla de Packard, es toda una garantía de éxito. Que el vehículo tenga tan ilustre procedencia hace que sea aún más especial… De ahí que se espera que alcance un valor de venta comprendido entre los 80.000 y los 140.000 euros.

Fuente: Artcurial
Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta