Últimamente vemos muchos lanzamientos donde se habla de la tecnología Mild Mybrid. Puede que no lo parezca, pero estos sistemas de 48 V son una solución bastante inteligente destinada a hacer que los nuevos coches sean medioambientalmente más sostenibles. Aunque en algunos casos es una maniobra de marketing para conseguir la etiqueta ECO, la tecnología de 48 V tiene muchas ventajas.

Su aplicación es relativamente económica y se adapta con facilidad a los vehículos ya existentes, aunque de momento abundan en los modelos de gama alta, especialmente dentro de la oferta de Audi y Mercedes. Dentro del mercado generalista, tan solo Suzuki lo integra en varios de sus modelos con versiones SHVS (Swift, Ignis y Baleno), Renault en el Scenic, Kia en el renovado Sportage y, próximamente, Hyundai en el Tucson.

Además de proporcionar una unidad híbrida que ayude a mejorar la eficiencia del motor de combustión interna, los sistemas de 48 V pueden realizar otras tareas dentro de árbol tecnológico del coche que, anteriormente, utilizaban energía creada a partir de la quema de combustible. ¿Ventaja para los fabricantes de automóviles y el usuario? Este sistema está clasificado como de bajo voltaje y seguro.

Cualquier cosa por encima de los 60 V en un coche se considera de alto voltaje, lo que implica que es mucho más costoso que uno de bajo voltaje. Muchos sistemas de seguridad, de los componentes que transmiten la energía del motor a las ruedas y el cableado pesados involucrados en un sistema de alto voltaje contribuyen a un precio de venta más alto, ya sea de 60 u 800 V.

Dado que la potencia (vatios) deriva del voltaje y la corriente (amperaje), aumentando cualquiera de las magnitudes, la potencia de salida del motor también se eleva. Pero incrementar el amperaje requiere de cables más gruesos, más pesados y más caros si se busca reducir la resistencia eléctrica, mientras que el uso de un voltaje más alto y una corriente más baja no.

Si las arquitecturas Mild Hybrid de 48 V están cada vez más en apogeo en el mundo de la automoción es debido a que el consumo eléctrico de estos coches ha aumentado motivado por los complejos sistemas de infoentretenimiento, de conectividad, navegación y decenas de sistemas de asistencia a la conducción. Las cámaras, radares, sensores y todos los sistemas eléctricos adjuntos a ellos, necesitan más energía que la que puede ofrecer un sistema de 12 V.

Algunos de los trabajos que realiza el motor también son relevados por esta tecnología, como alimentar las bombas del agua, el aceite y la calefacción, o el compresor del aire acondicionado. Todo eso va en contra del ahorro de combustible, quedando estos menesteres reservados al sistema eléctrico de 48 V. Si se asocia a una caja de cambios automática, pueden funcionar con el motor apagado haciendo los arranques y detenciones más suaves.

Si el bloque de combustión deja de funcionar unos metros antes de parar por completo el vehículo, también se consigue ahorrar algo de combustible. En caso de los coches movidos por gasóleo, la entrega de potencia resulta más instantánea al reducir el retraso del turbocompresor. Sin embargo, también hay algunas limitaciones. Al ser un sistema de bajo voltaje, la tecnología de 48 V no ofrece demasiada potencia extra.

Hasta ahora, la potencia máxima que se ha conseguido extraer de un sistema Mild Hybrid ha sido de alrededor de 12 kW, unos 16 CV. Al contrario que un sistema de alto voltaje donde el motor eléctrico puede sustentarse por sí mismo sin el propulsor térmico, los sistemas de 48 V pretenden sobre todo aumentar l potencia instantánea y recuperar parte de la energía gastada mientras se circula con el coche.

De todas formas, la tecnología avanza a pasos agigantados. Continental AG anunció hace unas semanas sistema de 48 V capaz de producir 30 kW (41 CV). Ese aumento de potencia significa que será posible conducir de forma 100% libre de emisiones en distancias cortas, como si de u híbrido al uso se tratase. La posibilidad de destinar este sistema a más vehículos y scooters urbanos cada vez es más realista.

Fuente: Tecvolución

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta